Análisis de World War Z – La guerra contra el apocalipsis

El mundo de los videojuegos es tan variado como los colores. Videojuegos de carreras, aventuras gráficas, rol, shooters, lucha, familiares… Y entre todos estos géneros, encontramos World War Z. Estamos ante un survival-shooter, ambientado en el universo de World War Z (libro y película), desarrollado por Saber Interactive y disponible para PlayStation 4, Xbox One y PC.

¿En qué consiste el Universo de World War Z? Zombies. Hordas masivas de zombies. Al igual que en la película, nos enfrentaremos a cientos de criaturas que tendrán el mismo objetivo: Acabar con nosotros. Con esta simple premisa se presenta World War Z, un digno sucesor y evolución directa de Left 4 Dead. En este análisis no sólo os explicaré en qué consiste World War Z, también despiazaremos el videojuego. ¿Cumple con lo prometido?, ¿Qué ofrece de novedoso?, ¿Sabrá mantenerse tan adictivo como Left 4 Dead? Saldremos de duda en este análisis.

World War Z – La guerra contra el apocalipsis

El videojuego World War Z es un survival-shooter en tercera persona con toques de rol, basado en misiones episódicas y lineales. En grupos de 4 (Online) o junto a la IA, tendremos que avanzar por el escenario y superar las numerosas hordas de zombies que se nos asediarán.

A grandes rasgos, su mejor virtud es al mismo tiempo uno de sus principales defectos: Conserva y perfecciona la fórmula de Left 4 Dead y la jugabilidad de The Division 2 o Gears of War; pero no innova, apuesta o va más allá. World War Z no se arriesga.

Apartado gráfico – Terroríficamente inmersivo

El apartado gráfico de World War Z no es el mejor, ni lo pretende. Saber Interactive ha querido/tenido que sacrificar unos gráficos punteros por un rendimiento (casi) impecable. Para un jugador esta es la decisión acertada: El equilibrio entre un buen apartado gráfico y un rendimiento (casi) impecable tiene como resultado la terrorífica y agobiante ambientación.

World War Z aprende la lección que God of War lleva dando desde sus inicios: Escenarios grandes y enemigos mastodónticos, provocando una sensación de pequeñez y verse sobrepasado. Las grandes masas de zetas (así se denomina a los zombies en el juego) llegan desde los extremos del mapeado y avanzan pasando por encima de todos los obstáculos que encuentren. En caso de estar en un lugar elevado, los Z formarán una amalgama hasta llegar a nuestra posición.

Localizaciones y personajes

El contenido base de World War Z ofrece 4 localizaciones: Nueva York, Jerusalem, Moscú y Tokio. A su vez, cada localización ofrece entre 2 y 3 episodios con distintos lugares de cada localización. En Nueva York, por ejemplo, pasearemos por las devastadas calles, viajaremos en metro y exploramos las cloacas. Aunque World War Z no ofrece de salida una gran variedad de localizaciones, otro de sus defectos, ciertamente dentro de lo que ofrece sí que existe variedad.

El modelado de los zombies es muy variado. Por otro lado, World War Z no oculta sus raíces: Vemos claras similitudes con los zombies especiales de Left 4 Dead: El Tank y Hunter tienen presencia en dos tipos de criaturas de World War Z. Además, Left 4 Dead cuenta con el Boomer, un zombie que explota/escupe y atrae a más zombies. En World War Z existe un zombie que cumple esta función: El Gritón, que llama de forma casi ininterrumpida a más hordas de criaturas.

Rendimiento (casi) impecable

Una de las mayores preocupaciones con World War Z era su rendimiento. ¿Cómo iba Saber Interactive a administrar unos gráficos respetables, explosiones por doquier y una gran cantidad de zetas en pantalla? El espectáculo visual que ofrece el título debió de suponer muchas concesiones durante el desarrollo del mismo. El principal aspecto es un apartado gráfico que seguro podría haber sido mucho más espectacular de lo que ya es.

El rendimiento de World War Z no es perfecto. Esto no pillará a nadie por sorpresa. En casos puntuales he tenido bajadas de fps, aunque sorprendentemente nunca tirones. La conexión durante las partidas ha sido ideal. El problema siempre ha estado en el momento en el que somos detectados por una enorme horda de zetas, concretamente entre estar quieta y echar a correr hacia nosotros. Aunque son unos segundos de fps caídos, se nota más de lo que nos gustaría.

En resumen, World War Z cumple y agrada en su apartado gráfico, pero no estamos ante los mejores. Renuncia a una mayor calidad gráfica por un rendimiento (casi) impecable. En lo que sí destaca es en su gran variedad de modelados y en conservar una variedad de zombies que rápidamente reconoceremos.

Jugabilidad – Nada nuevo bajo el sol

Como hemos dicho anteriormente, la mayor virtud de World War Z es su mayor defecto: Ni innova ni arriesga, pero lo que ofrece es genial. Es indudable que World War Z es sucesor directo de videojuegos como Left 4 Dead, The Division y Gears of War. Podemos verlo claramente en la estructuras de las misiones, la jugabilidad e incluso el movimiento de los personajes.

Misiones y su estructura

La estructura de las misiones resultará muy familiar a los jugadores de Left 4 Dead. Contamos con diferentes localizaciones, que a su vez dispondrán de varios episodios. Cada episodio cuenta con una estructura muy concreta: Misión lineal con puntos calientes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Durante la misión, nos veremos asaltados por zetas. Cuando lleguemos a un punto caliente tendremos que aguantar la posición frente a las hordas de zetas, mientras realizamos algún requisito: Conseguir llaves, activar generadores, proteger ciertos puntos o personas… Además, dispondremos de una gran variedad de dificultades, cada una con mayor o menor recompensa, y que aportará una gran rejugabilidad al título. En este aspecto, nada nuevo.

World War Z introduce las cajas de ayuda para los puntos calientes. Estas cajas contienen torretas montadas y automáticas, alambres de espino y electrificados, alambradas… Una gran cantidad de herramientas que podemos usar para defendernos de las oleadas de zetas en los puntos calientes. Estas ayudas son limitadas o tendremos que reactivarlas pasado un tiempo.

Jugabilidad y rol: Clase y armas

En este aspecto World War Z ha ido un paso más allá que Left 4 Dead y es la razón por la que podría ser todavía más adictivo: La jugabilidad es fluida, inmersiva y muy frenética. El movimiento de los personajes es sencillo, rara vez nos atascamos en escalones o paredes invisibles e incluso podremos optar por el sigilo. La única pega de cara a la jugabilidad es la ausencia del esquive o rodar, en ocasiones hace demasiado rígido al personaje. El gunplay es muy arcade, así que no supondrá un problema para los jugadores menos versados en shooters.

Lo que distingue a World War Z de su “predecesor evidente” es el sistema de personajes y personalización de armas. WWZ cuenta con una gran variedad de personajes para elegir, cada uno con su historia, personalidad y motivaciones. Una vez elegido nuestro personaje favorito, tendremos dos aspectos más que elegir: Clase y armas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las distintas clases aportan el componente de rol a WWZ, asemejándose a lo visto en Killing Floor. Tenemos disponibles un árbol de habilidades para cada clase, que tiene un papel dentro del equipo: Médico, pistolero, melee… Cuantas más mejoras adquiramos, más ventajas obtendremos para nosotros y nuestros compañeros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por otro lado, las armas y su personalización. Sólo puedo describir este aspecto citando a John Wick: Guns. Lots of guns! (Armas. ¡Montones de armas!). World War Z dispone de un arsenal tan abrumador como la cantidad de enemigos a la que nos enfrentamos, y una personalización que supera a la de algunos shooters actuales.

Fuego amigo

Uno de los aspectos más relevantes es el Fuego Amigo. En World War Z haremos daño a nuestros compañeros con nuestros disparos, explosiones y el fuego que provoquemos. Este aspecto podría ser una gran adición, de no ser porque: No se puede desactivar y no existe penalización activa (votar para expulsar el jugador) o pasiva (baneo de la partida o penalización de tiempo sin jugar) para los jugadores que disparan deliberadamente a sus compañeros.

Ciertamente es muy complicado completar una partida sin dar alguna vez a nuestros compañeros. Esta es la razón por la que imagino los desarrolladores decidieron no penalizar. Sin embargo, este acto de buena fe y confianza está siendo aprovechado por muchos jugadores para eliminar a compañeros que no se ciñen a sus exigencias.

El fuego amigo por error no es un problema, ya que existen habilidades que lo atenúan o lo eliminan, sin embargo dos jugadores pueden matar a un tercero en cuestión de segundos de proponérselo. La ausencia de un sistema de penalización hace parecer a World War Z un título que todavía debe madurar.

Contenido peligrosamente escaso

WWZ cumple con casi todos los requisitos para ser igual o más adictivo que Left 4 Dead o Killing Floor. La falta de contenido es uno de los mayores problemas de WWZ. Ciertamente disponemos de un gran arsenal y clases variadas que mejorar. Sin embargo, sólo hay 4 localizaciones con pocos episodios cada una. Sólo me hizo falta una tarde para completarlas todas en dificultad normaldifícil.

En consecuencia, el poder de retención de jugadores de WWZ es muy bajo. Únicamente los amantes de este formato, que no son tantos, y el modo multijugador podrían mantener el título vivo a la larga. Es por esto que WWZ precisa de más contenido en un plazo corto-medio. Sabemos que Saber Interactive anunció que pronto mostrarían un roadmap del futuro contenido. Todo depende de lo que decidan introducir en el futuro.

La realidad de World War Z es que puede terminar aburriendo demasiado rápido a sus jugadores. Es cierto que desbloquear todas las mejoras de las clases y armas lleva su tiempo, pues ambas comparten la misma moneda, que se consigue realizando partidas. Sin embargo, este contenido es inocuo ante la escasa cantidad de escenarios para jugarlos. Hay indicios de que Saber Interactive introducirá nuevo contenido en el futuro: Armas y personalizaciones, y localizaciones y episodios. No puedo afirmar con seguridad.

Conclusiones – El movimiento es vida

World War Z es un videojuego esencialmente conservador: Toma una fórmula y jugabilidad que funcionan (Left 4 Dead y The Division), y la mejora añadiendo una barbaridad de armas y clases, con sus correspondientes mejoras y personalizaciones. Además, añaden el toque personal de WWZ: Las inmensas hordas de zetas. El excelente trabajo gráfico y de rendimiento, combinado con el contenido ofrecido, hacen de WWZ un videojuego adictivo y muy divertido tanto en compañía como en solitario.

Por otro lado, WWZ ni de lejos es perfecto: He tenido problemas puntuales en el rendimiento, el nivel de armas y clases se obtienen demasiado rápido, el fuego amigo no tiene penalización, el contenido es muy limitado… En definitiva: Una serie de problemas que se traducen en una corta vida. La única forma de evitar una muerte prematura es que Saber Interactive ofrezca más contenido. Que ofrezcan su videojuego como un servicio activo, dinámico y en constante movimiento.

En conclusión, World War Z merece la pena. Los amantes de los zombies y el formato de lucha por hordas disfrutarán enormemente de este videojuego. Sin embargo, es evidente que al videojuego le queda mucho camino de mejora y crecimiento. Personalmente estoy disfrutando de WWZ y siento que todavía me quedan muchas horas entre zombies.

Hemos podido elaborar el análisis de World War Z en PlayStation 4 Pro gracias a una copia física ofrecida por Koch Media.

Reseña
  • World War Z
    7Valoración Final

    World War Z es un survival-shooter en tercera persona con toques de rol. Ambientado en el Universo de World War Z, tendremos que sobrevivir a cientos de hordas de zombies. Podremos escoger entre una gran variedad de personajes, clases y un gran arsenal.

    • Historia
    • Jugabilidad
    • Gráficos
    • Sonido
CONCLUSIÓN
    • DESTACAMOS
      • La ambientación y jugabilidad son excelentes.
      • El equilibrio entre gráficos y rendimiento es excelente.
      • Gran variedad de personajes, clases y armas.
    • A MEJORAR
      • Carencia de contenido con respecto a escenarios.
      • Ausencia de un sistema de penalización.
      • Progresión demasiado rápida con respecto al contenido.
Dejar un Comentario

Newsletter
Login
Loading...
Sign Up

Nuevo miembro no permitido

Loading...