Análisis de Devil May Cry 5 – “Venid a por mi pero con la cara destapada”

Devil May Cry es otra de las franquicias que vuelven a la carga en los últimos meses a la nueva generación de consolas, y con intención de pisar fuerte. Como ya sabréis, Devil May Cry se ha ganado su hueco en la historia de los videojuegos por su aportación al género hack and slash. Por tanto, es normal que este Devil May Cry 5 sea uno de los títulos más esperados por los fans, sobre todo teniendo en cuenta que la cuarta entrega se lanzó nada más y nada menos que hace 11 años. Aquí os dejamos nuestro análisis de Devil May Cry 5.

11 años después…

Hace unas semanas tuvimos la oportunidad de probar Devil May Cry 5, escribir unas primeras impresiones, y entrevistar a sus creadores. Respondieron amablemente a unas cuantas preguntas sobre el título y su desarrollo. Pero, sobre todo, nos ayudaron a entender el porqué de este videojuego.

Devil May Cry 5 es un videojuego de acción pura (o pure action game) que nació con la idea de adaptar el género a la tecnología actual. Efectivamente, necesitábamos una experiencia que diese un golpe sobre la mesa al género del hack and slash y demuestre que todavía existe un espacio para este tipo de videojuegos. ¿Es Devil May Cry 5 el título que estábamos buscando?

El fruto del Qliphoth

Varios años después de las últimas aventuras de Dante, el mundo demoníaco y el mundo humano han vuelto a conectarse. La historia de Devil May Cry 5 arranca con Nero, que ha acudido a Red Grave City para detener la expansión del árbol demoníaco, Qliphoth, el cual está sembrando el caos en la ciudad. A pesar de que la historia de Devil May Cry 5 no es el apartado más fuerte del título, sí que es un buen punto de partida para atraer a todo tipo de jugadores a la franquicia.

En Devil May Cry 5 jugamos con 3 personajes, y eso significa que vamos a seguir la historia desde estos tres puntos de vista. Como consecuencia, en algunos casos, viviremos la trayectoria de cada uno de los protagonistas, es decir, el mismo lapso de tiempo tres veces. Esto está bien si te gusta profundizar en cómo se sienten y lo que piensan individualmente.

Los tres personajes principales (Nero, V y Dante) presentan una personalidad más definida y profunda. Todos ellos tienen algo nuevo que aportar a la historia de la franquicia. No faltarán a la cita otros personajes muy icónicos de la saga, como Trish y Lady, aunque me habría gustado que estos personajes secundarios hubiesen tenido algo más de implicación en la trama (a excepción de Nico, que adquiere más protagonismo). Eso sí, todos conservan ese humor Devil May Cry característico.

Acción cazademonios en estado puro

Pasemos al punto clave del título: el combate. Devil May Cry 5 cumple con las expectativas. Es cierto aquello que nos decían sus creadores de que la acción es tan frenética que te hace brincar en la silla y soltar un “¡!” por todo lo alto. La variedad de combos es inmensa, con un ritmo muy veloz, que te hace sentir la adrenalina con cualquiera de los tres personajes jugables. En definitiva, el combate es divertido y satisfactorio.

Tal y como nos explicaron sus creadores, se ha invertido mucho tiempo en estructurar los controles para que resulten lo más sencillo posible de asimilar para el jugador. Por ejemplo, el botón de ataque cuerpo a cuerpo y ataque a distancia es el mismo para cada personaje. Eso sí, cada uno tiene sus propios combos, habilidades… y siempre hay algo que hace único a ese personaje: Nero ataca con sus brazos mecánicos, V controla a sus demonios y Dante hace uso de cuatro modos de ataque disponibles.

A diferencia de otros títulos pertenecientes al mismo género, en Devil May Cry 5 la diversidad de movimientos hace que no nos limitemos a machacar el mismo botón una y otra vez. Bueno, esto último se podría hacer, pero el juego nos va a penalizar con una baja puntuación (además de lo aburrido que es ver el mismo combo una y otra vez).

Habilidades para toda la familia

En cambio, si hacemos uso de las distintas habilidades, vamos alternando y evitando que nos golpeen, nuestro medidor de puntuación subirá hasta un máximo de SSS. Llegar a este máximo no es fácil, de modo que cuando llegas resulta extremadamente satisfactorio.

¡Pero no todo es matar, matar y matar! El juego nos ofrece respiros entre combates para dar paso a la exploración. En algunas ocasiones también podremos llamar a Nico, que no tardará en acudir con su furgoneta para ofrecernos nuevas habilidades o equipamiento adicional a cambio de orbes rojos, de cara a un enfrentamiento más complicado.

La exploración nos recompensará con orbes rojos y otras sorpresas. Tampoco esperes un contenido explorable muy extenso, ya que los niveles son bastante lineales (y algo repetitivos durante la segunda mitad del juego), pero cumple con lo justo para que pasemos un ratito buscando otras actividades.

Una de ellas son las misiones secretas, que proponen desafíos adicionales muy interesantes que van más allá de acuchillar demonios. ¡Encontrarlas es de lo más complicado! Pero, si buscamos bien, encontraremos algún que otro secretillo que nos ayudará en nuestro viaje… hasta aquí puedo leer.

¡Bang, bang, bang!

Devil May Cry 5 se estructura mediante misiones de unos 30-45 minutos (no te digo cuántas para no hacer spoiler), y completar todas te llevará alrededor de 10 a 15 horas en función de la dificultad que hayas elegido y lo que te guste explorar los escenarios. Salvo contadas excepciones, al final de cada misión nos enfrentaremos a un jefe final que cerrará el capítulo dejándonos un buen sabor de boca. Estos jefes alcanzan el punto más alto de epicidad del juego, y son tan abundantes como demonios normales.

Las misiones se juegan con tres personajes: Nero, V y Dante. Algunas misiones son exclusivas de un personaje concreto, pero otras nos dejarán elegir con quién queremos jugar. ¡Y presentan rutas distintas! Un detalle que me ha gustado bastante: de vez en cuando veremos en nuestro viaje a otros jugadores en línea, utilizando los personajes que no hemos escogido.

Cada personaje hace un uso distinto de sus habilidades y del Devil Trigger, el poder demoníaco. Nero, tras perder su brazo, hace uso de los distintos brazos mecánicos que le fabrica Nico en su taller. Existe una gran variedad de éstos, y cada uno con distintas y poderosas habilidades, pero… ¡Cuidado! Estos brazos mecánicos son muy frágiles y se rompen con el más mínimo ataque enemigo.

Análisis de Devil May Cry 5

El sistema de combate de V es totalmente distinto. En lugar de atacar personalmente, envía al campo de batalla a sus demonios Griffon, Shadow y Nightmare. Una vez han debilitado a los enemigos, V puede acercarse para asestarles el golpe final con su bastón. Es una forma de juego más distanciada, nos obligará a acercarnos a los enemigos de una forma totalmente distinta.

Dante, sin embargo, hace uso de distintas armas cuerpo a cuerpo y a distancia. Dispone de cuatro modos distintos de combate, cada uno centrado en un apartado: agilidad, ataque cuerpo a cuerpo, ataque a distancia y defensa. ¡Y ojo, que su Devil Trigger le transforma en un poderoso demonio!

¡Marchando una pizza familiar!

Devil May Cry 5 cuenta con distintas dificultades para todo tipo de jugadores, tanto principiantes como veteranos. Si eres nuevo en la franquicia, te puedo asegurar que el combate te resultará igual de divertido. Además, el menú principal incluye un vídeo explicativo con todo lo que ha ocurrido previamente en Devil May Cry, para que no pierdas el hilo de la historia.

Si, por el contrario, ya tienes experiencia en este mundo demoníaco, los niveles más altos de dificultad supondrán un reto muy interesante para ti. Es interesante cómo, a medida que el juego avanza, el número de enemigos aumenta, equilibrando la curva de dificultad para la segunda mitad del juego.

Si te quedas sin puntos de vida podrás revivir a cambio de un número de orbes rojos que hayas recogido o gemas doradas que, además, nos restauran al máximo el medidor Devil Trigger. Eso sí, cuanto más veces utilices estos orbes rojos, más caro será la próxima vez.

La duración de Devil May Cry 5 va más allá de las misiones principales. Una vez hayamos terminado la historia, se desbloquearán nuevos modos de dificultad que suponen un reto diferente. Además, siempre podemos intentar desbloquear nuevas habilidades que cambien la forma de luchar con nuestros personajes.

Es posible que los controles supongan el mayor problema al que se puede enfrentar un nuevo jugador de Devil May Cry 5. La cantidad de combos y habilidades es tan abrumadora que me ha resultado imposible memorizarlos todos. Estos combos los podemos desbloquear en la mítica furgoneta de Nico, a cambio de los orbes rojos que recojamos a través de los escenarios o que dejan caer los enemigos.

Si os pasa como a mí, que no soy demasiado habilidoso en este tipo de juegos y se me olvidan los combos, os alegrará saber que en Devil May Cry 5 existe un espacio dedicado a practicar nuestros movimientos: el Vacío. Aquí tenemos libertad para dar las patadas y puñetazos que queramos, comprobando qué estrategia va mejor con nosotros o es más efectiva. Os recomiendo que entréis de vez en cuando al Vacío para poner a prueba vuestras nuevas habilidades y hacer un mejor uso de ellas en combate.

Los demonios toman la calle

Gráficamente, Devil May Cry 5 se ve de infarto. Se nota que CAPCOM está sacando un buen partido de su propio motor gráfico, el RE Engine. Si ya pudimos comprobar todo su potencial hace dos meses con la salida de Resident Evil 2, en Devil May Cry 5 nos ha dejado todavía más impresionados: texturas muy bien definidas, una iluminación muy trabajada, animaciones muy naturales y fluidas… ¡Toda una experiencia cinematográfica!

El nivel de detalle es bastante alto. Por ejemplo, cuando V está cerca de su compañero Griffon, podemos apreciar el movimiento de su pelo por el viento que producen las alas. O, cuando atravesamos un portal sangriento, nuestro personaje pasará un buen rato teñido de rojo y chorreando gotas.

Todo el potencial del motor gráfico alcanza su clímax en las cinemáticas. Un muy buen uso de la cámara en ellas hace que la inmersión dentro del universo de Devil May Cry sea total. Y, para los más curiosos, el menú de extras nos deja ver cómo se planificaron las cinemáticas con actores reales. Se trata de un detalle que se agradece, deja ver el duro trabajo que hay detrás, e inspirará a muchos otros creadores de contenido para filmar sus propias secuencias cinematográficas o videojuegos.

Algo que me ha sorprendido gratamente ha sido un fantástico rendimiento durante prácticamente todo el juego. Devil May Cry 5 nos enseña la lección de que, en un videojuego de estas características, aporta mucho a la experiencia de juego el hecho de que nuestros movimientos se sientan fluidos. Aun manteniendo una potente carga gráfica durante los combates, apenas he experimentado pérdidas de fotogramas excepto en casos muy concretos.

Análisis de Devil May Cry 5

Un bonito apocalípsis

El apartado artístico de esta entrega ha mejorado mucho respecto a las anteriores. De entre todos los colores, las tonalidades rojas y azules que protagonizan esta entrega están muy bien elegidas y concuerdan mucho con esa nueva estética Devil May Cry que buscan sus creadores. No me cabe duda de que lograrán captar la atención de nuevos jugadores. ¡No me digáis que no mola matar demonios por el metro, o las calles de la ciudad!

Análisis de Devil May Cry 5

He tenido algún que otro problema con la cámara durante los combates, sobre todo cuando está cerca de una pared y hace algún movimiento brusco, pero tampoco supone un problema mayor.

La música acompaña a la sensación de velocidad y frenetismo de los combates. Además, cuanto mejor sea nuestra puntuación, ¡mejor será la música que escuchemos! Esto se traduce en que jugar bien se recompensará con una mayor satisfacción. No nos faltan razones para intentar que nuestro combate sea lo más rico y dinámico posible.

Por cierto, el tema principal del título, Devil Trigger de Casey Edwards y Ali Edwards, es un temazo de lo más cañero. El juego llega con voces en inglés o en japonés (podemos elegir en cualquier momento) y textos traducidos al español.

Análisis de Devil May Cry 5

Inmortalizando la inmortalidad

¡Ah! El juego cuenta con un modo foto al que podemos acceder en cualquier momento a través del menú de pausa. No es muy completo, pero tampoco son necesarios muchos efectos para que nuestras capturas queden impresionantes. De hecho, algunas de las imágenes que has visto en este análisis las he tomado utilizando este modo. Sí, me has pillado, soy de los que se pasa horas y horas experimentando con el modo foto…

En definitiva, Devil May Cry 5 es uno de los hack and slash más destacados de los últimos tiempos. Si no has jugado nunca a la saga, creo que esta es la oportunidad perfecta para dar tus primeros pasos en este universo demoníaco. Y, si ya eres un veterano, tampoco te decepcionará. Se trata de una franquicia que CAPCOM ha sabido adaptar muy bien a la nueva generación.

Devil May Cry 5 nos deja con un buen sabor de boca. Nunca antes hemos experimentado una sensación tan satisfactoria al matar demonios en un videojuego. ¡Marchando una de pepperoni!

Análisis de Devil May Cry 5

Hemos podido analizar Devil May Cry 5 en PlayStation 4 gracias a una copia digital ofrecida por Koch Media

Reseña
  • DEVIL MAY CRY 5
    9Valoración Final

    Devil May Cry 5 es uno de los hack and slash más destacados de los últimos tiempos. Si no has jugado nunca a la saga, pensamos que esta es la oportunidad perfecta para dar tus primeros pasos en este universo demoníaco. Y, si ya eres un veterano, tampoco te decepcionará. Se trata de una franquicia que CAPCOM ha sabido adaptar muy bien a la nueva generación y es perfecta para todo aquel jugador que busca la acción más pura que un juego de este género puede ofrecer.

    • Historia
    • Jugabilidad
    • Gráficos
    • Sonido
CONCLUSIÓN
    • DESTACAMOS
      • Combates dinámicos, divertidos y llenos de acción.
      • El apartado gráfico ofrece una experiencia espectacular.
      • Grandísimo rendimiento.
    • A MEJORAR
      • Los controles resultan liosos al principio.
      • Ciertos problemas con el control de cámara.
      • Esperábamos más del arco argumental.
Dejar un Comentario

Newsletter
Login
Loading...
Sign Up

Nuevo miembro no permitido

Loading...