Primeras Impresiones de The Division 2 – De Nueva York a Washington D.C.

A las 10:00 del pasado jueves, 7 de febrero, comenzó la Beta Privada de The Division 2. Esta era una cita indispensable para mí, que he llegado a acumular más de 40 horas de juego en esta Beta Privada. Finalmente, la beta acabó a las 10:00 de ayer, 11 de febrero. Durante dicha Beta Privada pude disfrutar de diferentes aspectos del videojuego: Exploración, combate, modificación de equipos y armas, mecánicas… Y no sólo de aspectos jugables, sino también de la propia inmersión en sí: La ciudad de Washington D.C. en la que se ambienta The Division 2 y todo lo que puede llegar a ofrecer.

Además soy veterano en este universo, así que he podido contrastar todo lo visto en la Beta Privada de The Division 2 con The Division, primer título de la saga. A continuación os traigo mis primeras impresiones sobre The Division 2, que contarán con un punto más en la estructura normal que suelo ofrecer: Lo peor, lo mejor y la progresión. Este último punto es importante porque The Division 2 cambia significativamente su forma de juego con diferentes mecánicas.

Lo peor: Errores conocidos y propios de una beta

Uno de los problemas que más ha traído de cabeza a jugadores y desarrolladores son los servidores. Anteriormente vimos que la experiencia de Anthem se vio muy empañada por este aspecto. The Division 2 no ha contado con problemas tan serios, pero ciertamente ha tenido problemas en la conectividad. El error Delta-03 es archiconocido por la comunidad de The Division y se ha mantenido a lo largo de toda la Beta Privada. Los desarrolladores afirmaron que eran conscientes y que no podían arreglarlo hasta después de la prueba. Ciertamente los problemas de conexión son un error más que esperable en una Beta.

El rendimiento es otro aspecto negativo que debo comentar de la Beta Privada de The Division 2. Los jugadores empezaban a sufrir congelaciones, caídas de frames y lag al superar las 2-3 horas de juego durante una sesión. No hablo de tironesrasgadas puntuales, sino de una experiencia completamente injugable. Aunque este error fue resuelto en uno de los mantenimientos diarios que tuvo la Beta Privada, ciertamente fue un problema el primer día de Beta. La única solución que muchos jugadores descubrimos y que los desarrolladores dieron después fue apagar y encender. Es decir: Reiniciar. Fue una tarea bastante molesta, al menos hasta que el problema fue solucionado.

¿Debería mejorar el apartado gráfico de The Division 2?

El apartado gráfico fue otro de los aspectos de la Beta Privada que no terminó de convencerme. Esto no quiere decir que The Division 2 no luzca realmente bien, pero quiero creer que los gráficos mostrados en la Beta Privada son propios de esta y no un reflejo de los finales. La carga de texturas en ocasiones era demasiado lenta o incompleta, dejando fachadas planas y sin detalles. El juego de luces y sombras es increíble, pero no logran compensar el apartado gráfico en algunas zonas del mapeado. The Division 2 necesita trabajar los detalles en Washington D.C.

En resumen, los problemas generales de la Beta Privada de The Division 2 se centran en la conectividad, bugs visuales y sonoros y un rendimiento regulero. Los problemas al conectar en Xbox y PC, que fueron las plataformas con más problemas, y de caídas en PlayStation 4 deben ser solventados con premura. Además, el rendimiento tras una sesión de juego larga debe ser impecable.

Lo mejor: La dosis justa y necesaria

La Beta Privada de The Division 2 presumía días antes de su salida de todo el contenido que ofrecería, ¡Y así fue! The Division 2 ofreció la experiencia de sus primeros compases y el endgame. Las dos misiones de historia me permitió disfrutar de la experiencia del nuevo juego de Ubisoft sin estropearme el misterio de la trama. Estas dos misiones se correspondían con las dos zonas disponibles del mapeado para la exploración libre.

Cada una de estas zonas contaba con su piso franco y Asentamientos, que ofrecían sus propias misiones secundarias, proyectos y eventos aleatorios. Si todas estas misiones podían parecer poco, también pude probar los eventos repartidos por el mapa: Control y mantenimiento de puntos de interés, control de zonas, rescate de prisioneros, rescate de ejecuciones, boicot a la propaganda de las facciones enemigas, luchas por suministros…

A todo esto se le suma un mapa lleno de enemigos que nos ralentizarán en nuestro avance. Por último, también pude recolectar algunos de los coleccionables clásicos en The Division: Móviles, cuadros (que sustituyen a las fotografías) y Echos; Todos nos contarán historias paralelas de ciudadanos que vivieron los días de caos o de las actividades de las distintas facciones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Todo este contenido estuvo disponible desde el principio hasta el final. Sin embargo, nuevo contenido llegó más tarde: Las especializaciones y el endgame. Este apartado es el que más nos interesaba a los jugadores veteranos, pues nos mostró un primer vistazo a lo que será el primer endgame con el que nos encontremos y las habilidades finales por las que tendremos que decantarnos.

El endgame me permitió experimentar el funcionamiento de los nuevos sets y habilidades de las armas, que es una de las novedades más notables. Al mismo tiempo, probé las especializaciones: Francotirador, Superviviente y Experto en Demoliciones. Estas habilidades las tendremos siempre que consigamos la munición, que se nos ofrecerá al realizar ciertos requisitos durante al gameplay.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los menús y la interfaz se han mejorado infinitamente, pudiendo incluso modificarse. Cambié el HUD para jugar más cómodo a través del menú de opciones: El tamaño del minimapa, la lista de compañeros, el nivel del personaje… Los menús están mucho mejor organizados, son más atractivos y mucho más fluidos con respecto a los de The Division. Un detalle a destacar es que puedes ver los objetos en forma de lista o por cuadrículas sin renunciar a una obtención cómoda de datos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anteriormente he comentado que el apartado gráfico me ha dejado dudas, pero lo que no ha dejado duda es la calidad de animaciones y el sonido. The Division 2 ha apostado por unas animaciones más naturales y fluidas, que hace que la experiencia sea más rápida y natural. El sonido de del juego, está realmente logrado: Las armas y artilugios suenan pesados y robustos, ofreciendo cierto realismo. El sonido ambiente nos permite saber qué ocurre a nuestro alrededor e incluso escuchar ecos procedentes de otras calles.

¡Y no nos podíamos olvidar del aclamado modo foto! Los fans de The Division han pedido hasta la saciedad y los desarrolladores han escuchado a la comunidad. Ciertamente no es un modo foto complejo o cargado de opciones como es el de Marvel’s Spider-Man. Sin embargo, el hecho de haber un modo foto ya es un plus a tener en cuenta.

En resumen, The Division 2 ofrece un gameplay rápido, fluido y gratificante. Además de apostar por un corte más táctico y realista. A continuación comentaré la progresión y los cambios que hemos podido ver en The Division 2 con respecto a The Division, ¡Y lo que implican!

La Progresión: De Nueva York a Washington D.C.

En este punto comentaré los cambios y mejoras más destacadas de The Division 2 con respecto al primer juego. Las he situado en esta parte de las primeras impresiones porque me parecen una extensión de lo mejor de la Beta de The Division 2. ¿Qué ha cambiado?, ¿Cuáles son las mejoras?, ¿Qué mecánicas han evolucionado?, ¿Por qué The Division 2 supone un avance? Responderé a todas estas preguntas con los diferentes puntos.

De Habilidades a Especializaciones

En The Division contábamos con tres habilidades finales que se recuperaban con el tiempo y que eran desbloqueadas conforme mejorábamos nuestra Base de Operaciones. Estas habilidades nos otorgaban un poder especial y llevarlas dependían de nuestras preferencias personales, a excepción de algún momento en concreto. En The Division 2 se ha apostado por las Especializaciones: Rifle de Francotirador Calibre 50, Ballesta con diferentes tipos de virotes y un Lanzagranadas. Estas especializaciones tendrán diferentes tipos de munición y no serán tan rompedoras. Son armas especiales, así que su uso será especial, lo que significa que tendremos que aprender cuándo usarlas. Además, los desarrolladores dijeron que ampliarán la lista de Especializaciones y sus modalidades (tipos de munición) en el futuro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La diferencia principal radica en que las Especializaciones no se recuperarán con el tiempo, sino que ahora tuve que conseguir munición durante el combate. La munición se conseguirá realizando bajas llevando la especialización (no necesariamente activa). La cantidad de utilidad que tengas de tu especializaciones ya no depende del tiempo, sino de la habilidad de cada uno. Las habilidades finales se revalorizan, lo que obligará a aprender en qué situaciones y contra qué enemigos usarlas. Este nueva mecánica también aportará una mayor especialización dentro de la escuadra.

De Sets Confidenciales a Marcas

Los Sets Confidenciales llegaron a The Division para cambiar en gran medida la forma de jugar. Originalmente 4 piezas otorgaban una habilidad especial, las dos restantes se elegían como complemento. Los Sets Confidenciales cambiaron eso, pues era necesario tener las 6 piezas para obtener la habilidad especial de dicho Set. Las habilidades que proporcionaban terminaron cambiando el gameplay, pudiendo incluso prescindir de las coberturas en la mayoría de misiones. Esto ha cambiado en The Division 2, pues los Sets de Marcas ofrecen habilidades centradas en potenciar nuestras armas y armaduras, pero nada más allá de eso. Sólo necesitaremos 3 piezas para completar el set, lo que nos permitirá llevar dos sets de marcas distintas y poder crear combinaciones más personalizadas.

Por ejemplo: Si escogemos la Especialización de Granadero (Lanzagranadas), tendremos que buscar un set de marca que nos potencie el daño por explosiones y daño de las armaduras enemigas.

Sistema de vida completamente rediseñado

En The Division contábamos con una barra de vida y una pequeña armadura que podía conseguirse gracias a ciertos talentos o habilidades como la caja y/o pistola de curación. Además, el set de Nómada nos recuperaba casi constantemente la vida y el Set de Atacante nos aportaba vida con cada muerte. Por otro lado, contábamos con los botiquines, que nos curaban la vida al completo y su animación no superaba el segundo.

Esta gran capacidad de curación y resistencia ha desaparecido en The Division 2. Durante la Beta Privada aprendí a jugar con dos barras: Armadura y vida. Tanto para los enemigos y nosotros, la armadura será quien nos salve de la mayoría de los disparos, pues la barra de vida bajará vertiginosamente con escasas balas. La vida se recuperará poco a poco, pero la armadura sólo pude recuperarla de tres formas: Cambiando las placas, cuya animación conlleva 2-3 segundos de media; con habilidades de curación como el dron curativo (pues ya no existe la caja/pistola curativa) o parcialmente gracias a las habilidades de ciertas armas y marcas de sets.

primeras impresiones the division 2

Los nuevos sets y este nuevo sistema de vida ha hecho que The Division 2 sea una experiencia más táctica y pausada, cobrando nuevamente las coberturas su importancia principal. Todo esto se combina perfectamente con la fluidez y la rapidez que nos ofrece. ¡Se acabó pasarse las misiones corriendo! Depender de las armaduras ha convertido a las escopetas y ametralladoras ligeras en las nuevas mejores amigas de los agentes.

Y después de la conquista llega…

Un NPC de The Division dijo (repetidas veces, todas las veces que pasé por allí): Conquistar no sirve de nada si no podemos mantenerlo. The Division 2 parece haber tomado muy en serio esa frase. En The Division contábamos con diferentes Pisos Francos que terminaban convirtiéndose en lugares anecdóticos, pues la única razón para visitarlos era el vendedor que tenían. ¡Eso se acabó en The Division 2!

En el segundo título de The Division no sólo tuve que mejorar La Casa Blanca, la Base de Operaciones, también tuve que mejorar los Asentamientos que fui desbloqueando a lo largo y ancho de Washington D.C. Cada asentamiento cuenta con sus misiones secundarias y proyectos. Los Proyectos son misiones con requerimientos que ayudarán a mejorar la vida de los civiles, ¡Y el asentamiento cambiará estéticamente!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Base de Operaciones y los Asentamientos se mantendrán por sí solos una vez los mejorados, pero los Puntos de Control son otra historia. Una vez conquistados, tendremos que abastecerlos de comida, agua y herramientas. Si no lo haces, en cualquier momento pueden ser atacados y reconquistados, lo que obligará a volver y reconquistarlos. Tener un control total de estas zonas mantendrá la ciudad un poco más limpia de enemigos de lo habitual.

Estas conquistas y reconquistas serán dinámicas, al igual que los eventos como el recate de rehenes o ejecuciones públicas, es decir: Pueden cambiar en cualquier momento, independientemente de lo que estemos haciendo o de si estamos jugando. Los consumibles de The Division, que resultaban inútiles la mayoría del tiempo, se han convertido en un bien muy preciado en The Division 2. Mantener y mejorar todas estas localizaciones nos aportarán recompensas muy valiosas.

Conclusiones: “Alguien tiene que estar ahí para recoger los pedazos…”

The Division 2 ha sabido renovarse sin perder la esencia The Division. Gracias a todas las nuevas mejoras y a la progresión, la nueva apuesta de Ubisoft, ofrece una experiencia más táctica, cooperativa y cercana a la realidad. Movernos entre coberturas ya no es una opción, sino una obligación. La cooperación se ha vuelto mucho más esencial, sobretodo durante el endgame, pues los enemigos son más listos y duros. Además, The Division 2 estará lleno de cosas que hacer.

No he parado de realizar eventos y misiones mientras recorría el mapeado de la Beta Privada, incluso la Zona Oscura se ha convertido en un lugar más transitable gracias al nuevo sistema de loot, que puede estar o no contaminado, aumentando así la recompensa de los jugadores que prefieren evitar el conflicto PVP. En definitiva: El crecimiento de The Division 2 ha supuesto una expansión hacia todos los jugadores y para mejor.

primeras impresiones the division 2

Sin embargo, no todo es bueno. The Division 2 necesita corregir sus errores en la conectividad y el rendimiento, mejorar el apartado gráfico y corregir bugs menores que he encontrado durante mis horas en Washington D.C. Podremos comprobarlo en la Beta Abierta, que fue confirmada “por error” por uno de los desarrolladores vía streaming (Twitch).

Aunque ha sido una Beta Privada con mucho que hacer, la prueba estaba muy recortada. Los desarrolladores han ocultado muchas cosas a conciencia, así que estoy seguro que estas primeras impresiones quedarán muy incompletas en relación al producto final. Tendremos que esperar a la Beta Abierta con la esperanza de ver más contenido, aunque lo dudo. Crucemos los dedos.

Al igual que hice con Anthem (Demo Vip y Abierta), volveré a revisar estas primeras impresiones y realizaré una secuela tras la Beta Abierta. Hasta entonces estas han sido mis primeras impresiones de The Division 2.

He jugado a la Beta Privada de The Division 2 en una PlayStation 4 Pro.

Aquí os dejamos el enlace a su página web oficial.

Dejar un Comentario

Newsletter
Login
Loading...
Sign Up

Nuevo miembro no permitido

Loading...