Guía de World War Z: 5 consejos que debes saber antes de empezar a jugar

Saber Interactive nos presenta World War Z, un videojuego rol-shooter en tercera persona ambientado en el Universo de World War Z y basado en resistir hordas de zombies, mientras avanzamos por el mapeado. Aunque el juego es bastante conservador con respecto a títulos como Left 4 Dead y Killing Floor, ciertamente posee nuevas mecánicas propias que deben ser conocidas. Además, la perspectiva en tercera persona ofrece un cambio a la jugabilidad.

En esta publicación os daré 5 consejos que debéis saber antes de empezar a jugar a World War Z. Todos ellos están centrados en facilitar la convivencia y el juego en equipo, y evitar las actitudes egoístas. ¡Id preparando el equipo!

1. ¡Fuego amigo!

En World War Z hay fuego amigo, tanto que podréis eliminar a un compañero si no tenéis cuidado. Dar a los compañeros en alguna ocasión es casi inevitable, pues tener 500 Zetas en pantalla no ayuda al sosiego. Sin embargo, aprender a posicionarnos es clave para no fastidiar a nuestros compañeros. Aquí un par de consejos:

  1. Movernos mientras disparamos: En WWZ no necesitamos movernos mientras disparamos. Dado que los Zetas no nos devolverán el fuego, movernos horizontalmente mientras disparamos sólo provocará que nos metamos en la línea de tiro o demos a nuestros aliados.
  2. La vanguardia agachada: Si os gusta ir en vanguardia, id agachados. Ir delante implica tener total línea de tiro, pero también estar en la línea de tiro de los aliados. Si nos agachamos, los aliados podrán disparar con más eficiencia. En resumen, el equipo tendrá más poder de contención.

2. Posicionamiento

El primer punto ha dejado claro que el posicionamiento en WWZ es esencial para la efectividad del equipo, sin embargo también para la efectividad personal. Elegir nuestra posición y disposición de los elementos defensivos puede marcar la diferencia. A ser posible, elegir posiciones elevadas y crear cuellos de botella suele ser la táctica más efectiva para lograr el éxito.

Podéis escalar a coches y cualquier superficie que tenga rastros de pintura amarilla. Estudiad bien el entorno mientras preparáis las defensas. En WWZ es mejor posicionarnos en un lugar y tener una ruta de escape, en vez de estar correteando por todo el escenario. Haciendo esto último únicamente lograremos que los Zetas nos dividan y que caigamos uno por uno.

3. Administración de equipo

La administración de equipo no es un problema en dificultades bajas. A medida que subamos de dificultad, los recursos serán más limitados. El instinto básico será coger todos los recursos que podamos en todo momento, sin embargo tendremos que aprender qué coger y que no coger.

  1. Un botiquín para cada uno. Curarse y coger un botiquín es lo más egoísta y perjudicial para el equipo que podréis hacer.
  2. Siempre se priorizará curar al más herido. Aunque nuestra vida esté también tocada.
  3. Los cajones de munición no se agotan, sin embargo sí las bolsas de equipo. Aseguraos de quedaros sin existencias de C4 o Claymores, por ejemplo. Si os falta 1/3 C4, la bolsa de recursos desaparecerá como si os faltasen 3/3.
  4. Accesorios defensivos: Las torretas fijas y morteros defensivos tienen un límite de balas y no podrán ser recargados, así que usadlos con sabiduría. Por otro lado, las torretas automáticas tendrán que ser recargadas: Luz azul, activa. Luz amarilla, necesita recarga.

Sed empáticos y compartid los recursos. Los equipos codiciosos suelen terminar cayendo por desgaste.

4. Los lobos solitarios mueren solos

Los veteranos de videojuegos como Left 4 Dead y Killing Floor hemos tenido que aprender una cruda verdad: Los lobos solitarios no tienen cabida en videojuegos de zombies. Esto se refuerza en WWZ. Mientras que en Left 4 Dead podías controlar en más o menos medida a los zombies, en WWZ es completamente imposible que un individuo sobreviva a una horda. No importa cuántas balas tenga.

Por esto, es importante mantenerse junto al equipo. El equipo caerá antes si está dividido, pues no podrá ayudarse en caso de verse rodeado, con falta de munición y curación o al ser atrapados por un Zeta especial.

5. Conoce tu rol

Es importante saber qué nos gusta hacer y qué habilidades tiene la clase que llevamos. La clase Destructor, por ejemplo, potencia el daño de explosivos y escopetas. Sería contraproducente usar dicha clase sin dar usos a los C4 o sin llevar al menos una escopeta en nuestro inventario. Además, cada clase tiene habilidades que se aplican al individuo y al grupo. Desbloquear las habilidades de grupo debería ser una prioridad.

Esto se aplica en mayor medida a un rol en especial: El Médico. Este podrá curar con mayor efectividad a los compañeros. En caso de haber un Médico en el equipo, habrá dos prácticas que aumentará la efectividad del equipo:

  • Quienes no sean médicos: Dejar los botiquines al médico y permitir curar y ser curados por el médico. Este último tiene habilidades para hacerlo más rápido y aportando más vida al curado.
  • Médico: Curar a los aliados y priorizar a los aliados sobre él mismo. Al curar a los aliados, el médico suele recibir vida. Es contraproducente priorizar el botiquín para uno mismo, cuando curando a un compañero también se curará él mismo.

¡Estos son los 5 consejos clave que debéis conocer antes de empezar a jugar a World War Z! Aunque sea un juego conservador con respeto a sus referentes, es mucho más exigente de cara a la cooperación. La amenaza es mucho mayor y numerosa. Como habéis podido comprobar, efectivamente todos los consejos tienen en común una cosa: La avaricia rompe el saco. 

Si podéis luchar, luchad. Ayudaos unos a otros. Estad preparados para lo que sea. Nuestra guerra acaba de empezar.

– Gerry Lane, World War Z

World War Z ya está disponible para PlayStation 4, Xbox One y PC. ¿Qué os han parecido estos consejos?, ¿Creéis que son necesarios?, ¿Los cumplís? Contadnos en comentarios.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Dejar un Comentario

Newsletter
Login
Loading...
Sign Up

Nuevo miembro no permitido

Loading...