Análisis de Rage 2 – Un mundo lleno de armas y locos

¿Alguna vez os habéis parado a apreciar la belleza de un yermo post-apocalíptico?, ¿La quietud y el silencio de un mundo antaño lleno de ruido y en constante movimiento?, ¿La sutil belleza de las estructuras abandonadas tras el apocalipsis? ¡Yo no! Y vosotros tampoco. No nos engañemos. Fui a Rage 2 a pegar tiros y eso he hecho.

He pasado las suficientes horas en Rage 2 para completar la campaña, desbloquear todos los accesorios y habilidades de muerte y destrucción, y completar el 90% del mapeado. ¡Y vuelvo casi cuerdo para traeros el análisis de Rage 2! Aunque no sé si llegaré cuerdo al final, ¡Vamos allá!

Rage 2 – Caos y locura

Rage 2 es un shooter en primera persona rollo DOOM de mundo abierto, habilidades que son la caña y una selección de armas que nos permitirán despedazar y eliminar a cualquier cosa que se nos ponga por delante. El videojuego ha sido desarrollado por Avalanche Studios e id Software, distribuido por Bethesda y está disponible para PlayStation 4, Xbox One y PC. Para realizar este análisis he contado con la Deluxe Edition y una PlayStation 4 Pro.

A grandes rasgos, Rage 2 es sucesor directo de DOOM, aunque cuenta con un humor y estilo muy Bordelands o Deadpool. ¿Qué pasaría si Deadpool se viese en el mundo de Mad Max: Fury Road? Pues algo por el estilo. Estamos ante un videojuego con muchos pros y contras, y dedicado a un público muy concreto. Rage 2 ofrece una fórmula que funciona, pero constantemente se traiciona a sí mismo. El peor enemigo de Rage 2 es Rage 2.

Narrativa – Una simple y divertida excusa

Desde Avalanche Studios e id Software nos advirtieron desde un principio que Rage 2 no contaría con una narrativa sorprendente. Y así ha sido. La historia es típica, simple y tronchante (en el buen sentido) en momentos puntuales. Podremos elegir el género de nuestro personaje, que afectará solo a nivel estético. Al principio habrá explosiones, muertos y un villano calvo de patas cromadas que se presenta como el más chulo del barrio.

Se nos desvela que solo nosotros podremos eliminar al calvo de patas cromadas y tendremos que buscar aliados. Estos últimos abrirán subtramas, que nos ayudarán a ser más fuertes, haciendo posible que podamos enfrentarnos al nuevo malote del barrio. La trama no tiene más complejidad y es una excusa constante para justificar la acción y el progreso del personaje en la historia.

La narrativa de Rage 2 cumple en términos de entretenimiento y humor, y en ningún momento se toma en serio a sí misma. De hecho, podemos pasar de lo que nos digan los aliados y enemigos, y nuestro personaje en muchas ocasiones dirá cosas como: Sí, sí, lo que tú digas. Yo me voy de aquí.

Jugabilidad – Yo he venido a matar cosas

No es ningún secreto que Avalanche Studios e id Software han apostado todo a la jugabilidad. Rage 2 es sinónimo de acción, frenetismo, fluidez, disparos, explosiones, muertes no naturales por caída de precipicios o impacto de coches volando en la cabeza… En resumen: Rage 2 es sinónimo de caos. La estructura de las misiones y su realización es sencilla: Ve a tal punto, recupera/destruye algo y mata a todo ser viviente. Puedes escuchar la narrativa o saltarla e ir en plan psicópata a matarlos a todos. El resultado es el mismo.

Poseemos diferentes herramientas para perpetuar y aumentar la destrucción que podemos causar. Cada apartado posee sus propios ítems de mejora, que tendremos que conseguir explorando el mundo, realizando las misiones secundarias o erradicando toda vida que se interponga en nuestro camino.

  • Proyectos: Cada aliado nos aportará un proyecto, que contendrá un árbol de habilidades para desbloquear. En total tenemos 3 y cada uno cuenta con sus propias misiones secundarias. A más misiones, más puntos de mejoras. Estas mejoras suelen tener en cuenta el inventario, la cantidad de objetos que podemos fabricar, nuestra vida…
  • Habilidades: Las conseguiremos explorando. Su adquisición no es estrictamente obligatoria, aunque son bastante útiles. Cada habilidad posee un árbol de habilidades que también podremos desarrollar. Estos árboles aumentará el poder, la duración y la cantidad de veces que podemos usarlas.
  • Vehículos: En Rage 2 podemos montar cualquier cosa que lleve ruedas y un motor. Hay una cantidad respetable de vehículos, cada uno con sus características. Por otro lado, nuestro vehículo principal contará con un árbol de mejoras, que aumentarán su vida y el sistema de armamento.
  • Armas: El armamento de Rage 2 es variado, pero no cuenta con una gran cantidad de armas. Cada arma cuenta con un árbol de características que nos permitirán elegir especificaciones y aumentar su potencia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La jugabilidad de Rage 2 es frenética, fluida, divertida y muy satisfactoria. El amplio abanico de posibilidades que aportan las armas y habilidades permiten realizar combos increíbles durante los tiroteos. La conducción de los vehículos es algo tosca, lo que empaña la diversión de las batallas en la carretera. Las misiones no son muy variadas, porque en esencia siempre es lo mismo: Machacar a los enemigos de la localización. Por último, disponemos de una gran variedad de coleccionables, que ampliarán el lore a los jugadores más curiosos.

Rage 2 se traiciona a sí mismo

Uno de los aspectos más importantes en la jugabilidad de un videojuego es el RITMO. Rage 2 se presenta como un juego que instintivamente descarta el freno y te pide acelerar hasta el agotamiento mental. La tendencia natural es hacia el frenetismo. ¿Cómo traiciona Rage 2 esta increíble fórmula? Apretando constantemente el freno a los jugadores. Rage 2 bombardea ininterrumpidamente con tutoriales y logros que congelan la pantalla y rompen el ritmo de juego.

Es comprensible que al comienzo de un videojuego se presenten los tutoriales, sin embargo Rage 2 pasa las primeras HORAS interrumpiendo para darte tutoriales. En ocasiones son tutoriales irrelevantes o muy intuitivos, que tratan al jugador como si fuera estúpido. Por otro lado, al conseguir ciertos objetos importantes (incluso si ya lo hemos conseguido antes) o al completar localizaciones, también nos congela la pantalla para mostrarnos nuestros logros, en ocasiones incluso durante la acción.

Este aspecto no solo entorpece el ritmo del juego, sino que agota al jugador y hace imposible la inmersión. Máxime cuando esto se perpetua durante todo el juego y no hay opción para desactivarlo. La solución hubiese sido mantener únicamente las pestañas que aparecen en la parte inferior-derecha (color aguamarina), que al pulsar la tecla indicada llevan al tutorial. No paralizas el juego ni obstaculizas la vista al jugador, pero ofreces un tutorial.

análisis rage 2

En resumen: Rage 2 cuenta con una jugabilidad increíble, divertida, frenética y llena de posibilidades, pero que se traiciona a sí misma constantemente.

Ambientación, humor y sonido – ¿Ese búfalo me ha mirado mal?

El yermo de Rage 2 hace parecer Disneyland al Salvaje Oeste de las películas. Nos situamos en un yermo post-apocalíptico con una variedad amplia de localizaciones. He viajado por dunas de desiertos, lodazales llenos de basura, ciudades, selva y zonas industriales. Todo esto parece pintar un escenario pesimista, poco colorido y oscuro, sin embargo es todo lo contrario. Las luces de los neones y los colores, en especial el intenso color rosa (¡QUE ESTÁ POR TODOS LADOS!), hacen que el yermo de Rage 2 sea un lugar vivo  y con una apariencia muy gamberra.

Aunque no he podido entrar en todos los edificios que querría y en general el mapa podía estar más vivo, no he dejado de encontrarme lugares curiosos y grupos de enemigos partiéndose la cara en cualquier lugar. El mapa de Rage 2 no es muy grande, así que todas las localizaciones están apelotonadas y fácilmente visibles entre ellas.

El mundo se ha ido por el retrete, así que la actitud de Rage 2 es la de tomar a broma todo y la despreocupación es casi total. Tanto es así que puedes ignorar lo que te dicen los aliados principales. ¿No necesitas excusas para pegar tiros? Te señalan la localización y te dicen qué has de hacer. Sin embargo, merece la pena escuchar las conversaciones y visitar todas las localizaciones, pues Rage 2 posee un gran recopilatorio de guiños a la cultura pop.

Finalmente, tenemos un sonido ambiental que ni bien ni mal, aunque en ocasiones con bugs en las voces y en el motor de los vehículos. La banda sonora recuerda a la de DOOM: Temas cañeros y diseñados para aportar inmersión y frenetismo a la acción. Todo está diseñado para hacerte sentir el caos.

Apartado gráfico y rendimiento – A la altura del caos

Dos de los mejores apartados de Rage 2 son el gráfico y rendimiento. El apartado gráfico de Rage 2 cumple con lo que se espera del videojuego. Las localizaciones industriales y el desierto de dunas quizás son lugares donde no abundan los detalles. En el caso del desierto esto hace parecer que está más vacío de lo que realmente está. Por contraposición, la zona de los lodazales y la selva cuentan con muchos detalles, aunque tampoco a la altura de videojuegos recientes como Days Gone.

Como ya hemos contado, Rage 2 apuesta todo a la jugabilidad. Imagino que esto se ha traducido en un apartado gráfico competente, pero que permitiese un rendimiento más que satisfactorio. Teniendo en cuenta la cantidad de disparos, explosiones, enemigos y la rapidez de las acciones, el rendimiento de Rage 2 es sorprendentemente bueno. La única excepción la encontré al entrar en la zona de selva espesa, donde las explosiones de varios vehículos y los disparos hicieron caer los fps durante unos segundos, y en más de una ocasión.

A excepción de casos muy concretos, Rage 2 se ha mostrado más que aceptable en su apartado gráfico y rendimiento, contribuyendo a que su jugabilidad cobre más relevancia y sea más disfrutable. Lástima que estos aspectos se vean entorpecidos por los continuos cortes del propio título.

Modo Foto – Tanto potencial…

El apartado del modo foto se ha convertido en algo referente en mis análisis. La razón es que es una herramienta útil y creativa, y que permite al jugador extraer todo el jugo que el título puede dar. Nos permite tomar capturas en las que podemos ver la calidad del detalle en cada momento, los colores, la iluminación, el modelado… En definitiva: Permite al jugador apreciar el videojuego de una forma distinta.

Es por todo esto que considero el modo foto como un apartado indispensable. Si en Days Gone disfruté del mejor modo foto que he visto en consola, Rage 2 ofrece uno de los más pobres, que no peores. Estamos ante un modo foto que cumple con su función y que nos permite cambiar el horario, pero nada más allá de eso.

Ciertamente poseemos una gran cantidad de pegatinas para adornar nuestra captura y algún que otro filtro, pero casi no hay ajustes de imagen y los que hay son imprecisos, el movimiento de la cámara para encuadrar es incómodo y nuestro personaje es invisible. No es un mal modo foto, pues cumple su función, pero sí debo decir que es pobre.

Conclusiones – “Tenía tanto que darte, tantas cosas que contarte…”

Mi sensación final con Rage 2 es que hay muchos pros y contras que se anulan entre sí. La narrativa es divertida, pero se limita a justificar la acción y progresión del personaje. Esto centra toda la atención en la jugabilidad, que a su vez es empañada por el constante bombardeo de tutoriales y logros. No deja de ser divertido, pero podría ser mucho mejor. Por suerte, la ambientación, el apartado gráfico y el rendimiento endulzan la jugabilidad y la hacen más jugosa. Sin embargo, poco jugo podemos sacarle con un modo foto tan pobre.

Rage 2 es un muy buen shooter en primera persona y mundo abierto, pero se queda a medio camino en demasiados aspectos. La historia podría haber tenido algo más de chicha o alguna sorpresa. No pido profundidad o una historia compleja, pero sí alicientes para seguir adelante y motivos para empatizar con los personajes. Pese al humor, no he logrado conectar con personaje alguno. Eso sí, con mi escopeta conecté al segundo, fue amor a primera vista.

análisis rage 2

Por último, el asunto de los tutoriales y logros es un error garrafal en un título como Rage 2. A medida que avanzas puedes acostumbrarte, pero no dejará de influir negativamente en el ritmo del juego.

Rage 2 no deja una sensación agridulce, pero tampoco satisface del todo. No destaca. Y este problema también lo tuvo su predecesor. El Universo Rage tiene un potencial increíble, que para bien o para mal queda reducido a una jugabilidad frenética y cargada de acción.

Hemos podido realizar este análisis gracias a la copia digital Deluxe Edition que nos ha facilitado Ziran

Reseña
  • Rage 2
    7Valoración Final

    Rage 2 es un shooter en primera persona, mundo abierto y ambientado en un yermo post-apocalíptico. Desarrollado por Avalanche Studios e id Software, y distribuido por Bethesda, tendremos que derrotar a una organización que pretende invadir el yermo y asesinar a miles de civiles. Disponemos de una gran variedad de habilidades y un arsenal más que respetable.

    • HISTORIA
    • Jugabilidad
    • Graficos
    • Sonido
CONCLUSIÓN
    • DESTACAMOS
      • La jugabilidad es divertida, fluida y frenética.
      • El apartado gráfico y la ambientación tienen mucha personalidad.
      • El rendimiento es ideal, excepto en momentos puntuales.
    • A MEJORAR
      • Interrupciones constantes con tutoriales y logros que rompen el ritmo de juego.
      • La conducción es muy tosca.
      • Rage 2 no ofrece alicientes y puede volverse demasiado monótono.
Dejar un Comentario

Newsletter
Login
Loading...
Sign Up

Nuevo miembro no permitido

Loading...