Ana Boria
Artículo escrito por Ana Boria
Diseñadora gráfica Técnico en el plató de TV Fotografía, vídeo, edición y retoque. PC gamer amante de los indie, las aventuras gráficas y las plataformas

La lucha constante contra la oscuridad y el sueño de una pequeña vela, nos transportan al mundo de Candleman.

Es un plataformas de aventuras en 3D desarrollado por Spotlightor Interactive, un pequeño estudio de juegos indie. En 2017 tubo un primer lanzamiento para Xbox One, y ahora ha llegado a PC de la mano de Zodiac Interactive.

El juego se puede encontrar con voces en inglés y textos en español pero, tenemos que avisar de que las traducciones a español son bastante libres y el texto final no está bien cuidado.

Una vela, un faro y un sueño inalcanzable ¿o no…?

Candleman se presenta como un cuento entrañable donde una pequeña vela desea con ahínco bañar de luz la oscuridad.

Nuestro pequeño protagonista hará lo que sea necesario para conseguir llegar al núcleo de un enorme faro y descubrir el por qué de su imponente brillo.

Como cualquier buen cuento, siempre se busca un contenido didáctico y, en este caso, la historia juega mucho con las ideas de superación de los miedos, la lucha por los sueños y el no rendirse nunca. Es por esto que, a pesar de los terribles males a los que se enfrentará esta pequeña vela, siempre seguirá adelante, sin cesar en su intento de brillar y llenar el mundo de luz.

Cada vez que iniciamos y terminamos un capítulo, tenemos pequeñas cinemáticas con un narrador que nos va contando la historia de Candleman. Lo que no nos ha gustado demasiado es que, muchas de esas narraciones son repetitivas y no aportan información nueva a la historia.

Algo que también se debe comentar es que, la primera versión publicada para Xbox One, dejaba la historia con un final un tanto insípido, dando la sensación de que la ventura no estaba terminada. Finalmente, un DLC con nuevos episodios cerraba la historia con una bonita moraleja que no os vamos a desvelar.

La importancia de la luz y de la oscuridad

En Candleman la luz (o más bien, su ausencia) es la principal protagonista y esto es algo que queda claro desde el primer momento. Los escenarios están prácticamente a oscuras y están plagados de agujeros, peligros y enemigos que seremos incapaces de ver si no hay alguna luz cerca. Puede parecer un problema menor, teniendo en cuenta que nuestro personaje es una vela que puede encenderse a voluntad… Pero al hacerlo se irá consumiendo y, tras 10 segundos, agotaremos nuestra mecha y moriremos.

Así pues, nuestro principal problema (plataformeo aparte) será decidir cuándo encender la vela y durante cuánto tiempo. A pesar de no poder mover la cámara libremente, funciona francamente bien y nos ayudará apuntando a los elementos importantes, guiándonos en medio de tanta oscuridad. El manejo del personaje es correcto, por lo que nunca fallaremos en un salto por imprecisiones del control.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Algo que debemos tener en cuenta, es que el entorno reaccionará a la luz (o a la oscuridad) de diferentes maneras: creando suelo bajo nuestros pies, abriendo nuevos caminos, atrayendo enemigos, etc. Esto dependerá del escenario en el que nos encontremos: un barco, un bosque, un faro, una cueva…

Debemos mencionar que el ritmo es, en general, lento, pero nos presentará ciertos momentos de tensión que serán agradecidos entre tanta calma.

Evolución de la dificultad y mecánicas de juego

No estamos ante un juego difícil, aunque algunos niveles requieren cierta habilidad a los mandos.

La dificultad inicial es reducida, y puede parecer que su única complejidad radica en localizar todos los coleccionables en forma de velas. No obstante, no te confíes pues según te adentres en la historia, surgirán nuevos retos y peligros.

Algo que nos ha gustado mucho es la introducción de nuevas mecánicas. De manera constante y sutil, aprendemos nuevas formas de resolver los pequeños puzles que se nos plantean, evitando caer en la repetición.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sin embargo, la evolución de la dificultad es algo irregular pues, a pesar de crecer lentamente, algunos niveles presentan un pico de dificultad que rompe la dinámica del juego: supone un desafío mayor al esperado y al superarlo, el ritmo decae considerablemente.

Magia en el diseño artístico

Nos encontramos ante un título cuyo apartado visual, sin ser su principal baza, es bastante interesante y llamativo. No encontraremos texturas muy detalladas ni grandes modelados, pero sí un importante esfuerzo en el apartado de los efectos de partículas o la iluminación. Por cierto, tampoco hay iluminación global, por lo que la oscuridad será total, salvo cuando nuestro personaje o algún elemento del entorno iluminen el camino. Un acierto, a nuestro parecer.

El tratamiento de las luces y sombras es su mayor virtud, diferenciando perfectamente la naturaleza de las distintas fuentes luminosas: desde el débil haz que emanamos hasta el cegador resplandor del faro. La interacción de los objetos con la luz deja algunas estampas bastante mágicas, gracias a un diseño cuya complejidad y detalle aumentan según avanza la aventura.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las opciones gráficas son muy escasas, limitándose a elegir un nivel general de detalle, la resolución y el brillo. Es cierto que no es un juego exigente, pero siempre se agradece poder personalizar dichas opciones, sobre todo en ordenadores poco potentes.

En general tenemos un apartado gráfico notable que no hace grandes alardes en lo técnico, pero tampoco desentona en ningún momento.

analisis Candleman

Antes de terminar, cabe mencionar que este título no incluye una banda sonora como tal. Podemos encontrar pequeñas piezas musicales en momentos muy concretos del juego pero, lo que realmente lo envuelve, son los sonidos de los ambientes en los que nos movemos y una gran cantidad de efectos sonoros con los elementos del entorno.

En resumen, en Candleman encontramos un juego notable, perfecto para quienes están empezando en el mundo de los plataformas, para quienes busquen escapar del frenetismo y quieran un juego entretenido y tranquilo, o para llevar en nuestros ordenadores portátiles cuando nos vamos de viaje.

Candleman esconde un mundo de magia en sus escenarios y un bonito final que transmite un poderoso mensaje de superación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Análisis de Candleman: The Complete Journey – El poder del fuego
5 (100%) 1 vote

Candleman: The Complete Journey

En Candleman daremos vida a una pequeña vela que sueña con brillar tanto como un faro. Es un título perfecto para quienes están empezando a trastear con las plataformas. Es un juego entretenido, que no nos pondrá al límite de nuestra paciencia. Enseguida se coge la dinámica de cada nivel, por lo que la dificultad no será un problema para superar el juego. Pero claro, todo dependerá de la torpeza de cada uno...

Ventajas
  • La historia va ganando en intensidad.
Aspectos a mejorar
  • No innova en ningún aspecto.
6.5 Bueno

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.