Artículo escrito por Pablo Seara
Escribo sobre videojuegos desde que me regalaron una Nintendo 64 con Ocarina of Time y Super Mario 64. Desde entonces, mi gusto se ha extendido a todas las plataformas y géneros. Defensor de los indies como el camino a seguir por el sector.

La diferencia entre remaster y remake no solamente radica en su producción, sino también en su objetivo. Un remaster se limita normalmente a mejorar el apartado gráfico del juego original, y quizás a hacer algunos cambios extras, pero que en líneas generales no modifican la anterior experiencia.

Sin embargo, y desde mi punto de vista, un remake no debería de ser solamente eso, si no un ejercicio de aprendizaje y mejora. Tendría que corregir los errores del material original y adaptar el videojuego a las sensibilidades de la sociedad actual. Desgraciadamente, este no es el caso del remake de Secret of Mana.

Resulta curioso que recibamos ahora, de entre todos los momentos, el remake de Secret of Mana. Después de un 2017 en el que el rpg japonés resurgió con sagas legendarias y nuevos nombres, y en el que Secret of Mana tuvo presencia en el catálogo de SNES Mini, se entiende que Square Enix quiera resucitar la memoria de una de sus sagas más queridas. Sin embargo, esta interpretación de Secret of Mana se queda a medio caballo entre una joya nostálgica y una adaptación a nuestra era.

No solamente no han aprovechado la oportunidad de corregir los errores del original, sino que también han añadido algunos cambios que no benefician al juego. Más allá del desacertado apartado gráfico, el remake de Secret of Mana no consigue mantener la frescura de su homólogo del 93. Eso sí, resulta una experiencia muy divertida si se juega en compañía, y tanto su historia como sus personajes siguen conquistando a su propia manera.

remake de Secret of Mana

Secret of Mana, ¿versión Funko POP?

La primera de las malas decisiones a la hora de rehacer el título de SNES es la más evidente a simple vista: su apartado artístico. No es la primera vez que Square Enix reinventa el estilo de uno de sus juegos clásicos: ya lo hizo con los remakes de Final Fantasy 3 y 4 para DS, que cambiaban los sprites inspirados en las ilustraciones de Yoshitaka Amano por una estética chibi poligonal, con resultados mixtos. El caso de Secret of Mana se encuentra en la misma línea, pero con más sombras que luces.

Sin embargo, es cierto que este estilo se había escogido con buenas intenciones. Secret of Mana es una aventura clásica en un mundo mágico y colorido, repleto de personajes a cada cuál más mono y cuyo tema central, como muchos juegos de rol de la época, es la amistad. Al optar por una estética chibi, se pretendía mantener la esencia del juego, pero ofreciendo una perspectiva diferente.

El problema es que el resultado termina siendo algo pobre, principalmente por la elección de adaptarlo a PS Vita, comprometiendo la potencia gráfica del título. De no ser así, probablemente habríamos visto un remake más trabajado, pero a la hora de la verdad, al juego le falta muchos detalles. Por ejemplo, el diseño de los personajes, con sus grandes cabezas y cuerpos pequeños, contrasta demasiado en las cinemáticas con el propio escenario, que queda empequeñecido y que en muchas ocasiones peca de simple.

remake de Secret of Mana

Master of Puppets

Las animaciones también resultan insuficientes, y afectan tanto a la jugabilidad como a la historia. Por una parte, los personajes no abren la boca en todo el juego, a pesar de estar doblado al inglés. Las escenas más emotivas pierden gran parte de su impacto cuando los protagonistas parecen marionetas más que personas reales, una pena teniendo en cuenta que tanto el doblaje inglés como el japonés no están nada mal.

Por otra parte, los ataques a melee pierden contundencia, incluso presentando algo de retraso a la hora de acertar a los enemigos. En este sentido, también se echa de menos los efectos sonoros del original, que informaban eficientemente de los diferentes estados infligidos o de golpes críticos, además de un sistema de colisiones en mejor estado.

Todo lo comentado anteriormente sorprende cuando enciendes el juego y ves su carta de presentación, una bella introducción con los gráficos y la música del Secret of Mana original, todo un detalle para sus fans. También supone un acierto el minimapa presente en todo momento en la parte superior derecha de la pantalla que, aunque ocupa algo más de lo que debería, sirve tanto como herramienta para orientarse como un recuerdo nostálgico del 93, al usar pixel art en vez de la estética del remake.

remake de Secret of Mana

El secreto del Maná

También me sorprendió ver lo bien conservada que está su trama. En esencia, se trata de una historia sumamente clásica: nuestro protagonista, un joven llamado Randi, encuentra la legendaria Espada de Maná, el arma que consiguió salvar al mundo de la destrucción en el pasado. Sin embargo, al sacarla de su pedestal, Randi termina desequilibrando el Maná del planeta, con terribles consecuencias.

Tu objetivo es restaurar las defensas de Maná activando las ocho semillas distribuidas en los diferentes templos alrededor del mundo. En tu periplo te acompañan dos aliadas, una chica en busca de su prometido llamada Primm y Popoi, un duende amnésico. Los tres protagonistas forman el ancla emocional de Secret of Mana, aprendiendo a confiar los unos en los otros, descubriendo sus orígenes y, finalmente, formando una amistad inquebrantable.

La trama sigue siendo la misma que hace quince años, manteniendo su estructura y giros argumentales. De hecho, se trata prácticamente de una recreación exacta de la historia original, uno de los puntos más fuertes de Secret of Mana.

remake de Secret of Mana

Los que buscan un remake/remaster normalmente quieren una experiencia nostálgica y Secret of Mana cuenta una aventura tan sencilla como efectiva, un cuento de una época donde a los juegos de rol no se le demandaba más complejidad. Han hecho bien en no querer cambiarla, aunque lo que sí tendrían que haber hecho es ajustar su injusta curva de dificultad, que despega en cierta parte del juego y supondrá más de un quebradero de cabeza a alguno.

Luchando contra los enemigos…

El aspecto más único de Secret of Mana respecto a otros jrpgs de su época fue su sistema de combate, un arpg donde la posición y los tiempos son lo más importante. Desde una vista isométrica y en tiempo real, los jugadores tienen que atacar a los enemigos mientras vigilan su barra de fuerza. Esta barra se reduce a cero por cada golpe, y vuelve al 100% al cabo de muy poco tiempo. Se puede volver a golpear antes de que se rellene este medidor, pero los ataques no serán tan efectivos.

Es un sistema tan sencillo como divertido, un reflejo jugable de su trama. Pronto aprendemos a situarnos en el escenario para atacar, movernos mientras esperamos el sonido que nos avisa que la barra vuelve a estar llena y volver al combate. Cuando contamos con nuestras dos aliadas, más enfocadas en la magia, los combates se vuelven aún más divertidos, sobre todo al enfrentarse contra varios contrincantes.

remake de Secret of Mana

A la hora de equiparnos, contamos con una gran variedad de armas y hechizos con diferentes aplicaciones y movimientos. Todos ellos pueden subir de nivel, por lo que cambiarlos a menudo será clave tanto para mejorarlos como para adaptarnos a nuestra situación actual. De esta forma, añade una capa más de dinamismo a un sistema que conquistó a los jugadores a finales del siglo pasado.

… y contra los menús

Aun así, aquí nos volvemos a encontrar con problemas que persisten del juego original, e incluso alguno nuevo. A pesar de poder dar órdenes directas, la inteligencia artificial del grupo es bastante deficiente, y a menudo se quedan atascados en lugares o dan vueltas sin sentido. Incluso la simple acción de atacar al entrar en combate a veces tarda demasiado.

Sin embargo, lo peor del remake de Secret of Mana no se encuentra en la jugabilidad en sí, si no en su propia interfaz. Cada vez que tengamos que cambiar hechizos, usar objetos, o simplemente navegar el sistema, nos enfrentamos a una serie de menús circulares caóticos e incómodos de explorar. Tardamos mucho en habituarnos a estos menús y más de una vez descartamos sin querer alguna pieza de equipamiento por la desafortunada elección de colocar el icono de destruir objetos nada más entrar a la sección de equipamiento. El diseño de los menús es terrible, un fallo garrafal que nos acompañó durante todo el juego.

remake de Secret of Mana

Juntos, podemos romper un iceberg

Como ya hizo Square Enix con los remasters de Final Fantasy, el remake de Secret of Mana cuenta con un arreglo orquestado de su banda sonora. En su mayor parte, esta adaptación musical conserva el impacto de su fuente de origen y lleva a una nueva dimensión canciones tan emocionantes como Fear of the Heavens. De todas formas, se puede cambiar en todo momento a la música original, a gusto del jugador.

También queda a manos del jugador la posibilidad más interesante de Secret of Mana: jugar en compañía. Con un total de 3 jugadores a los mandos, podemos disfrutar de todo el juego en cooperativo, solucionando el problema de la inteligencia artificial. Resulta tremendamente fácil unirse a una partida en cualquier momento, algo no tan sencillo al jugarlo en la SNES. Si Secret of Mana se recuerda tan bien es, principalmente, por poder jugarlo con amigos o familiares, con los que los jugadores de aquel entonces crearon muchas memorias.

remake de Secret of Mana

Un remake que no está a la altura

El remake de Secret of Mana mantiene la divertida jugabilidad y bonita historia del original, pero también arrastra fallos que se podrían haber arreglado perfectamente, como su inteligencia artificial o su curva de dificultad. Lo peor de todo es que los nuevos añadidos traen más problemas que soluciones, con un apartado artístico que no será del gusto de todos, animaciones pobres y unos menús desastrosos.

A pesar de ser un remake algo decepcionante, esta versión de Secret of Mana tiene mayor valor en su faceta multijugador, tan cómoda como entretenida de jugar. También es un título que, como todos los de su naturaleza, atrae a un público nostálgico y que aquí podrán encontrar, tras varias capas de fallos incómodos, una experiencia que merece la pena.

Precio recomendado: EUR 39,99
Precio: EUR 30,99

Hemos elaborado este análisis en PlayStation 4 gracias a una copia física que nos ha enviado Koch Media.

Análisis del remake de Secret of Mana – Una interpretación poco ambiciosa
5 (100%) 1 vote

Secret of Mana

Ventajas
  • Historia y personajes entrañables
  • Multijugador cooperativo divertido y para todos los públicos
  • Jugabilidad sencilla y efectiva...
Aspectos a mejorar
  • ...lastrada por la inteligencia artificial y el sistema de colisiones
  • Apartado gráfico pobre
  • Interfaz y menús mal diseñados
6 Bueno

2 Comentarios

  1. Me gustan los RPG y este juego es un RPG clásico. Tenía pensado comprarlo pero el análisis me levanta dudas sobre el. ¿Qué consejo me daríais?

    • ¡Muy buenas tocayo! Depende mucho de tus gustos, yo personalmente recomiendo jugar al original si de verdad te gustan los rpgs clásicos.

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here