Primeras Impresiones de DIRT Rally 2.0

Codemasters, la desarrolladora que mantiene viva la llama del género de conducción en el mercado de los videojuegos, sigue trabajando sin descanso para ofrecernos títulos de calidad. Tras habernos brindado una de las experiencias más completas y detalladas de conducción con F1 2018, la compañía ha decidido continuar el camino de la saga DIRT con el nuevo DIRT Rally 2.0. El juego fue presentado el pasado mes de septiembre, y desde PureGaming hemos tenido oportunidad de probarlo en exclusiva, gracias a Koch Media, para poder contaros nuestra experiencia sobre las cuatro ruedas, y también sobre el barro. ¿Habrá conseguido Codemasters meter una marcha más y mejorar así su simulador de rallys? ¡Vamos a verlo!

DIRT Rally 2.0 vuelve a ponernos al volante del barro, los derrapes y la adrenalina que solo los rallys son capaces de transmitir

Lo primero que tenéis que saber es que la versión que pude probar del juego, se encontraba en fase pre-alpha y que estas primeras impresiones se han construido en torno a dicha prueba. Estuve jugando alrededor de una hora en una PlayStation 4 Pro, probando todas las características de la nueva obra de Codemasters. A pesar de que tuve la oportunidad de jugar con un volante, preferí probar las bondades del título con el Dualshock 4, puesto que pienso que los jugadores, a nivel general, utilizan el controlador antes que el volante.

El último juego de la saga DIRT, o Colin McRae, como la conocen los veteranos de los juegos de conducción, fue DIRT 4. La última propuesta de Codemasters nos ofrecía un juego de conducción mucho más accesible, que a pesar de que su temática principal estaba basada en los rallys, estaba dirigida a un público más amplio, con el fin de llegar a un mayor número de jugadores. En este sentido, el nuevo DIRT Rally 2.0 se cataloga como la continuación más inmediata del juego DIRT Rally de 2015, un título destinado a todos aquellos amantes de la simulación de conducción de rallys más pura.

Consideraciones

Podríamos considerar que los juegos de conducción, y más concretamente los de Rallys, tienen un público mucho más específico que el que podemos encontrar en otras sagas de conducción como Need For Speed o Forza. A pesar de esto, la jugabilidad del nuevo DIRT Rally 2.0 recuerda muchísimo a la del anterior juego de la franquicia, DIRT 4, resultando ser relativamente sencilla para los jugadores poco acostumbrados al acelerador y al freno. Lógicamente, los usuarios más puristas contaran con un gran abanico de opciones de personalización, para adaptar los vehículos a las condiciones de la pista, así como a los diferentes estilos de conducción.

primeras impresiones dirt rally 2.0

Jugabilidad

Como he mencionado anteriormente, la jugabilidad con el Dualshock 4 se asemeja a la de los anteriores juegos de la saga, y no puedo evitar acordarme de DIRT 4. A pesar de presentar un gran número de opciones personalizables, los esquemas de control predeterminados se adaptan a los conductores más novatos, resultando ser un juego sencillo de controlar. Cuidado, porque a pesar de su sencillez, esto no evitará que nos salgamos del trazado en numerosas ocasiones, o que tengamos que volver a empezar debido al siniestro total de nuestro vehículo. No olvidemos que es un juego de simulación y no tiene muchas características arcade.

Dese hace varios años, los simuladores de conducción, ofrecen un gran número de opciones de configuración en relación a los vehículos. DIRT Rally 2.0 no se queda atrás en este apartado, y en la versión que he probado he podido personalizar ciertos parámetros como la presión de los neumáticos, la suspensión o la transmisión. Adaptar los vehículos a todas y cada una de las pistas en las que vayamos a jugar será clave para alzarnos con las victorias ya sea en pruebas contrarreloj o en carreras clásicas contra otros vehículos.

primeras impresiones dirt rally 2.0

Circuitos y pistas

En relación a los circuitos y pistas, DIRT Rally 2.0, nos “conducirá” a seis localizaciones de rallys reales por todo el mundo: Nueva Zelanda, Argentina, España, Polonia, Australia y Estados Unidos. Como suele ser habitual, Codemasters vuelve a hacer un gran trabajo en términos de licencias, trayendo a DIRT Rally 2.0 ocho circuitos oficiales del Mundial de FIA World RallyCross, además de licencias de Supercar y los campeonatos complementarios. En la prueba del juego, tuve oportunidad de correr en los circuitos contrarreloj de Argentina y Nueva Zelanda, y tengo que mencionar la generosa longitud de ambas pistas. Me hubiese gustado probar más modos de juego, pero en la prueba solo había disponibles estos dos circuitos.

Por otro lado, el juego contará de salida con más de 40 vehículos a disposición de los conductores y se ha confirmado que habrá desde vehículos clásicos como el VW Polo GTI R5, hasta el Citroen C3 R5.

primeras impresiones dirt rally 2.0

Apartado técnico

A nivel técnico, DIRT Rally 2.0, persigue la estela de sus antecesores y sigue desenvolviéndose bien gráficamente, pero no termina de sorprender o innovar. Por encima de todo, destacan dos parámetros. El primero de ellos serían las físicas de los vehículos. Por ejemplo, el barro y el polvo generan una suciedad en los coches que se va haciendo más notable conforme avanzan los kilómetros, y lo mismo ocurre con el sistema de colisiones, el cual me ha vuelto a sorprender gratamente, mostrando todos y cada uno de los daños que pueden ocasionarse en la carrocería de los vehículos gracias a los choques, roces y salidas de pista que podamos tener.

Por otra parte, el diseño de los entornos y circuitos sigue sin presentar un gran nivel de detalles, centrando así toda la carga gráfica en los vehículos y en sus físicas. Lo que sí debo destacar es el buen trabajo del sistema de iluminación, así como los efectos de desenfoque que se producen tras las colisiones. Efectos muy similares a los que hemos podido disfrutar anteriormente en DIRT 4, pero que siguen ofreciendo una perspectiva realista a todo aquel que lo juega.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sonido

Otro apartado que sigue impresionándome es el sonido. Y es que DIRT Rally 2.0 agudiza el sentido auditivo presentando una increíble biblioteca de efectos, los cuales permiten que cada acelerón, cada frenazo y cada derrape cobren vida con todo lujo de detalles. Nuestro copiloto también ostenta un papel protagonista dentro de este apartado, ofreciéndonos información constante del estado de la carretera. La versión que he probado, presentaba el doblaje en inglés, pero desde Koch Media nos confirmaron que el juego se lanzará totalmente en castellano a nivel de textos y de voces.

En definitiva, Codemasters pretende con DIRT Rally 2.0 mantener viva la simulación de una de las competiciones más interesantes del género de conducción. Tenemos ganas de que llegue el próximo 26 de febrero para poder probar el resto de modos y características que incorporará el juego, así como el completo plantel de más de 40 vehículos. La propuesta es buena, y seguro que agradará a los seguidores del género de conducción, pero no ha conseguido sorprenderme de forma espectacular. El juego parece seguir el camino de los anteriores títulos y no innova especialmente en muchos apartados, pero aun así, os contaremos todas nuestras impresiones finales, una vez que podamos probar la versión final del juego.

primeras impresiones dirt rally 2.0

¿Tenéis ganas de que llegue el nuevo DIRT Rally 2.0? ¿Qué os han parecido nuestras primeras impresiones? ¿Qué esperáis de lo nuevo de Codemasters?

Dejar un Comentario

Newsletter
Login
Loading...
Sign Up

Nuevo miembro no permitido

Loading...