Placa base Gigabyte Z170X-Gaming 5

portada-review.jpg

INTRODUCCIÓN

En esta ocasión tenemos el placer de poder analizar uno de los nuevos modelos de placas base que Gigabyte recientemente ha lanzado al mercado. Hablamos de la serie de placas G1 Gaming, de la cual veremos en detalle el modelo GA-Z170X-GAMING 5.

Con esta nueva gama de placas base enfocada para configuraciones gaming de alto rendimiento, Gigabyte completa una propuesta de hardware que cubre todos los frentes posibles para acercar su dedicación a uno de los públicos más exigentes.

Si algo destaca por encima de esta nueva serie de placas base, es que todo el diseño que le rodea tiene como objetivo suplir las carencias que la mayoría de gamers encontramos día a día a la hora de crear configuraciones gaming exigentes para jugar. Gigabyte ha decidido aunar en una línea de placas base toda la tecnología para mejorar la experiencia de juego en el PC y dar soporte al resto de hardware de nuestros equipos, cada vez más potente, que se precisa para jugar en estas configuraciones, tal como sucede con las nuevas tarjetas gráficas, procesadores y memorias RAM de última generación.

Serie G1 Gaming. Creando un PC para ganar

b2ap3_thumbnail_57.jpg

Tanto si un jugador se plantea crear un PC desde cero para jugar, o bien actualizarlo, debe hacerse siempre una pregunta muy importante -¿qué componentes debo emplear?- Generalmente en lo primero que pensamos es en mejorar el procesador, la memoria RAM y finalmente la tarjeta gráfica. Rara vez nos planteamos cambiar de placa base o de fuente de alimentación a no ser que sea imprescindible, pero si queremos que el sistema sea realmente eficiente y rinda tal y como esperamos, necesitamos que todos los componentes trabajen al unísono. De nada nos sirve tener una configuración de última generación sobre una placa base obsoleta que carece de funciones para optimizar el rendimiento del sistema.

En este aspecto Gigabyte da un golpe de autoridad sobre la mesa para demostrar que la placa base ha de ser tenida en cuenta desde el principio a la hora de crear una configuración gaming de alto rendimiento.

A continuación vamos a centrarnos en el modelo Z170X-Gaming 5 de la serie G1 de Gigabyte, donde procederemos a destacar los aspectos que consideramos clave para la elección de una placa base como esta para crear un PC para jugar.

EMBALAJE

La caja en la que llega la GA-Z170X-Gaming 5 destaca por el logotipo de la nueva serie Gaming G1 de Gigabyte. Vemos un diseño muy atractivo que invita a pensar que estamos ante una placa base de grandes prestaciones. Además, ahora destacan claramente tres colores, el negro, el blanco y el rojo, y estos mismos formarán parte en el diseño de toda la serie G1 de placas Gigabyte. Si volteamos la caja veremos una serie de breves descripciones donde se indican las mejoras introducidas en la placa que favorecen claramente a los PCs gaming, pero de eso hablaremos más adelante.

Cuando abrimos la caja lo primero que encontramos es una primera bandeja, en la cual está la placa base dentro de una bolsa de plástico resistente para protegerla del polvo y arañazos. Retirada la placa y bajo esta bandeja de cartón, veremos el resto de contenidos, como son los cables SATA para conexión de unidades de almacenamiento, un cable para realizar SLI, el embellecedor trasero para las conexiones y los imprescindibles manuales para aprender a sacar todo el partido que esta placa posee.

b2ap3_thumbnail_Imagen2_20151105-090842_1.jpg

Por lo que, estos son los contenidos incluidos en la caja:

  • Placa base GA-Z170X-Gaming 5-EU.
  • Connector G.
  • Conector puente 2-Way SLI.
  • Cuatro cables SATA.
  • Guía de instalación rápida.
  • Manual del usuario.
  • Panel I/O trasero.
  • Disco de drivers de la placa base.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

A continuación os dejamos una lista completa de las características técnicas de la placa.

Caractersticas-placa-z170x.jpg

DISEÑO

Lo primero que nos llama la atención de esta placa base sin duda alguna es el diseño que ostenta, ya que gracias a los acabados que posee se aprecia claramente que está enfocada al gaming. Es una placa base que querremos enseñar junto con el resto de nuestra configuración. Detalles como el diseño que tienen los disipadores pasivos de la placa con el logotipo de la marca y acabados en plata, negro y rojo, demuestran el empeño de la marca en crear un producto atractivo, tanto en prestaciones como en estilo.

b2ap3_thumbnail_Imagen12.jpgEn general, los colores predominantes de la placa base son el negro, rojo y blanco. Veremos por ejemplo como los slots para la memoria RAM van en consonancia con el resto del conjunto, al igual que los conectores PCI. Estos además tienen un acabado realmente llamativo, ya que están armados con un refuerzo de metal para mejorar las prestaciones de resistencia y durabilidad, pero de eso hablaremos más adelante.

Una placa gaming de estas características no dejará a nadie indiferente y sin duda será la envidia de nuestros amigos. A lo largo de todo el texto veremos como estas pequeñas pinceladas de diseño estarán presentes en cada uno de los elementos de la placa base.

Algo que queremos destacar por encima de todo de la GA-Z170X-Gaming 5 es que incluye multitud de mejoras en los elementos comunes de las placas base convencionales para rendir mejor en equipos desarrollados para gaming. Vamos a detallar los que consideramos más importantes desde nuestro punto de vista.

FUNCIONES GAMING

6ª generación de procesadores Intel Core

Empezando desde el hardware puro y duro, tenemos que darnos cuenta de la importancia de que esta nueva gama de placas base está ideada pensando en los nuevos procesadores Intel Core de 6ª generación. Estos poseen el nuevo socket LGA 1151 y como hemos podido ver estos últimos meses desde su lanzamiento, el rendimiento conseguido con estos nuevos procesadores es impresionante, un “power up” muy notable a la hora de configurar un PC de última generación para jugar. En este caso la placa base soporta los procesadores Intel Core i7 / i5 / i3 / Pentium / Celeron bajo socket LGA 1151. Además disponemos del chipset Intel Z170 Express.

b2ap3_thumbnail_socket.jpg

Hasta 64 Gb de RAM Dual Channel DDR4 en 4 DIMMs

Otro aspecto fundamental de esta placa base es que está ideada para disponer las nuevas memorias DDR4 de alto rendimiento. En dos canales, podremos disponer 4 DIMMs y alcanzar la cifra de 64 Gb de memoria RAM. En cuanto a compatibilidad de memorias RAM, la placa base admite módulos de memoria DDR4 3466 (O.C.) / 3400 (O.C.) / 3333 (O.C.) / 3300 (O.C.) / 3200 (O.C.) / 3000 (O.C.) / 2800 (O.C.) / 2666 (O.C.) / 2400 (O.C.) / 2133 MHz.

Gracias a esta configuración, podremos emplear este nuevo tipo de memorias que sin duda serán fundamentales para poder exprimir cualquier juego. Evidentemente la cifra de los 64 Gb de RAM se nos antoja bárbara para un PC convencional gamer, pero sin duda queda claro que la placa base nos dará soporte durante mucho tiempo para configuraciones futuras y actualizaciones de nuestro hardware.

b2ap3_thumbnail_ram.jpg

Soporte gráfico 3-Way con blindaje de metal en los slots PCIe

Pasamos a un tercer pilar básico que debe disponer una buena placa base para ser la reina de nuestro PC, y es el soporte ofrecido para las tarjetas gráficas. En este caso, la GA-Z170Z-Gaming 5 permite configuraciones del tipo 2-Way SLI y 3-Way CrossFire para soporte multi-gráfica. No todos los usuarios recurren a estas soluciones, pero en caso de querer dar el salto a montajes multi-gráfica, la serie G1 de Gigabyte sorprende. Para los que aún no conozcan las bondades de estos sistemas, la configuración multi-gráfica nos ofrece un rendimiento gráfico extremo y para ello necesitamos una placa base a la altura.

b2ap3_thumbnail_pcie.jpg

Algo que nos ha llamado mucho la atención en esta nueva serie de placas base es el blindaje de metal que disponen los conectores PCIe de la placa. Hasta ahora no habíamos visto nada parecido en una placa base doméstica, y es sin duda otro extra a tener en cuenta para la marca. Este diseño de una pieza de blindaje de acero inoxidable que rodea el conector PCIe, ofrece la resistencia necesaria para soportar las cada vez más pesadas tarjetas gráficas existentes en el mercado. El fabricante estima que la resistencia en vertical aumenta 1.7 veces y en horizontal unas 3.2 veces. Además, el acabado no puede ser más llamativo. Ver una armadura de metal plateado en el conector le da un toque Premium más que atractivo.

Red Killer E2200 e Intel Gaming. Optimizando el juego online

Hoy día uno de los aspectos fundamentales es que la conexión a Internet sea todo lo favorable posible para poder jugar en condiciones. Es por ello que la nueva serie de placas base Gigabyte tiene el controlador de red de alto rendimiento Killer E2200. Este, junto con Intel Gigabit LAN, nos ofrece mejores prestaciones a la hora de jugar online. Por ejemplo, incorpora un manejo avanzado de interrupciones para ayudar a aliviar la carga de la CPU y el soporte de tramas Jumbo para paquetes de datos extra largos, priorizando siempre la conexión de nuestra partida.

b2ap3_thumbnail_killer.jpg

Audio a la altura de las circunstancias

El sonido tampoco debe ser tomado a la ligera, ya que al igual que el aspecto gráfico, el audio posee gran importancia en los juegos actuales. Para que este se encuentre a la altura, la Z170X-Gaming 5 de Gigabyte posee una serie de funciones enfocadas en este aspecto, como es por ejemplo el convertidor de Audio Digital a Analógico Limpio, sin ruidos, condensadores de audio japoneses Nichicon de gama alta, audio HD Realtek ALC1150 115dB SNR y un chip ALC1150, el cual ofrece diez canales en total que soportan simultáneamente la reproducción de sonido de 7.1 canales, más 2 canales de salida de sonido estéreo independientes a través de las salidas estéreo del panel frontal. No nos olvidamos también de la suite de software Sound Blaster X-Fi MB3 que trae de serie y el exclusivo OP-AMP personalizable.

b2ap3_thumbnail_audio.jpg

Soporte Ultra HD a 4K

Para terminar este apartado, no podemos terminar sin mencionar la tan precisada resolución 4K, la cual se impondrá con el paso del tiempo. Por suerte las placas base de la serie 8 de GIGABYTE proporcionan soporte nativo para 4K con los gráficos integrados Intel HD Graphics a través de HDMI, por lo que nuevamente vemos que esta placa nos permitirá exprimir cualquier configuración a lo largo del tiempo.

OTRAS FUNCIONES IMPORTANTES

Tras mencionar los diferentes aspectos que el fabricante ha reforzado pensando en mejorar la experiencia gaming, vamos a comentar otros que tampoco dejan de ser importantes y también tienen cabida en la placa base.

Conectividad y almacenamiento

Por un lado contamos con el famoso controlador USB 3.1 Extreme de Intel, el cual utiliza 2 carriles PCIe Gen3 para darnos un total de ancho de banda de 16 Gb/s. Además, el USB 3.1 está disponible con el conector USB reversible Tipo-C y el conector USB Standard para una mejor compatibilidad. Por el otro tenemos el conector Dual PCIe Gen3 x4 M.2 con hasta 32Gb/s de transferencia de datos (PCIe y SATA SSD), y también con 3 conectores SATA Express con hasta 16Gb/s de transferencia de datos.

b2ap3_thumbnail_conectores.jpg

Prestaciones Gigabyte

La placa base trae de serie la tecnología UEFI DualBIOS de GIGABYTE, la cual nos ofrece una experiencia de gestión del sistema más intuitiva y práctica. Junto a esta tenemos la suite APP Center, que incluye las utilidades EasyTune y Cloud Station. Si en el pasado hemos tenido una placa base Gigabyte, seremos conocedores de las bondades de este sistema, el cual está destinado para exprimir todas las prestaciones de esta placa base.

Funciones OC

Algo que gustará a los entusiastas del Overclock es que la placa integra la función TURBO B-Clock. Las placas base de Gigabyte permiten a Overclockers cambiar la frecuencia BCLK a un valor deseado. Además, con la opción de ajuste de rango lineal de la sintonización IC, (que está comprendida entre 90 MHz a 500 MHz), no tendremos que limitarnos a los rangos del 5% del pasado.

b2ap3_thumbnail_turbo.jpg

Durabilidad

En este aspecto, la GA-Z170X-Gaming 5 no se queda nada atrás, ya que implementa las características “durable” que trae de serie la marca, como es por ejemplo el zócalo bañado en 15μ de oro. Este chapado de oro de 15 micrones de espesor nos garantiza una mayor fiabilidad y longevidad respecto otras placas base en el zócalo de la CPU, por lo que no deberemos preocuparnos por la posible corrosión de los pines o los malos contactos. Además de esto contamos con condensadores sólidos Durable Black con una larga vida útil que proporcionan una ESR extra-baja independientemente de la carga de la CPU.

b2ap3_thumbnail_condensadores-2.jpg

CONCLUSIONES

Nuestras conclusiones no pueden ser más satisfactorias, ya que llegado a este punto vemos como la GA-Z170X-Gaming 5 de la serie G1 de Gigabyte es una placa excepcional que no decepciona en ninguno de sus aspectos. Destacamos por encima de todo la multitud de mejoras enfocadas para el gaming que posee esta serie de placas base, con las que conseguiremos montar la configuración que deseamos en nuestro PC y sacar el máximo partido a nuestros componentes.

b2ap3_thumbnail_placa-montada.jpg

Además de estas mejoras, nos gusta el empeño que el fabricante ha depositado en crear una placa base con una vida útil tan larga. No nos cabe duda que cualquier PC que monte la GA-Z170X-Gaming 5, será realmente duradero, y no tendremos que cambiar la placa en mucho tiempo, ya que como hemos mencionado en varias ocasiones, está diseñada pensando en el futuro.

Es por todo ello que desde PureGaming os recomendamos encarecidamente la placa base GA-Z170X-Gaming 5 de Gigabyte.

VÍDEO REVIEW

Placa base Gigabyte Z170X-Gaming 5
¿Qué te ha parecido el artículo?
Dejar un Comentario

Newsletter
Login
Loading...
Sign Up

Nuevo miembro no permitido

Loading...