Crítica de Thor: Ragnarok, un soplo de aire fresco para una saga adormecida

Acer Nitro 5 Acer Nitro 5 Acer Nitro 5

Cuando hablamos de las películas del universo de Marvel, nos viene a la cabeza Iron Man, Spiderman, Los Vengadores o Capitán América. En cambio Thor es uno de los más olvidados, sus películas no gozan de gran popularidad, ya sea por un mediocre guion o por unas secuencias de acción impostadas que no aportan nada nuevo al cine de super héroes.

Allá por 2011 se estrenó la primera película de Thor, de la mano de Kenneth Branagh (‘Cenicienta’, ‘Asesinato en el Orient Express’) un film con muchas fallas a nivel narrativo que nos lanzaba un caos absoluto donde muchas cosas en pantalla carecían de sentido.

Alan Taylor, cogió el testigo para su secuela, el responsable de la infame ‘Terminator Génesis’, no supo muy bien que hacer con un producto así y optó por el piloto automático consiguiendo que una película de superhéroes resultara aburrida y maniquea.

Parece ser que a la tercera va la vencida y Taika Waititi ha conseguido que un malogrado Thor resucite de la mediocridad. Para quién no sepa quién es este director neozelandés, es el responsable de la taquillera ‘Boy’ (en Nueva Zelanda) y de una las comedias más divertidas de 2014; ‘Lo que hacemos en las sombras’, donde nos cuenta la historia de tres vampiros que comparten piso, la película es un falso documental lleno de gags y referencias al cine de vampiros y de hombres lobo, que le hizo merecedor del premio del público en el festival de Sitges.

Taika Waititi también interpreta al personaje Korg en ‘Thor: Ragnarok’, un personaje hecho de piedras

La película en cuestión, comienza con Thor atrapado bajo unas cadenas y mantiene una especie de debate con Surtur que está dispuesto a llevar a cabo el Ragnarok sobre Asgard. La primera secuencia ya nos muestra el tono que acompañará al resto de la película. Una comedia bien llevada por el director, que convierte a un aburrido personaje (si, aburrido al nivel de ojo de halcón) en una autoparodia propia.

El personaje que interpreta Chris Hemsworth tiene una personalidad solida que parece haber adquirido al perder esa melena tan característica. Es aquí donde se han sentado las bases para una metodología que ya supuso un éxito en ‘Guardianes de la Galaxia’ o en ‘Deadpool’, eso si, el humor en ‘Thor:Ragnarok‘ es mucho más descafeinado que en ‘Deadpool‘, pero aún así te sacará bastantes carcajadas en sus más de 2 horas de duración.

Los personajes en general están bastante correctos. Cabe destacar el papel de Cate Blanchett encarnando a la villana Hela que busca hacerse con todo Asgard a golpe de dagas. Sus apariciones son bastante estelares, aunque su carisma de «Diva-villana» nos recuerda a otros personajes. Aunque en muchas ocasiones, el villano que interpreta Jeff Goldblum gana bastante protagonismo por su lado más histriónico que parece estar sacado de ‘Zoolander’. Hubiera sido curioso enfrentar a estos dos villanos en alguna secuencia.

Por otro lado, el personaje de Hulk; Tiene más de dos frases en el guion, y me aventuro a decir que es uno de los mejores personajes de la película. Ya no solo por el peso argumental sino por todo ese elixir de dinamismo y creatividad que inducen sus secuencias de acción milimétricamente medidas.

El aspecto técnico y visual es algo que también hay que destacar. La riqueza de colores vivos dentro del planeta Saakar y las propias vestimentas de los habitantes, nos recuerdan a los años setenta pero en su versión más futurista. El film genera un estilo que atrae y mantiene tu mirada en los detalles. Algunas escenas, como la batalla de las Valquirias, son dignas de enmarcar como obra pictórica de esta década. Esto también lo consiguen a través de su magnifica BSO con esas reminiscencias a los 8 bits. Que crean un ritmo audiovisual pocas veces visto en las películas de Marvel.

En definitiva; Thor: Ragnarok es un producto fabricado para el entretenimiento puro y duro. Estructuralmente mantiene el ritmo desde el principio hasta el final, con una gran riqueza visual y narrativa. En esta especie de epopeya paralela que continua con las referencias dentro del universo cinematográfico de Marvel. Y que allana el camino para futuras entregas donde esperamos que Taika Waititi esté bastante presente.

Lo mejor: La escena reminiscente de la batalla de las Valquirias contra Hela y un Chris Hemsworth sembrado.

Lo peor: Que no hubiera un mayor desarrollo en el planeta Saakar.

Acer Nitro 5
Dejar un Comentario

Newsletter
Login
Loading...
Sign Up

Nuevo miembro no permitido

Loading...