Análisis de Gears 5 – Lidiando con las consecuencias

La espera se hizo larga, pero finalmente llegó a mis manos Gears 5. Tras un maratón preparativo que me llevó por Gears of War 1, 2, 3, 4 y Judgments, precuela del primer título, estaba listo para lo que me pudiese deparar Gears 5. Ahora, tras completar la campaña y pasar unas cuantas horas matando enemigos en el multijugador, suelto mi Lancer y me limpio la sangre de mis enemigos para traeros el análisis de Gears 5. Como veterano de la saga Gears of War estoy muy emocionado, pero… ¿Está Gears 5 a la altura de la leyenda de Gears of War?, ¿Puede situarse junto a sus hermanos de saga como un igual? ¡Vamos a verlo!

Gears 5 – La saga continúa

Gears of War es una saga de videojuegos de disparos en tercera persona, esencialmente lineales y narrativos, y con fuertes componentes de violencia y gore. Sus modos campaña están divididos en Actos, que a su vez tienen capítulos, y pueden jugarse por independientes una vez completados. Además, se puede jugar de forma cooperativa y poseen multijugador, el clásico modo Horda y el nuevo Escape son ejemplos.

Gears of War nos sitúa en un mundo en el que la humanidad lleva décadas en guerra consigo misma y contra otras especies, como son los Locust y el Enjambre, entre otros. Una de las marcas representativas de la franquicia son sus brutales ejecuciones.

Narrativa – Consecuencias

Todos los títulos de Gears of War han sido continuistas con respecto a la narrativa. La trilogía principal (Gears of War 1, 2, 3) sentó unas bases que luego Judgments, Gears 4 y ahora Gears 5 han mantenido y seguido. Si pudiésemos resumir en una palabra la narrativa de Gears of War y en especial la de Gears 5 sería: Consecuencias. Gears of War 1 y Gears 4, primeros juegos de las dos generaciones actuales en la saga, presentan una serie de decisiones, que tienen consecuencias. Estas consecuencias son las que vemos en Gears of War 2, 3 y Gears 5, incluso en Gears 4 con respecto a la trilogía inicial.

La campaña se conforma de 4 actos con 4-5 episodios cada uno. Podríamos decir que Gears 5 fluye y se mantiene conservador: Desarrolla las acciones de Gears 4 y vivimos sus consecuencias. La estructura de la narrativa resultará familiar a los veteranos de la saga y podemos dividirla en dos: Narrativa de la guerra y narrativa personal, que tiene que ver con los personajes. Aunque suelen ir entremezcladas, The Coalition sabe cuando desnivelar y nivelar la balanza entre ambas.

Gears 5 queda lejos de ser un shooter arcade del montón y no cae en la “narrativa como excusa”

The Coalition tiene muy claro por qué son famosos los Gears of War: Tiroteos frenéticos y brutales, armas que pueden catalogarse como maquinaria pesada y violencia, ¡Mucha violencia! Sin embargo, en Gears 5 han querido ir un paso más allá con la narrativa e intentan ofrecer una experiencia más profunda a través de los coleccionables, diálogos y las cinemáticas, que son más numerosas que en anteriores Gears. Incluso nos permiten tomar decisiones, que en alguna ocasión me han puesto entre la espada y la pared.

La narrativa luce espectacular por el desarrollo de personajes como Kait y JD, el avance del mundo tras las guerras y la información que transmiten los diálogos durante el gameplay. Además, tiene muy en cuenta las acciones de los anteriores Gears por muy nimias que os parezcan: Cuando revisitamos sitios del pasado, las consecuencias de las acciones de otros personajes pueden verse. Sin embargo, no todo es bueno…

El gran error de Gears 5: Vacíos

Lo que podría haber sido una narrativa excelente, queda en una buena narrativa. ¿Por qué? Gears 5 abandona el sistema lineal y apuesta por el mundo abierto para los Actos 2º y 3º. En estos Actos el mundo se expande y podemos explorar y hacer misiones secundarias. Más adelante comentaré el diseño de estas zonas y qué suponen para la jugabilidad y el ritmo del juego. Esta decisión supone también un duro golpe para la narrativa.

Podemos clasificar los Actos 1º y 4º como los más fuertemente narrativos, seguido por la fase final del 2º y terminando por el insustancial 3º. Lo que deja a Gears 5 con algo menos de la mitad del juego de narrativa vacía, insustancial y podría resolverse en una hora. Este tiempo podría haber sido invertido desarrollar más el personaje de Kait (que termina quedando eclipsada por la trama de la guerra), las relaciones entre los personajes del equipo e incluso rememorando momentos del pasado.

Jugabilidad – Puro Gears of War

La jugabilidad es lo que realmente define y distingue los Gears of War, y no es descabellado decir que es una de las mejores sagas de shooters de la historia del videojuego. A lo largo de los años se ha mejorado la jugabilidad con respecto a su fluidez, se han añadido mecánicas, armas y ejecuciones, e incluso Gears 5 va un paso más allá. La principal novedad de Gears 5 en el apartado de la jugabilidad tiene nombre: Jack. El simpático robot que hasta ahora nos acompañaba para abrir puertas y hackear terminales, ahora también toma un papel más activo durante los tiroteos.

Jack ahora se convierte en nuestro mejor aliado, pues nos aportará una serie de habilidades decisivas para el campo de batalla. Estas habilidades van desde un escudo, pasando por invisibilidad y vida, hasta minas electromagnéticas. Jack y su árbol de habilidades aportan un pequeño componente rolero y supone el mayor acierto de The Coalition en términos de novedades. De hecho, en cooperativo 2 amigos manejarán a los personajes y un tercero podrá manejar a Jack, lo que obligará a los jugadores a estar mucho más compenetrados.

Hablemos de la maquinaria pesada: Las armas

El gunplay de Gears of War ha cambiado en Gears 5. Ahora tenemos como mira HUD un círculo con un punto en medio. La primera bala irá donde apuntemos, pero a medida que apretemos el gatillo, el círculo se abrirá y las balas se dispersaran por el mismo. Además, las armas ahora poseen un mayor retroceso y se sienten muy tocas, verdaderamente sientes que estás manejando ando algo pesado y que impacta en tu hombro con cada bala que expulsa. Aumenta la contundencia de las armas, aspecto que enamoró a todos los fans en anteriores títulos y que me ha conquistado de nuevo.

Por otro lado, el número de armas no solo se ha mantenido, sino que ha aumentado. A su vez, cada arma posee al menos 2 o 3 animaciones para ejecutar a los enemigos, una mecánica que ha distinguido a Gears of War del resto de shooters existentes y que se ha convertido en marca identificativa. Fuera del modo campaña podremos personalizar las armas con pinturas.

El gran error de Gears 5: Perdiendo el ritmo

Quienes hayan visto mis anteriores análisis de Rage 2 y Wolfenstein: Youngblood podrían llamarme repetitivo. El ritmo es uno de los aspectos más importantes de un videojuego, ya hablemos de la narrativa o el gameplay. Ya sabéis cuál es el gran error de Gears 5: El mundo abierto de los Actos 2º y 3º. Gears of War se distingue de ser un shooter frenético, brutal y que no da ni un respiro al jugador. De hecho, empatizamos más con los Gears gracias a esto.

Los Actos 2º y 3º son una bola de demolición para el ritmo del juego. Destrozan completamente el ritmo frenético y obligan al jugador a pasar horas en el esquife, un vehículo impulsado por viento que nos permite desplazarnos por las zonas abiertas. Por un lado, el apartado gráfico y la conducción del esquife hacen que la experiencia sea sorprendente y divertida… Los primeros 10 minutos. Tras este tiempo, los viajes entre puntos son el anticlimax por excelencia. Estas zonas abiertas no aportan gran cosa a la historia y además nos enfrían el mando/teclado y ratón.

Lo único que justifica estas zonas abiertas son las mejoras de Jack, que las encontraremos en distintas misiones secundarias repartidas por el mapeado. Sin embargo, pienso que los Actos 2º y 3º podrían haber sido lineales y estos componentes podrían haber estado escondidos en habitaciones secretas. Ni la historia ni el gameplay se habrían visto resentidos.

Otro de los aspectos negativos de Gears 5 es el absurdo comportamiento de la IA, algo que lleva arrastrando la saga desde el primer título. Los jugadores que decidan jugar en solitario verán cómo en muchas ocasiones sus compañeros IA deciden quedarse quietos en la retaguardia o atascados en cualquier superficie. Tampoco correrán a nuestro auxilio si caemos heridos, se limitarán a llegar andando mientras disparan. En ciertas ocasiones necesitamos de su ayuda para pasar una puerta o levantar algo, y pueden tardar hasta 5 y 10 segundos en llegar. Gears of War NECESITA invertir en IA.

En general, la jugabilidad de Gears 5 en los Actos 1º, 4º y en las estancias del 2º y 3º es lo que se espera de un Gears of War: Frenética, brutal y violenta a partes iguales. Cada combate puede ser el último. La victoria no es una elección y hay que conseguirla aunque implique usar los puños.

Apartado gráfico y rendimiento – Un regalo para la vista

Si hay dos cosas de las que no tengo quejas en Gears 5 es del apartado gráfico y el rendimiento. Gears 5 luce un apartado gráfico cargado de detalles que rozan lo enfermizo. El videojuego nos ofrece escenarios suficientemente variados para apreciar todos sus detalles: El comportamiento de la luz y las partículas, el modelado de algunos escenarios… Visitamos bosques, ciudades, ruinas antiguas y zonas nevadas y desérticas. Andando por las casas de las ciudades podemos ver el detalle que se ha puesto a cada rincón o cómo la luz entra por los escombros, mientras cae el polvo levantado por las explosiones o el viento arrastra la nieve o arena del desierto.

En la zona nevada y desértica se puede apreciar el camino que dejas al andar o pasar con el esquife. Lo más alucinante de todo es que al volver al esquife, puedes guiarte por las marcas que dejaste en un principio, ¡Porque seguirán ahí! El apartado gráfico de Gears 5 es una delicia para los ojos. Por otro lado, el rendimiento es sencillamente sublime. Solo he podido ver algunas caídas de FPS en cinemáticas, pero nada más trascendental y mucho menos que afecte al gameplay.

Ciertamente cuesta apreciar todo esto cuando estás de tiroteo en tiroteo, por eso doy un pequeño voto a las zonas abiertas

He dejado claro que las zonas abiertas le han hecho más mal que bien a Gears 5, pero esto no implica que no hagan algún bien. Lo bueno de estas zonas es que nos permiten parar y apreciar el apartado gráfico sin miedo a que nos acribillen a tiros. Aunque se podría haber conseguido igualmente con alguna estancia abierta, estas zonas sin duda maravillarán a cualquier persona que decida mover la cámara y mirar su alrededor.

Hablemos del diseño. Las zonas abiertas y sus misiones están muy bien diseñadas a nivel de jugabilidad. No hay gran cosa que hacer entre objetivos y solo podremos mirar, pero no nos hace perder el tiempo como en otros juegos del estilo. Me explico: Las misiones secundarias están dispuestas de tal modo que pillan de camino. Un par sí que requieren un desvío leve, pero por regla general tendremos que pasar más o menos cerca de todos los puntos secundarios para ir al objetivo principal. Algo bueno tenía que haber.

Modo multijugador – Horda y Escape

He dedicado gran parte del análisis a hablar de la campaña de Gears 5, que es el pilar principal del videojuego. Sin embargo, hay vida más allá de la campaña. Gears 5 posee diferentes modos multijugador cooperativo y PVP. En relación a los modos PVP de enfrentamiento no hay mucho que decir, pues son bastante conservadores con respecto a anteriores títulos. Donde residen las novedades es en los modos cooperativo Horda y Escape.

Horda

El modo Horda es uno de los modos más famosos de Gears of War. No tiene mucha ciencia: Aguanta oleadas de enemigos con los recursos que tengas a mano. A más oleadas, más dificultad. Este modo ha ido evolucionando con la saga, pero en Gears 5 sin duda ha dado un salto de gigante. El modo Horda ha vuelto más fuerte que nunca con una cantidad de novedades que darían para una publicación independiente. Lo más relevante son los puntos calientes, que ahora nos aportarán más energía para el grupo, lo que nos dará acceso a mejores armas, más munición y mejoras para el entorno.

Otro aspecto relevante de este modo Horda es que podemos mover el arcón que usamos para conseguir mejoras, algo que nos permitirá cambiar los puntos de defensa y elaborar nuevas estrategias en cualquier momento del combate.

Escape

Escape es la gran novedad de Gears 5. La mecánica es sencilla: Un escenario lineal lleno de enemigos, una bomba de gas y tres Gears que deben escapar antes de que el gas les alcance. Por el camino tendremos mucha resistencia, pocas balas y unas habilidades que tendremos que gestionar correctamente. Si hacemos todo como debemos, alcancemos el final y sobreviviremos. Todo esto, tanto en el modo Horda como Escape, con una variedad de dificultades que van desde la estándar a una tan hardcore que afecta a la recuperación de vida y la fuerza de los enemigos.

Conclusiones – Excelente pese a todo

Gears 5 es un excelente shooter pese a los dos fallos que he comentado: Las zonas abiertas y una IA que no parece avanzar con el resto de mejoras de la saga. Estos fallos no lo convierten en un mal juego, sino en un juego que podría haber sido mucho más profundo y frenético. Ahora que llegamos al final de esta batalla, toca responder a las dos preguntas que he planteado al comienzo del análisis: ¿Está Gears 5 a la altura de la leyenda de Gears of War?, ¿Puede situarse junto a sus hermanos de saga como un igual? Sí y sí.

La mayoría de los aspectos en Gears 5 son más que positivos, incluso he logrado encontrar cosas positivas en aquellas que considero negativas. Gears 5 cumple y supera lo que se espera de un Gears of War. Al final, todos/as nos quedamos con ese sentimiento general que ha predominado durante toda la experiencia y el mío ha sido el mismo que en anteriores entregas: La lucha por vencer aunque todo esté perdido. La voluntad que nos impulsa a seguir adelante, la rabia que nos permite matar a un enemigo aunque sea golpes para conservar la vida o cumplir nuestro objetivo.

Gears of War es la lucha constante contra el caos, la desolación y la muerte. Somos piezas de una maquinaria que lucha por sobrevivir a cualquier precio y que combate la destrucción con destrucción. Y en este círculo giran los engranajes Gears of War: Luchamos hoy para afrontar las consecuencias de los errores del ayer. Gears 5 nos vuelve a enseñar que la guerra es cruel, brutal y siempre tiene un precio; que nuestras acciones tienen consecuencias y que estamos condenados a repetir nuestros errores en este mundo loco (Mad World).

Hemos jugado a Gears 5 en Xbox One gracias a una copia digital ofrecida por Microsoft.

Reseña
  • Gears 5
    9Valoración Final

    Gears 5 es la nueva apuesta de The Coalition para la saga Gears of War. En esta ocasión exploramos la historia del Kait en busca de su pasado e identidad. En el camino nos toparemos con muchos obstáculos que tendremos que eliminar a base de disparos, golpes y explosiones.

    • Historia
    • Jugabilidad
    • Graficos
    • Sonido
CONCLUSIÓN
    • DESTACAMOS
      • Historia emocionante, continuista y llena de detalles
      • Mantiene la jugabilidad de la saga y la mejora con nuevas mecánicas
      • Apartado gráfico y rendimiento impecables
    • A MEJORAR
      • Las zonas abiertas destrozan el ritmo de la narrativa y el gameplay
      • La IA sigue estando al mismo nivel que la del primer Gears of War
      • La banda sonora pierde peso con respecto a anteriores entregas
Dejar un Comentario

Newsletter
Login
Loading...
Sign Up

Nuevo miembro no permitido

Loading...