Review Acer Predator Helios 500 – Ordenador Portátil para jugar

Tener una buena herramienta para jugar a videojuegos es fundamental para todos aquellos aficionados del formato videoludico. Afortunadamente, disponemos de varias alternativas en el mercado: Videoconsolas, ordenadores de sobremesa, ordenadores portátiles, y hasta incluso la creciente incorporación del juego a través de la nube con el futuro Google Stadia.

Actualmente, los ordenadores de sobremesa, gracias a sus potentes componentes internos, son capaces de generar y desarrollar una calidad gráfica difícilmente superable por las consolas de sobremesa. Pero ¿qué ocurre con los ordenadores portátiles dedicados al mercado “gaming”? ¿Son igualmente válidos para disfrutar de los últimos videojuegos que llegan al mercado? ¿Se quedan cortos en comparación con el formato de sobremesa?

Existen numerosas marcas que han dedicado especial atención al mercado de ordenadores portátiles para jugar a videojuegos, desarrollando numerosos productos para cubrir esta necesidad de jugar “dónde quieras y cómo quieras”. En PureGaming hemos tenido el privilegio de analizar distintos dispositivos de estas características, y en la review de hoy vamos a centrarnos en una de las últimas propuestas que nos trae la marca Acer Predator.

Hemos estado alrededor de 3 semanas disfrutando del modelo Acer Predator Helios 500, un ordenador pensado para jugar en cualquier momento y en cualquier lugar. Además de ser un dispositivo portátil, en su interior cuenta con una serie de componentes diseñados para poder jugar sin problemas. Por ello, vamos a ver si de verdad merece la pena gastarse el dinero en un ordenador de estas características, y si sus prestaciones son suficientes para poder disfrutar de una experiencia óptima relacionada con los videojuegos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acer Predator Helios 500: Un diseño elegante, gaming… pero incómodo

La mayoría de los ordenadores portátiles de la serie Predator de Acer que hemos probado, son muy potentes pero pecan de ser equipos muy pesados para ser dispositivos portátiles. Lo mismo ocurre con el Acer Predator Helios 500.

Comprendemos que para que un ordenador de estas características ofrezca un alto rendimiento, debe de tener componentes más grandes, así como un sistema de ventilación que esté a la altura. Sabemos que Acer ha trabajado en esta pesada movilidad, y de hecho hemos podido probar otro modelo de la misma marca que presenta un peso inferior a 2 KG, del cual hablaremos en otra review más adelante.

El Acer Predator Helios 500 presenta así un peso aproximado de 4KG, una pesada carga que transportar de un lugar a otro. Sus dimensiones, son también bastante generosas, ofreciendo una anchura de 43 cm, una profundidad de 30 cm y una altura de 39 mm (con la tapa cerrada).

Estéticamente, el Predator Helios 500 es un portátil llamativo, grande e incluso resulta ser elegante. Por el contrario, debemos destacar la incomodidad, sobre todo en cuestión de movilidad, debido principalmente a sus grandes dimensiones, así como a su elevado peso. Es un ordenador portátil que podremos transportar donde queramos, cuando queramos, pero debemos tener en cuenta que su transportabilidad podría ser bastante mejor.

Calidad y Acabado de los Materiales

El Predator Helios 500 presenta un cuerpo recubierto de plástico rígido en toda su extensión. Sobre la tapa, encontramos el clásico logo de la marca, que en esta ocasión prescinde del sistema de retroiluminación que hemos visto en otros dispositivos de la marca. Su diseño resulta menos agresivo, presentando un homogéneo acabado en negro casi en su totalidad. También destacamos el color azul eléctrico que recubre las teclas ‘WASD’.

La retroiluminación RGB del teclado se puede modificar al gusto del usuario, a través del software preinstalado en el ordenador, llamado PredatorSense. Tenemos así cuatro sectores diferentes en nuestro teclado, en los que podremos variar entre los colores. Estaría bien que pudiéramos personalizar la iluminación de cada una de las teclas, pero aun así, tenemos un amplio abanico de opciones para modificar la iluminación de nuestro teclado.

Hablando del teclado, debemos destacar que presenta exactamente el mismo diseño que pudimos ver en 2017 en el Acer Predator 15. Es un teclado ergonómico, con un acabado en plástico, y con una separación entre las teclas idónea para un uso cómodo, tanto para escribir, como para jugar con él.

El TouchPad presenta un tamaño medio, y también cuenta con dos botones en su extremo inferior. A pesar de la inclusión lógica del TouchPad en un ordenador portátil, os recomendamos que para jugar con cualquier portátil, utilicéis un ratón externo.

Acer Predator Helios 500: Rendimiento y Prestaciones

Ya hemos visto el Acer Predator Helios 500 por fuera y ahora ha llegado el momento de comprobar su rendimiento real. Antes, repasamos las prestaciones y componentes que tiene en su interior:

  • Procesador: Intel Core i9-8950HK de seis núcleos.
  • Tarjeta Gráfica: NVIDIA Geforce GTX 1070 con 8GB de memoria dedicada GDDR5.
  • Memoria RAM: 16 GB de memoria SDRAM DDR4.
  • Almacenamiento: Contamos con dos discos. El primer disco es un SSD de 256 GB en el que podemos tener el Sistema Operativo instalado. También contamos con un disco duro de 1TB, para poder guardar todos nuestros datos y programas.

Como podemos comprobar, el interior del Acer Predator Helios 500 está dotado de unos componentes bastante adecuados para poder jugar a la mayoría de videojuegos. Su procesador Intel i9 de octava generación es el componente que más nos ha llamado la atención. Sin embargo hemos echado de menos una configuración más potente en términos de GPU y de Memoria RAM. Si bien es cierto que la GTX 1070 es una buena tarjeta gráfica, pero no hubiera estado de más haber tenido una GTX 1080 en su interior.

PredatorSense: Un software muy completo y necesario

Acer ha sabido complementar muy bien los portátiles de la línea Predator con un software propio de la compañía llamado Predator Sense. Es una aplicación que ya viene preinstalada en el Predator y ofrece una lista muy amplia de características y parámetros que poder modificar para configurar el ordenador a nuestro gusto.

A través de Predator Sense, podremos configurar la retroiluminación del teclado, modificar las 5 teclas rápidas que tiene el Predator Helios 500, configurar la velocidad del sistema de ventilación. También podremos activar o desactivar el sistema de Overclocking de la CPU y de la GPU. En este sentido, contamos con tres tipos de Overclocking: “Normal, Más Rápido y Turbo“. Eso sí, hay que tener en cuenta que activar el Overclocking, solo será posible con el adaptador de corriente conectado, o con un 40% de batería como mínimo.

A través de Predator Sense también tendremos acceso a un gran número de datos e información sobre nuestro ordenador. Por ejemplo, la temperatura de la CPU, el uso de la memoria RAM, su rendimiento…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A la hora de jugar a videojuegos, no hemos tenido ningún problema o fallo de rendimiento, incluso sin el Overclocking activado. Hemos probado títulos que requieren de grandes prestaciones como por ejemplo Battlefield V y Metro Exodus. El Predator Helios 500 se ha comportado de forma excelente en este sentido, pero es cierto que hemos tenido que bajar ciertos parámetros en las configuraciones de ambos juegos, por lo que no hemos podido disfrutarlos en calidad Ultra. Aun así, esto no supone ningún problema destacable y podremos disfrutar de una gran calidad en todos los juegos.

La fluidez forma parte de este gran rendimiento. Este detalle se ve sustancialmente favorecido gracias a los 144 Hz de la pantalla del Predator Helios 500. Los juegos de carácter competitivo como Overwatch, Fortnite o Counter Strike funcionan perfectamente en este portátil, manteniendo una tasa de frames muy estables en todo momento. Os recomendamos que ajustéis los parámetros de configuración antes de jugar a ellos, pero de forma general, aguantan los 144 fps de forma muy estable.

La pantalla del Acer Predator Helios 500: 17 pulgadas cargadas de fluidez

Centrándonos en la pantalla del Acer Predator Helios 500, destacamos que aprovecha las grandes dimensiones del cuerpo del ordenador. Así tenemos un panel Full HD con una resolución máxima de 1920 x 1080. Su tamaño total es de 17,3 pulgadas, obteniendo unas dimensiones totales de 43,9 cm. El tipo de pantalla es LCD, y utiliza la tecnología IPS, a través de la cual se muestran los colores con una gran calidad e intensidad. Lo que más nos ha llamado la atención de este panel, es su frecuencia de 144 Hz. Esta opción otorga una fluidez a los videojuegos competitivos más que destacable, y afirmamos que mantiene un rendimiento constante.

El aspecto negativo de esta pantalla, vuelve a residir en los pronunciados marcos que la bordean. En todos sus márgenes, nos encontramos con marcos bastante extensos, que restan tamaño a la pantalla. A pesar de las generosas 17 pulgadas que tiene el Predator Helios 500, pensamos que su panel se podría haber aprovechado mejor, o al menos, que se hubieran reducido un poco sus bordes.

Resaltar también que la pantalla y la tarjeta gráfica se sincronizan perfectamente gracias a la tecnología integrada de NVIDIA G-Sync. Como sabéis, esta tecnología reproduce en tiempo real los frames que la gráfica produce en el monitor. Este aspecto, favorece la fluidez que ya ostenta la pantalla evitando la latencia y el incómoco tearing.

La batería: El gran defecto del Acer Predator Helios 500

Por último, debemos hablar de su batería y autonomía, siendo este punto el más negativo que hemos encontrado en el ordenador. La batería está compuesta de Litio Polímero (Li-Polímero) y ostenta una capacidad de 4.810 mAh. Esto supone una autonomía de 4 horas aproximadamente, siendo un valor muy inferior a lo que podíamos esperar.

Estamos ante un ordenador portátil que requiere de muchísima potencia en cada uno de sus componentes. Lógicamente, su batería es la que sale más perjudicada en este proceso. Si utilizamos este ordenador de forma normal, navegando por Internet y utilizando algún software ocasional, la batería durará más. Pero cuando lo utilicemos para jugar, tendremos que tener conectado el portátil la mayoría del tiempo, algo que le resta sentido al término de “ordenador portátil”.

En este sentido, destacamos también el amplio tamaño de la fuente externa de alimentación. Es una de las fuentes más grandes que hemos visto en un ordenador portátil, y no favorece en ningún momento la movilidad del Predator Helios 500. Si tenemos un ordenador portátil, esperamos que podamos tener una autonomía superior, y mucho más si nos lo compramos para jugar fuera de casa.

¿Merece la pena el Acer Predator Helios 500?

En resumen, el Acer Predator Helios 500 es un ordenador portátil muy válido para poder jugar a videojuegos. En términos generales, tiene una gran capacidad de rendimiento gracias a sus prestaciones internas, las cuales podrían mejorar en términos de RAM y GPU. Su pantalla ofrece una grandísima calidad de imagen, destacando por encima de todo por su fluidez. El destacado peso de 4KG y su reducida autonomía, hacen que su movilidad resulte muy incómoda, teniendo en cuenta que estamos hablando de un ordenador portátil. Además, siempre dependeremos de la fuente de alimentación externa y de un enchufe cercano.

Aun así, estos dos factores no consiguen empañar la gran capacidad que tiene el Acer Predator Helios 500 para jugar a videojuegos y es una alternativa muy interesante para todos aquellos jugadores que necesiten de un ordenador portátil para jugar a videojuegos.

¿Qué os ha parecido el Acer Predator Helios 500?  ¿Os gustaría probarlo y tenerlo en casa? ¿Qué os han parecido sus prestaciones? ¡Contadnos en los comentarios!

¿Qué te ha parecido el artículo?
Dejar un Comentario

Newsletter
Login
Loading...
Sign Up

Nuevo miembro no permitido

Loading...