Mario Arroyo
Artículo escrito por Mario Arroyo
Sin videojuegos, la vida sería un error. Pulsando teclas, botones y joysticks desde que tengo uso de razón. Apasionado y analista de videojuegos en todas sus formas, colores y sabores.

En una época en la que el género shooter lleva la voz cantante en el mundo de los videojuegos, raro es el año en el que no disfrutamos de juegos basados en esta temática. Varias han sido las propuestas que nos han llegado durante este año (y las que quedan), pero sí que es verdad que hay muy pocas centradas exclusivamente en los francotiradores. Hace dos meses, pudimos disfrutar de Sniper Elite 4, de la mano de Rebellion Games, y hace escasas horas salió al mercado el nuevo Sniper Ghost Warrior 3, desarrollado por CI Games. En el análisis de hoy vamos a comprobar si es mejor que sus dos antecesores, si ha cumplido con nuestras expectativas, y si ha llevado a la saga a donde se merece estar.

Sniper Ghost Warrior 3 es el nuevo capítulo de la saga Sniper Ghost Warrior, que salió ayer para las consolas de nueva generación PlayStation 4 y Xbox One, y también en PC. Los desconocedores de la saga Sniper: Ghost Warrior, tenéis que saber que esta franquicia nació en 2010 y vio la luz por primera vez en Xbox 360 y PC, con una acogida muy modesta por parte de la crítica.

En 2011 llegó una versión para PlayStation 3. Años después, concretamente en 2013 llegó su secuela Sniper Ghost Warrior 2, que pasó por el mercado sin pena ni gloria, con numerosos errores de montaje, todo ello derivado de un bajo presupuesto en su desarrollo. Ahora en 2017, da la sensación de que CI Games, los responsables a cargo de Sniper Ghost Warrior 3, han intentado dar lo mejor de sí, trayendo la tercera parte de esta franquicia, debutando también en las consolas de nueva generación.

Sniper Ghost Warrior 3

Una historia diferente

La primera palabra que se nos viene a la mente para empezar con nuestro análisis es la de novedades. Los desarrolladores del nuevo Sniper Ghost Warrior 3 han sabido reconocer sus errores pasados, y han intentado modificarlos cambiando algunos sistemas de jugabilidad que en algunas ocasiones eran un tanto tediosos, y por lo menos en esta nueva entrega, podemos valorar algo diferente a lo que estábamos acostumbrados.

Vamos por partes y como todo buen juego que se precie, vamos a hablar en primer lugar de su hilo argumental. Sniper Ghost Warrior 3 presenta un modo campaña, el cual nos ha sorprendido, pues para ser un shooter centrado en las mecánicas de un francotirador, está basado en las emociones y sentimientos que tiene nuestro protagonista. Evidentemente, la importancia sigue residiendo en el carácter bélico que caracteriza la saga, pero esta vez, se ha intentado profundizar mucho más en otros detalles como el ámbito personal de nuestro francotirador.

Así, nos pondremos en la piel de Jonathan North, un ex marine de los Estados Unidos de América, el cual, por motivos laborales tiene que desplazarse a Georgia, un país de Europa del Este donde se ha desatado una guerra civil, y como es habitual, nosotros seremos los que nos ensuciemos las manos, para que este conflicto llegue a su fin. A lo largo de la trama, encontraremos varios personajes, como el recuerdo de nuestro hermano Robert, que se encuentra en paradero desconocido, la agente Lydia, que será nuestra acompañante en numerosas ocasiones, y como no, facciones enemigas con muchas ganas de ponernos las cosas muy difíciles.

Videoanálisis

Con el elemento bélico, el emotivo, y la gran carga de personajes que presenta, Sniper Ghost Warrior 3 tiene todas las papeletas de crear una historia a la altura de los jugadores más exigentes, pero  se queda en el intento, pues pensamos que podría estar muchísimo mejor aprovechada. Así la trama presenta algunas incoherencias argumentales, y no se aleja de los clásicos clichés que se repiten una y otra vez en los videojuegos de acción en primera persona, pero aun así, cumple bien su función, teniendo entre manos, la que pensamos que es, la mejor campaña de la saga Sniper Ghost Warrior, y además la más larga, llevándonos así a completar los 4 actos distribuidos en 26 niveles que presenta, en unas 7 u 8 horas, dependiendo de nuestras acciones.

Dulce y pequeña libertad

Otra de las principales novedades de este título se ha centrado en su mecánica jugable. Por primera vez, parece que nos encontramos ante un sandbox, y digo parece, porque a pesar de que el escenario presenta un carácter abierto, en el que tenemos cierta libertad para cumplir nuestras misiones, éste queda dividido en tres zonas diferenciadas, las cuales tienen un clima y unas características únicas. Pero a pesar de ser un mapeado abierto, si queremos continuar con la historia, nuestro libre movimiento quedará limitado en ir de un punto a otro, para llevar a cabo una misión, y así, durante prácticamente todo el desarrollo de la historia.

El sistema de control también viene con ciertos elementos innovadores, como la posibilidad de ejecutar las misiones adoptando distintos roles para nuestro personaje. Así podemos adaptar nuestro estilo de juego según tres posibilidades diferentes: francotirador, fantasma y guerrero. Cada uno de ellos, cuenta con una serie de habilidades únicas para cada clase, que permitirán al jugador adaptar su forma de jugar para completar las misiones. Existen tres ramas de habilidades para cada clase, con seis habilidades cada uno.

El sistema de progresión es exactamente el mismo que en la mayoría de juegos: vamos avanzando en la historia y progresando en nuestras misiones, y tenemos la posibilidad de desbloquear nuevas habilidades para cada clase. Evidentemente, el juego está enfocado para utilizar el sigilo, y nuestro rifle de francotirador, pero también podemos optar por una opción más salvaje para acabar con todos nuestros enemigos. Unos enemigos que por cierto tienen un actitud bastante mejorable, con algunos comportamientos un tanto incoherentes en algunas situaciones, como rutinas predecibles, o incluso superpoderes mágicos que consiguen detectarnos enseguida.

Hablando de las clases que podemos utilizar, vamos con la de francotirador, que, como su propio nombre indica, nos prepará totalmente para acabar con nuestros enemigos a largas distancias, usando principalmente el rifle de francotirador y teniendo la posibilidad de utilizar un dron para localizar a nuestros objetivos. En la clase de fantasma, también prima el uso del sigilo, pero esta vez, tendremos la opción de acabar con nuestros enemigos con ataques cuerpo a cuerpo, o con armas más cortas con silenciador, introduciéndonos dentro de sus campamentos. Por último, la clase de guerrero se olvida del silencio, y es la más adecuada para ir a por nuestros objetivos totalmente a destajo sin importar las consecuencias. 

Sniper Ghost Warrior 3

Armas para todos los gustos

Seguimos hablando de la jugabilidad de este Sniper Ghost Warrior 3, y nos centramos ahora en el arsenal armamentístico que tendremos a nuestra disposición. Comenzamos hablando de nuestro arma principal, es decir, de los rifles de francotirador, donde se ha puesto mucho más hincapié a la hora de su desarrollo jugable como es lógico. Estas armas de larga distancia nos ofrecen una experiencia pura de francotirador, y el jugador tendrá que tener en cuenta varios factores para su uso, como por ejemplo, el viento, la caída de bala, la distancia de los objetivos, el zoom, etc.

Además, encontramos un sistema de progresión, en el que cada vez que vayamos acabando las misiones, iremos desbloqueando nuevos fusiles que podremos utilizar. Como es lógico, cada arma tiene una serie de características propias, como su estabilidad, su daño, su caída de bala, o incluso el tipo de munición, por lo que tendremos que elegir bien antes de embarcarnos en un nuevo encargo.

Las armas secundarias, distan desde rifles de asalto, hasta escopetas, pasando por ametralladoras, o incluso un arco. En total, podremos utilizar hasta 11 armas diferentes. Nuestra tercera opción serán las armas de mano, que básicamente se limitan a las clásicas pistolas que podremos utilizar por si nos quedamos sin munición en el resto de nuestro arsenal. Y no podíamos olvidarnos de los accesorios que tiene este Sniper Ghost Warrior 3, y sin duda alguna, el más llamativo será el dron para localizar a nuestros enemigos. Pero por si esto fuera poco, también tenemos granadas de fragmentación, de humo, cegadoras, de gas, Bouncing Betty, C4, señuelos…

Y por si esto nos parece poco, también tenemos un amplio apartado de personalización donde podremos elegir el tipo de balas que queremos utilizar en nuestras armas, diferenciando entre balas de calibre normal, trazadoras, rastreadoras, explosivas. Además, podremos añadir accesorios a nuestro dron de reconocimiento, los cuales serán de mucha utilidad de cara a enfrentarnos con nuestros enemigos. Y por último y no por ello menos importante, podremos incorporar camuflajes a nuestras armas, para darles diferentes aspectos.

Lavado de cara gráfico

Saliendo de la jugabilidad y entrando en el apartado técnico, hablamos de los rasgos gráficos de Sniper Ghost Warrior 3, el cual cobra vida gracias al motor gráfico  Cryengine 3. Vemos una notable mejoría con respecto a sus dos antecesores, como es natural, adaptándose bien a la nueva generación de consolas y a los gráficos que se pueden esperar hoy en día. Algunos detalles son mejorables, como los acabados de algunos elementos del mapa como arbustos y rocas, pero los escenarios, a grandes rasgos lucen un aspecto bien acabado, combinado con un buen sistema de iluminación. La calidad que hemos podido disfrutar en PC es bastante buena, pero mejorable, ya que en algunas ocasiones hemos encontrado bugs puntuales, que ensombrecen un poco la experiencia jugable.

Del apartado de sonido se ha encargado Mikolai Stroinski, compositor de la música de otros juegos como por ejemplo The Witcher 3: Wild Hunt, y por tanto, el juego goza de una buena calidad en relación a sus pistas musicales, aunque en algunas ocasiones pasan desapercibidas. En cuanto a los recursos vocales, el juego está doblado en inglés, con textos en castellano, pero a pesar de esto, pensamos que el doblaje goza de buena calidad.

Sniper Ghost Warrior 3

Y nos hubiera gustado mucho hablar del modo multijugador de Sniper Ghost Warrior 3, pero por desgracia, éste no estará disponible hasta el próximo verano, por lo que habrá que esperar a ver si el trabajo ha merecido la pena.

Sin duda alguna, en Sniper Ghost Warrior 3 encontramos el mejor juego de la saga, con una compañía desarrolladora empeñada en llevar a la franquicia a otro nivel superior, o al que pensamos que debería de estar. A pesar de sus virtudes y correcciones de fallos, seguimos encontrando aspectos mejorables, como su falta de innovación. Cuando finalizamos su campaña, la sensación que nos deja es la de un shooter más del mercado, pero eso no quita que las horas de entretenimiento merezcan la pena, gracias a su nuevo contenido, y su innovador tratamiento de la historia. Si sois asiduos al género de disparos en primera persona y al sigilo, es una opción más que recomendable.

Hemos podido elaborar el presente análisis en su versión de PC gracias a una copia digital que nos ha ofrecido KochMedia.

Análisis de Sniper Ghost Warrior 3 – Guerrero o Fantasma… tú decides
¿Qué te ha parecido el artículo?

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here