Mario Arroyo
Artículo escrito por Mario Arroyo
Sin videojuegos, la vida sería un error. Pulsando teclas, botones y joysticks desde que tengo uso de razón. Apasionado y analista de videojuegos en todas sus formas, colores y sabores.

El nombre de Portal Knights lleva resonando en nuestras cabezas desde hace poco más de un año, cuando el título se lanzó como juego de acceso anticipado en Steam. Desde entonces, muchos jugadores han visitado los diferentes mundos que nos ofrecen los portales. Para que entendáis el concepto de Portal Knights y al igual que el aclamadísimo Minecraft, el juego de 505 Games y Keen Games, se ha atrevido a mezclar las características propias del famoso juego de cubos de Mojang. Así, nos encontramos con una generación aleatoria de mundos llenos de vida y en los que tendremos el principal cometido de sobrevivir. Como veis, hasta aquí la idea es exactamente igual que la proyectada en Minecraft, pero evidentemente se diferencia en algunos aspectos.

¿Qué hay de nuevo viejo?

¿Entonces qué ofrece exactamente Portal Knights en relación a la innovación? Bien, pues resulta que su principal diferencia reside en la inclusión de portales, a través de los cuales podremos viajar de un mundo a otro. Para poder trasladarnos entre ellos, antes será necesaria la creación de estos portales que lo conseguiremos gracias a la extracción de minerales raros que puedan estar escondidos por el entorno, o a través de la eliminación de enemigos.

De esta forma, podemos ver como el sistema de juego es bastante sencillo. Llegamos a una isla, la recorremos e investigamos, recogemos recursos y materiales con los que poder construir objetos para sobrevivir, nos enfrentamos a las criaturas que se encuentren viviendo allí, creamos el portal para poder viajar a otro escenario, y vuelta a empezar.

El tamaño de las islas suele ser ligeramente reducido, pero cada una de ellas ofrece una serie de características únicas, desde el tipo de clima, hasta las distintas criaturas que habitan en ella, así como los distintos materiales que tendremos la posibilidad de recoger.

portal knights 3

En relación con la jugabilidad y el sistema de control de Portal Knights, tenemos que decir que es bastante intuitivo en primera instancia, y más todavía si hemos jugado a Minecraft con anterioridad. El control está bien adaptado a los mandos, y los jugadores de PC no tendrán ningún problema para hacerse con él. Un detalle que nos ha parecido acertado dentro de este apartado, es la posibilidad que tendremos en todo momento, de controlar a nuestro personaje tanto en primera como en tercera persona.

Creemos que esto otorga puntos al sistema de control del juego ya que ofrece opciones para todo tipo de jugadores, además de facilitar los aspectos esenciales del juego como son la recolección de objetos, en la cual os recomendamos utilizar la vista en primera persona, y el combate con nuestros enemigos en el que os recomendamos utilizar la vista en tercera persona.

Videoanálisis

Cuenta con mi espada… y con mi arco… y con mi magia

Así pues las batallas nos han resultado muy interesantes, aunque algo sencillas, todo hay que decirlo. La mecánica se limita a golpear y esquivar y no supondrá ningún reto para el jugador, pero aun así, los combates nos han parecido cuanto menos, entretenidos. Cabe destacar que al comienzo del juego podremos elegir qué clase de personaje queremos ser, diferenciando así entre guerrero, guardabosques y mago. Cada tipo de personaje posee unas características que los hacen únicos y una manera de atacar, por no hablar de sus propias habilidades.

Así, el guerrero invita a luchar cuerpo a cuerpo contra sus enemigos, el guardabosques se caracteriza por utilizar su arco para poder atacar a largas distancias y por último el mago se hace valer de conjuros para poder acabar con todas las criaturas que se interpongan en su camino. De esta forma, se pueden cubrir las necesidades jugables de cualquier tipo de jugador y podemos elegir si nuestra forma de combate será cuerpo a cuerpo, o bien, si nos desenvolvemos mejor con combates a larga distancia.

En otro orden de cosas, debemos destacar que no es oro todo lo que reluce, pues en nuestra opinión, el movimiento de cámara debería estar mucho mejor trabajado en ciertos apartados, ya que, en algunas ocasiones, cuesta controlar la vista y más si hay varios enemigos, pues la cámara se fija en uno solo y la vista estará enfocada en él, lo cual reduce notablemente el campo de visión. Esto también afecta al apartado de construcción de estructuras, ya que la imprecisión visual ensombrece levemente este proceso.

Y no penséis que se nos iba a olvidar hablar de este apartado, ya que la construcción de objetos es uno de los pilares bajo los que se sustenta Portal Knights. Así el “crafteo”, nos ofrece unas mecánicas muy similares a las ya vistas en Minecraft, convirtiéndose así en un sistema muy intuitivo y sencillo. Cuantos más materiales tengamos en nuestro inventario, más ítems podremos construir. Además, nos gustaría resaltar que el propio juego explica las posibilidades que tenemos a la hora de generar objetos y explica en detalle los materiales que necesitamos para construir todos los artículos.

portal knights

El RPG siempre es bienvenido

Acertado resulta también ese aire de progresión que ofrece el juego. La posibilidad de equipar diferentes armas y armaduras, invita al jugador a seguir mejorandolas a la vez que vamos subiendo de nivel, gracias al cual podremos mejorar nuestras habilidades. Con todo esto, vemos como Portal Knights goza de una atmósfera característica de un RPG, la cual aporta ciertos puntos favorables al conjunto general del juego.

Como veis no hemos hablado hasta el momento de la historia del nuevo juego de 505 Games y Keen Games, y es que Portal Knights no es que tenga un argumento sólido del que poder hablar. Nuestro cometido principal será ir avanzando por todas las islas derrotando enemigos, cada vez más fuertes y ayudando a diferentes personajes controlados por la IA, los cuales aportan un cierto dinamismo al título. De esta forma, la libertad nos acompañará a lo largo de todos los escenarios, pues podremos elegir de qué forma actuar en cualquier momento.

En otro orden de cosas y para terminar de hablar de las modalidades que ofrece Portal Knights, nos centramos ahora en su modo cooperativo. El juego ofrece un sistema de juego para un máximo de cuatro jugadores de manera online, y dos jugadores en una modalidad local, para poder exprimir al máximo todas las características del juego, por si el modo principal se nos queda corto.

Una maravilla visual

El apartado técnico de Portal Knights goza de una paleta de colores de lo más atractiva para los ojos. La mayoría de escenarios son muy bonitos y están llenos de detalles, todo ello formado por unas texturas cuadradas, las cuales recuerdan a Minecraft más de lo que nos gustaría. Los enemigos tienen una personalidad especial, y los elementos que rodean su universo enriquecen mucho este apartado. En otro sentido, la banda sonora del juego es muy alegre y fantástica, adaptándose bien a las distintas situaciones que viviremos en el juego.

En resumidas cuentas, es inevitable hablar de Portal Knights sin pensar antes en Minecraft. El famoso juego creado por Mojang es una referencia indiscutible en el desarrollo de este título. Pero por otro lado, es cierto que Keen Games ha intentado ofrecer una experiencia diferente en lo referente a la creación de un juego más que adecuado para todos los públicos. Los mayores podrán disfrutar de varias horas de entretenimiento, pero sin duda serán los más pequeños de la casa los que disfrutarán del universo que ofrece el juego. Esperemos, que en un futuro el juego siga en aumento y reciba mucho más contenido para que los caballeros del portal tengan una amplia cabida en el universo de los videojuegos.

portal knights 2

Hemos podido elaborar este análisis en su versión para PlayStation 4 gracias a una copia que nos ha proporcionado 505 Games.

Análisis de Portal Knights – Si Minecraft tuviera un hijo…
¿Qué te ha parecido el artículo?

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here