Mario Arroyo
Artículo escrito por Mario Arroyo
Sin videojuegos, la vida sería un error. Pulsando teclas, botones y joysticks desde que tengo uso de razón. Apasionado y analista de videojuegos en todas sus formas, colores y sabores.

Mucho se ha hablado de Battlefield V en las últimas semanas. Muchos medios se han hecho eco de una inesperada noticia, y es que al parecer las reservas del nuevo juego de Electronic Arts no están funcionando como deberían. La demanda está siendo mucho menor de lo esperada, y este puede ser un motivo de preocupación para la comunidad de jugadores.

Los peores presagios se agravan cuando Electronic Arts decide posponer el lanzamiento de Battlefield V del 19 de octubre al 20 de noviembre. Muchos jugadores empiezan a temer que los malos augurios se cumplan, y que realmente el próximo capítulo de la saga Battlefield no supere a un Battlefield 1, que para muchos ha resultado monótono.

En cualquier caso, las palabras se las lleva el viento, y sin una prueba real del juego durante varias horas, experimentando todas sus características, es inútil espécular sobre el éxito o fracaso de un futuro videojuego. En este sentido, me he puesto manos a la obra para probar la versión beta de Battlefield V gracias a un código que nos ha brindado Electronic Arts. Gracias a esto, me he empapado de todas las novedades, que incluye el nuevo juego de la franquicia, y así, he podido visitar algunos de los entornos que en su día, acogieron por desgracia, la Segunda Guerra Mundial.

Tras mis primeras partidas al clásico modo Conquista que lleva capitaneando el multijugador de Battlefield durante años, la primera palabra que se me viene a la mente es “novedades”. Y es que la primera toma de contacto delos nuevos Battlefield dista de las anteriores experiencias jugables. Ya pasó con el cambio de jugabilidad que ofrecía Battlefield 4 frente a Battlefield 3. Lo mismo ocurría con el frenetismo y la velocidad de Battlefield Hardline en detrimento de Battlefield 4.

En este sentido, la versión beta de Battlefield V se siente un poco tosca y pesada en los controles. La versión que he podido probar ha sido en PlayStation 4, y en algunas ocasiones la sensación que transmite el juego no consigue simular la fluidez que caracteriza a Battlefield 1 en la misma plataforma. Aun así, recuerdo la versión beta de Battlefield 1, y ocurría algo similar con la experiencia jugable en unos comienzos, por tanto, podemos esperar que de cara al próximo 20 de noviembre, la fluidez y la jugabilidad vayan de la mano por completo.

Los 6 cambios principales de Battlefield V

Reanimaciones: Muere o lucha, tú decides

Aterrizo como un turista por primera vez en las calles de Rotterdam (uno de los dos mapas disponibles en esta Beta). Atravieso diferentes calles, me deslizo por varios callejones y veo a mis primeras víctimas. Empiezo a disparar y lo primero que noto es el descontrol de mi STG 44 en la clase de asalto. El retroceso es más que notable durante los primeros minutos de juego en las distintas armas que nos ofrece la beta…

Unos minutos después las balas de los enemigos consiguen dejar mi barra de salud al 0 y no me queda otro remedio que recostarme en el suelo mientras me desangro. Solo me quedan dos opciones. Tirar la toalla y abrir las puertas del cielo como un valiente, o aguantar el tipo, extender la mano y esperar a que alguien me reviva.

primeras impresiones battlefield v

Y es que este es uno de los principales cambios de la jugabilidad de Battlefield V. Ahora cuando un enemigo nos derriba en el campo de batalla podremos elegir entre los compañeros nos reanimen, o volver a aparecer de nuevo. Esta modificación está muy relacionada con otro cambio principal en la jugabilidad del juego: Todos los soldados pueden revivir a los compañeros caídos en combate.

Como ya pudimos ver en su día, las reanimaciones han cambiado. Dejando atrás el sistema tradicional de los juegos anteriores (en el que el medico sacaba la jeringuilla y en un segundo levantaba a cualquier miembro del equipo), ahora hay que acostumbrarse a una animación que dura alrededor de 4 segundos para los soldados de Asalto, Apoyo y Reconocimiento, y unos 2 segundos para la clase de médico. Este factor cambia la jugabilidad, ya que mientras estamos reanimando a nuestros compañeros somos una presa fácil para el bando contrario. Por tanto, hay que cerciorarnos de que no estamos a tiro del enemigo si queremos reanimar a los compañeros, si no, caeremos en combate fácilmente.

Nos despedimos del avistamiento 3D

Una de las características que distingue la saga Battlefield es el hecho de poder marcar a nuestros enemigos para que el resto de nuestro equipo vea su posición. Este sistema es muy útil para poder ayudar a nuestro equipo a ganar las batallas. Ahora, en Battlefield V se ha prescindido de este avistamiento 3D casi por completo, por lo que nos tocará agudizar la vista.

La única forma que tenemos para marcar a los enemigos es gracias al visor que solo puede utilizar la clase de Reconocimiento. Como si de un catalejo se tratara, podemos utilizar este visor para marcar a los enemigos. Simplemente con visualizarlos en la pantalla será suficiente para que podamos ver su marca distintiva encima de la cabeza.

Como veis, ahora no vale lo de marcar a todos los enemigos a diestro y siniestro. Ahora hay que ser más cautelosos porque no podremos saber con total seguridad donde se encuentran nuestros enemigos. Así pues, nos encontramos con otro cambio importante de la jugabilidad de este Battlefield V.

primeras impresiones battlefield v

“¡Necesito munición! – ¡Necesito un botiquín!”

Otra de las características que ya conocíamos del nuevo Battlefield V era el hecho de que las balas de nuestros cargadores, iban a brillar por su reducido número. Cada bala que disparemos cuenta, y si jugamos de la misma manera a la que estábamos acostumbrados nos veremos con los cargadores vacíos a los pocos segundos de juego. Hay que tener capacidad de administrar y de adaptarse a esta nueva característica.

Aun así, no está todo perdido. Como antaño, la clase de apoyo podrá seguir abasteciéndonos de munición (siempre y cuando el usuario de turno se precie). Como novedad, nos encontramos con un nuevo sistema de reabastecimiento. Estoy hablando de la incorporación de cajones de munición y de botiquines en ciertos puntos de los escenarios. Normalmente, estas cajas se encuentran cerca de los puntos de interés (Una bandera a conquistar, una zona a tomar, etc.). Si nos quedamos sin balas, o sin salud (si nos hieren demasiado no se recupera la salud al completo), tenemos que dirigirnos a estas cajas para poder volver a la normalidad… Tanto para reabastecernos como para mejorar nuestra salud.

Por último, otra opción que también suele funcionar en Battlefield es la de cambiar la clase con un compañero, o enemigo, que haya fallecido. En este caso, podremos cambiar nuestra arma principal y secundaria como estábamos acostumbrados, pero ahora nuestra clase se mantendrá intacta. Me explico. Antaño, cuando nos encontrábamos un arma en el suelo y la cambiábamos por la nuestra, también cambiaba nuestra clase de soldado. Ejemplo: Si nuestro soldado era un médico, y cogíamos un rifle de francotirador del suelo, pasábamos a ser un francotirador, y además de disfrutar de esa arma, también teníamos a nuestro alcance sus accesorios. Ahora no. Ahora lo único que cambia es nuestra arma principal y la secundaria.

primeras impresiones battlefield v

Un líder de patrulla todo poderoso

Otra de las novedades que he vivido de primera mano es que, ahora, el lider de patrulla puede ir acumulando los puntos que recibe mientras el resto de aliados cumplen las órdenes de campo que asignamos. Ya sabéis, capturar una bandera, matar a ciertos enemigos, destruir vehículos, etc.

El caso, es que antes esos puntos caían en saco roto y simplemente servían para aumentar nuestro nivel de experiencia. Ahora no. Como líderes de patrulla, tendremos la oportunidad de solicitar ciertos ataques especiales a cambio de una buena suma de puntos.

En primer lugar nos encontramos con un paquete de suministros que desciende con un paracaídas hasta la zona concreta que indiquemos. Para solicitarlo son necesarios 7.500 puntos. En segundo lugar podremos solicitar un tanque, el cual poder usar contra la infantería o los vehículos enemigos por 20.750 puntos. Por último, podremos solicitar un misil V1 que causa estragos en una zona determinada con un radio de explosión bastante alto. Este último ataque, es el más eficaz de los tres y puede hacer bastantes daños a los enemigos. Para solicitarlo necesitaremos un total de 41.500 puntos.

Bajo mi experiencia jugable, poder solicitar este último ataque me llevó a mí, y a mi patrulla, más de la mitad de la partida… Cuando quedaban aproximadamente 300 tickets para llegar al final. Como veis, este añadido enriquece el juego, fomenta el trabajo en equipo de la patrulla, y además favorece que el líder de patrulla solicite órdenes en todo momento. Un factor del cual se quejaban muchos jugadores de los anteriores títulos.

primeras impresiones battlefield v

La Segunda Guerra Mundial como nunca antes la habías visto

Otra de las novedades que más llaman la atención de Battlefield V, la cual destacó desde el momento de su presentación, es su apartado gráfico. Si bien es cierto que la diferencia entre Battlefield 1 y Battlefield V a rasgos generales puede ser muy similar, este nuevo capítulo de la saga presenta una serie de mejoras de lo más interesantes (y eso que estamos en una fase beta).

A nivel de detalles, el juego se ha visto enriquecido. El nivel de destrucción de los edificios ha mejorado con creces en comparación con el visto en Battlefield 1. En este sentido, los jugadores tendrán cierta “libertad” para destrozar gran parte de los entornos que nos propone el juego.

Bajo mi experiencia personal, debo destacar algunos elementos. Recuerdo una partida en la que estaba dentro de una casa defendiéndome de varios enemigos que disparaban desde el exterior. Uno de ellos, se atrevió a lanzar varias granadas contra las ventanas en la que estaba apostado. La fachada comenzó a desmoronarse y el interior de la habitación en la que me encontraba se comenzó a llenar del polvo que van dejando los ladrillos al partirse. A nivel inmersivo, este recurso ofrece muchísimo más de lo que pueda parecer, y la experiencia de luchar contra el polvo para poder ver a los enemigos es una auténtica delicia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo mismo ocurre en el mapa de Narvik en el que la nieve y las ventiscas cumplen bastante bien su función. Como podéis imaginar, el clima en el juego es variable durante las partidas, y esto, en ocasiones, puede afectar a nuestra jugabilidad. El escenario que estamos comentando, destaca por una densa niebla que no deja ver más allá de unos metros aproximadamente, lo cual, en este caso, puede entorpecer el trabajo de los francotiradores.

Como digo, a nivel visual el juego ha ganado en detalles. Ya no solo por el nuevo sistema de destrucción/construcción de los edificios, sino también por algunos detalles que llaman mucho la atención de los ojos. Las explosiones, los efectos de iluminación, la gran vida de los colores presente en los dos escenarios que hemos visto, son varios ejemplos del buen trabajo que desempeña el motor gráfico Frostbite que tantas alegrías nos lleva dando durante años a los seguidores de la saga.

A nivel sonoro, el sistema de sonido está bien trabajado aunque no lo he podido apreciar de manera completa, debido a diversos fallos de audio que entorpecen la experiencia. Es lógico: Es una versión beta y es normal encontrarnos este tipo de errores. Pero aun así, los sonidos de las diferentes armas, vehículos, y cómo cambian en función de si estamos en un espacio cerrado o abierto, es un detalle que me ha gustado mucho.

Nuevo sistema de personalización del soldado, armas y vehículos

Ya se hizo hincapié en su presentación y al fin lo hemos podido ver desde más cerca. El sistema de personalización de Battlefield V también se ha visto enriquecido de cierta forma con más contenido que en los anteriores juegos.

En este sentido, los jugadores podrán personalizar varios aspectos de las armas a nivel visual, como la culata, el cañón del arma, su empuñadura, su cuerpo general… Y a nivel de jugabilidad, también tendremos una serie de mejoras en nuestras armas. Podremos mejorar, entre otros parámetros: la capacidad del cargador, el tiempo de recarga, la estabilidad del arma, la reducción del retroceso, etc.

Para poder implementar estos cambios en las armas, podremos gastar los puntos/monedas del juego que vamos obteniendo en función de nuestra labor en las partidas, y en función de los puntos que ganemos en ellas. A más puntos, más monedas/puntos de juego podremos ahorrar para luego invertirlos en mejoras de atributos y de personalización visual de nuestras armas.

Hay que decir que la beta no tenía un apartado muy amplio de personalización y desconocemos si este se verá ampliado de cara a la versión final del juego. Esperemos que así sea, porque siempre que esté bien hecho, un apartado de personalización es todo un acierto para los videojuegos, sea del corte que sea.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Tras haber enumerado los principales cambios que hemos visto en Battlefield V, me gustaría finalizar la publicación con una recomendación. Posiblemente nos encontramos ante uno de los juegos de la franquicia Battlefield que más cambios ha traído a nivel de jugabilidad. Cuando juguéis, tenéis que llevar la mentalidad de que el juego ha cambiado a nivel jugable. Hay que acostumbrarse a todas estas novedades si queremos que nuestra experiencia de juego sea satisfactoria. La adaptación puede ser una tarea sencilla si le dedicas tiempo y jugáis siendo conscientes de las diferencias, pero bajo mi punto de vista, es un juego que a nivel jugable es muy satisfactorio, y cuyos cambios aportan un aire fresco a la saga. Veremos a ver qué ocurre en noviembre.

¿Y vosotros ya habéis viajado por las trincheras de Battlefield V? ¿Qué os está pareciendo/ha parecido la beta? ¡Dejadnos vuestra opinión!

Primeras Impresiones de la Beta de Battlefield V
3.5 (70%) 2 votes

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.