Guía de Days Gone: Claves para vencer a las hordas de engendros

Tras superar Days Gone y vencer a todas las hordas que el título podía ofrecer, me siento más que capacitado para traeros las claves principales para sobrevivir a los multitudinarios ataques de engendros. En esta guía os ofreceré las claves principales para afrontar las hordas y sobrevivir, desde los factores preparativos hasta qué hacer durante el asalto. Si queréis saber cómo enfrentaros a una horda y sobrevivir, ¡seguid leyendo!

¿Qué son las hordas en Days Gone?

Las hordas de Days Gone son grandes grupos de engendros. No todos los grupos son iguales, su número varía. Podemos encontrar grupos de entre 100 y 500 criaturas, dependiendo del lugar, la franja horaria y climatología. Las hordas salen durante la noche e hibernan durante el día. Por la noche las hordas cuentan con menos efectivos, pues los engendros son más numerosos en la oscuridad y se desperdigan. Por el día las hordas son más numerosas por su agrupamiento en cuevas, pero contamos con la luz del día.

Las claves principales para enfrentar a las hordas y sobrevivir a ellas son: Planificación y buen equipo. A continuación os enumeramos todas las claves.

1. La planificación lo es todo

La planificación es un aspecto esencial en Days Gone. No solo para las hordas, sino para cualquier aspecto. Antes de salir en moto tendremos que saber si vamos a pasar por puestos y gasolineras en las que poder pasar la noche y/o repostar, si la noche nos va a pillar en mitad del camino, si hemos limpiado la zona de hordas y campamentos de enemigos, si tenemos nuestro equipo a punto… Enfrentarse a las horas requiere de una planificación minuciosa.

Ciertamente controlar la situación durante el ataque de una hora es querer controlar lo incontrolable, sin embargo podemos prever ciertos comportamientos y eventos. El primer paso es elegir el terreno y la hora: Las hordas estarán desperdigadas durante la noche, pero durante el día podremos encontrarlas en cuevas. El día nos permitirá una mayor planificación y control del recorrido que haremos.

Elige el terreno de combate

Una vez localizada la horda, que escucharemos dentro de su cueva, exploraremos el exterior. Una de las claves determinantes para vencer a una horda son los cuellos de botella, espacios estrechos, pasillos… Llamadlos como queráis. Cualquier lugar estrecho por el que podáis hacer pasar a la horda.  Cuanto más se desperdigue, más difícil será controlarla. El campo abierto es vuestro enemigo.

La horda irá sistemáticamente en línea recta y detrás de nosotros, así que planead una ruta que contenga lugares estrechos e ítems que podáis usar en vuestro beneficio, como camiones y bidones de gasolina.

2. “Guns. Lots of Guns!” (Armas. Montones de armas)

Planificar el asalto contra una horda no sirve de nada sin armas y munición. Es preciso que os aseguréis de tener munición en el inventario y en las alforjas de la moto. Estas últimas se pueden mejorar para llevar hasta 3 reabastecimientos completos de munición. Por esta razón es muy importante situar la moto en un punto estratégico durante la planificación, pues nos permitirá reabastecernos y huir en caso de ser necesario.

Durante la elección de armas, es preferible elegir armas automáticas con precisión y cadencia de disparo. Las armas con gran perforación eliminarán a más enemigos por bala. Si logramos que los engendros vayan por un cuello de botella, acertaremos más balas por engendro. Esto significa un mayor ahorro de munición.

Las mejores armas para enfrentar a las hordas son las ametralladoras ligeras, que poseen un cargador grande, daño medio-alto y gran perforación de bala. Otras armas como la Tommy Gun son especialmente efectivas contra las hordas por su daño y cadencia.

El fuego y las explosiones son la clave de la victoria

Las armas de fuego son útiles, pero el fuego y las explosiones son esenciales. No solo nos permitirán eliminar a más engendros en una sola acción, sino que poseen un gran poder de contención. Es preferible usar Cócteles de Napalm y Bombas de Proximidad en cuellos de botella. Es preciso usarlas con cautela y separadas unas de otras. Si una bomba de proximidad hace explotar otra, su efectividad se verá reducida.

3. Habilidades: Cardio y concentración

Hay dos aspectos esenciales de nuestro personaje que deben ser tenidos en cuenta: La stamina y concentración. La stamina de Deacon se consumirá cuando corramos y demos volteretas. Nuestro personaje siempre correrá más que los Zánganos (cientos de estos conforman las hordas), pero ellos no se cansan. Incluso yendo a trote, correremos de forma similar a ellos. El problema es que el más mínimo error a trote supondrá nuestra muerte. Tendremos que correr para ganar distancia y disparar.

Quedarnos sin stamina puede suponer quedar acorralados o que nos atrapen en un descuido, por eso mantened siempre la barra de stamina por encima de la mitad y alternad entre la carrera y el trote. Usad la mitad restante para emergencias.

Por otro lado, la concentración. Esta habilidad nos permitirá ralentizar el tiempo y disparar a los enemigos. Cuando usemos esta habilidad es imperativo que demos en la cabeza, así ahorramos balas y eliminamos a más Zánganos por segundo. Potenciar estas dos habilidades nos facilitará mucho las cosas.

Además, contamos con píldoras que potencian la vida, resistencia y concentración, y también hay habilidades que aumentará la penetración de bala, aportarán munición al matar con granadas, aumentará nuestra capacidad de munición… Estudiad bien los árboles de habilidades de Deacon.

4. Keep calm and sigue el plan

Este cuarto punto es imperativo. Mantener la calma es clave. Elaborad un plan y seguidlo. Los enfrentamientos improvisados contra hordas suelen alargarse y complicarse. Durante el ataque no perdáis los nervios. Recordad el plan: Disparad, retroceded, disparad y retroceded.

Las hordas son como una ola: No intentéis aguantar una posición o evitar que pasen, conducidlas y guiarlas hasta trampas. No seas la roca, sé el cauce.

5. Tira y afloja

No todas las hordas tienen el mismo número de Zánganos. Algunas puedes erradicarlas sin que salgan de la misma cueva y otras puedes vencerlas a base de paciencia. Ya lo dijo Napoleón: Divide y vencerás. Una de las prácticas más sencillas para vencer a una horda la llamo el tira y afloja. Contrariamente a lo que explica el juego, las hordas no te perseguirán indefinidamente. Si te alejas lo suficiente del nido durante el día, la mitad o una cuarta parte te perderán de vista y volverán.

Esta técnica puede ser usada: Llamar su atención y correr hasta el punto seguro. Una vez estemos allí, eliminamos a los Zánganos que nos sigan y volvemos. Pillaremos por la espalda a muchos engendros que regresan al nido. Llamamos su atención y vuelta a empezar. Si realizamos esta acción bien, podemos eliminar a una gran horda en pequeñas oleadas. Como hemos dicho: Divide y vencerás. La luz del día es vuestra aliada.

¡Estas son las 5 claves que os confío para enfrentar y sobrevivir a una horda en Days Gone! Days Gone ya se encuentra disponible de forma exclusiva para PlayStation 4. ¿Os han servido?, ¿Qué punto añadirías? Contadnos en comentarios.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Dejar un Comentario

Newsletter
Login
Loading...
Sign Up

Nuevo miembro no permitido

Loading...