Mario Arroyo
Artículo escrito por Mario Arroyo
Sin videojuegos, la vida sería un error. Pulsando teclas, botones y joysticks desde que tengo uso de razón. Apasionado y analista de videojuegos en todas sus formas, colores y sabores.

No hay duda de que estamos en una época en la que los juegos desarrollados en el futuro están cobrando cada vez más protagonismo en el mercado, así como en las estanterías de muchos jugadores. Claros ejemplos los tenemos en juegos como Destiny, los tres últimos juegos de la saga Call of Duty (Advanced Warfare, Black Ops 3, Infinite Warfare), No Man’s Sky, Doom, Battleborn, Titanfall y un largo etcétera que se amplía hasta el infinito, (nunca mejor dicho).

Y no nos extraña. El futuro es un gran desconocido para todos los habitantes del presente, por lo que crear una historia basada en una temática futurista es una decisión más que acertada, no solo por ponerle cara a algo tan lejano, sino también porque los límites solo los pone la imaginación del estudio de desarrollo que se encargue del juego en cuestión, y no están sujetos a una historia ya escrita o pre-establecida. Bendita ciencia ficción.

Un caso más sería el de la trilogía de Mass Effect que hace unos años, en la pasada generación de consolas, nos permitió viajar por el espacio y vivir aventuras a través de los ojos del comandante Shepard. Sobra decir, que esta franquicia se encuadra dentro del género de la acción y disparos en 3ª persona, pero también podemos afirmar sin miedo que es un videojuego de rol y ciencia ficción a partes iguales.

mass effect andromeda 1

Una saga con historia

El Mass Effect original llegó en primer lugar en el año 2007, en un primer momento para Xbox 360. En cambio, PlayStation 3 tuvo que esperar 5 años (hasta 2012) para que el comandante Shepard tuviera un lugar en sus filas, llegando así dentro del recopilatorio Mass Effect Trilogy que incluye la trilogía de Mass Effect dentro del mismo disco. Tiempo después llegó Mass Effect 2 en el año 2010, y 2 años después cerraba la trilogía Mass Effect 3. Los tres juegos nos hicieron vivir una Space Opera con todas las letras y trata temas como la colonización del espacio, la inteligencia artificial, y la convivencia con razas extraterrestres, todo ello claro está en un futuro año 2183.

Por aquel entonces, muchos pensamos que Mass Effect sería una trilogía más, con su presentación, su nudo y su desenlace, pero BioWare sorprendió a todos anunciando un nuevo viaje al espacio llamado Mass Effect Andromeda. Una aventura sin el viejo conocido Sheppard como protagonista, con el riesgo que ello supone, como por ejemplo el no tener un punto de partida con el que poder empezar esta nueva historia, la cual tiene lugar muchos años después de los eventos ocurridos en la anterior trilogía.

Esta nueva aventura comienza en el 2176, año en el que nace la iniciativa Andromeda bajo el propósito de utilizar a seres humanos, en colaboración con otras especies, para colonizar otros planetas residentes en la galaxia del mismo nombre, y comenzar allí, de cero, una nueva vida. Tras muchos años de duro trabajo, la nave protagonista de este viaje zarpa en el año 2185 hacia su destino.

Como es lógico, todas las historias tienen su protagonista, y este Mass Effect Andromeda nos ofrece la oportunidad de elegir entre dos hermanos: Sara y Scott Ryder, por lo que podremos tener un protagonista masculino o femenino, a gusto del consumidor. Una vez elegido el género, y algunos parámetros personalizables, despertaremos del largo letargo en el que estábamos sumergidos y enseguida nos damos cuenta de que la soledad es nuestro único acompañante, por no hablar de que los planetas en los que pensábamos asentar las bases de nuestra futura vida en la galaxia Andromeda no son para nada habitables. Así se asientan las bases de nuestro cometido: averiguar qué está ocurriendo a nuestro alrededor, además de encontrar una forma para asegurar un desarrollo vital de la humanidad en esta nueva galaxia.

A riesgo de hacer spoilers, y desvelar contenidos de la trama que nos ofrece este nuevo título de BioWare, no vamos a profundizar mucho más en el argumento (más que nada, porque nos gustaría tener nuestras cabezas unidas al cuerpo), pero sí vamos a ver las características que éste presenta, así como hablar de ciertas novedades que confluyen a lo largo de su historia. Una historia cuyo tiempo de finalización variará en función del tipo de jugador que se enfrente a ella. Si nos centramos en acabar el juego lo antes posible, podremos terminar fácilmente en unas 15 o 20 horas. Si en cambio nos paramos a analizar y descubrir todos los rincones de los planetas de la galaxia Andromeda, la cifra puede ascender fácilmente a más de 70 horas.

mass effect andromeda 4

Explora y descubre hasta el infinito

Lo que más nos ha gustado sin duda alguna es la capacidad de libre exploración y descubrimiento que se extiende a lo largo de todo el juego. Como líderes de la iniciativa Andromeda, nos convertiremos en el Pionero… ¿Qué quiere decir esto?, que seremos los encargados de tomar todas las decisiones en lo referente a colonizar los nuevos planetas, y en planear las estrategias más adecuadas para este propósito. Para ello, coordinaremos todas nuestras actividades en el Nexus, un centro de operaciones desde el organizaremos cada uno de nuestros movimientos. De esta forma nos trasladaremos a estos nuevos mundos con la excusa de realizar una misión principal allí, y una vez completada, tendremos toda la libertad del mundo para explorar todas sus zonas a nuestro antojo, e ir familiarizándonos con los rasgos y características que pueda presentar.

Pero no penséis que nuestra tarea va a consistir únicamente en movernos por los amplios escenarios de un lado para otro, sino que también entra en juego el desconocimiento de lo que podemos encontrarnos en los vastos planetas que quedan por descubrir. Al estar situados en una nueva galaxia, encontrar nuevas razas de alienígenas estará a la orden del día, cada una de ellas con sus rasgos y características propios, de ahí, que sea muy importante el factor estratégico a la hora de explorar y colonizar estos nuevos mundos.

Podremos recorrer hasta un total de cinco planetas, que visto por primera vez puede parecer un número un tanto mejorable, pero no os imagináis cuántas posibilidades ofrecen cada uno de ellos, por lo que, en este caso, la calidad prima por delante de la cantidad. Nuestra capacidad de exploración se ve sustentada por el Nomad un vehículo que viene a sustituir al mítico Mako que teníamos en la pasada trilogía. Además, podremos potenciar este vehículo con una serie de mejoras que iremos obteniendo en relación a nuestro avance en la historia. Estas mejoras, mejoran la aceleración, la potencia de salto o incluso enriquecen la capacidad de movimiento del Nomad, e incluso podremos cambiar el color de su carrocería.

mass effect andromeda 2

Por otro lado, podremos movernos por los planetas a pie, y con un añadido en forma de accesorio: un propulsor que tendremos anclado a la espalda en nuestro traje. Así las posibilidades de movimiento se amplían notablemente, otorgando a nuestro personaje un rápido movimiento lateral que nos permite esquivar con mayor facilidad ataques enemigos, así como multiplicar nuestras posibilidades de llegar a zonas más elevadas o escarpadas.

Lucha por la colonización

Como os podéis imaginar, el cambio en el sistema de movimiento de nuestro personaje, tiene impacto directo en las posibilidades de acción y en el combate de Mass Effect Andromeda. Ahora esquivar ataques de los enemigos puede resultar una tarea mucho más sencilla, y las posibilidades de ataque se ven incrementadas con distintos tipos de movimiento. Pero este no es el único cambio que ha recibido el combate, ya que, sin duda, ha sido una de las características que más modificaciones ha sufrido para adaptarse a los tiempos que corren.

Para empezar, la velocidad de los combates se ha incrementado haciéndolos así mucho más fluidos. El manejo del personaje tiene una respuesta óptima ante el control, y como hemos dicho anteriormente, las nuevas posibilidades verticales en el movimiento, ofrecen más riqueza a las batallas. Como estamos acostumbrados en la saga Mass Effect, habrá varios compañeros que nos acompañen en los diferentes enfrentamientos, y además podremos elegir entre diversas combinaciones de los mismos, pudiendo elegir así entre dos compañeros (como máximo) para cada misión . Esto, además también ha recibido modificaciones.

Por ejemplo, se ha eliminado la rueda de órdenes y poderes con las que podíamos controlar, de una u otra forma a nuestros aliados. Ahora, esta capacidad ha quedado reducida a modificar la ubicación de los mismos sobre el escenario, para situarlos en la posición que más nos convenga. Otro cambio sustancial relacionado con la gestión de nuestros recursos reside en la salud. Ahora, ésta se regenera automáticamente, a diferencia de los anteriores Mass Effect, donde teníamos que ir curándonos en caso de que nuestro personaje estuviera herido.

Para hacer frente a nuestros enemigos, contamos con un amplio arsenal de armas que se compone por viejas conocidas de la trilogía original, junto con armas de las nuevas especies que encontraremos en los diferentes planetas de la galaxia de Andromeda. Podremos ampliar dicho arsenal gracias a la exploración por los diferentes planetas, e incluso personalizar dichas armas con sus propios potenciadores, para mejorar sus atributos.

mass effect andromeda 3

Como suele ser habitual, un buen ataque, se tiene que complementar con una buena defensa, y los desarrolladores han implementado un sistema de coberturas automático, el cual tiene un acceso sencillo. En él, nuestro protagonista se cubre siempre que es posible (con animaciones bien cuidadas), prescindiendo de teletransportes gráficos innecesarios. Aun así, pensamos que aunque BioWare ha intentado facilitar la jugabilidad al jugador, tendría que haber incluido la opción de que este sistema fuera también manual, para aquellos jugadores que quieran resguardarse a plena voluntad.

Elige bien, y acertarás

Continuamos con la faceta jugable de Mass Effect Andromeda y pasamos a hablar ahora del sistema de habilidades que tiene el título. Para empezar, las actitudes de nuestros protagonistas han evolucionado en relación a la trilogía del comandante Shepard, que como muchos de vosotros conoceréis poseía un sistema de virtud y rebeldía que definía nuestro carácter, el cual iba variando en función de nuestros actos. En Andromeda, se han implementado cuatro tipos diferentes de actitud, los cuales están relacionados con un carácter diferente de Ryder. Encontramos así, una actitud cerebral, otra actitud lógica, otra emotiva y por último una actitud profesional, las cuales dictarán la personalidad de nuestro protagonista. Estas opciones las iremos encontrando a lo largo de las líneas de diálogo con los numerosos personajes que encontraremos en nuestro camino. Diálogos que por cierto son protagonistas indiscutibles de la historia, ya que forman parte esencial del sistema nervioso del juego y aparecen constantemente a lo largo de toda la trama.

El amplio árbol de habilidades va ligado a un hilo de progresión, y están distribuidas en tres grandes ramas: habilidades tecnológicas, bióticas y de combate. Cada vez que realicemos acciones obtendremos experiencia y ganaremos puntos que podremos emplear en mejorar nuestras capacidades, o aprender otras nuevas. Lo malo, es que a pesar del amplio campo de competencias que podemos aprender, solamente podremos utilizar tres a la vez. Pero no os preocupéis porque BioWare también ha pensado en este factor y así tendremos varios perfiles o clases, que podremos modificar a nuestro gusto, y los cuales podremos cambiar con total libertad durante el transcurso del juego.

Así, encontramos las clases de Soldado, Adepto, Centinela, Vanguardia, Ingeniero, Infiltrado y Explorador, y en cada una de ellas podremos aplicar unas habilidades y utilizarlas en función de lo que requiera cada situación, ya sea de combate o de exploración.

mass effect andromeda 6

Y qué sería de un juego de este gran calibre sin un sistema de personalización. A rasgos generales, Mass Effect Andromeda, presenta un buen sistema de caracterización, y para no perder la costumbre sigue estando un tanto limitado. De esta forma, sólo podremos modificar la cara de nuestros protagonistas con unos rasgos predeterminados (que por cierto, si las modificamos, también cambiará la de nuestro hermano/hermana, así como la de nuestro padre). Lo que no podremos modificar será el cuerpo, limitando así nuestras posibilidades. Además, tenemos un sistema de crafteo de objetos, bien para mejorarlos, o bien para destruirlos y aprovechar sus materias primas, y como podéis imaginar, también podremos comerciar con todo tipo de materiales y objetos para seguir ampliando y mejorando nuestro inventario.

Trabajo en equipo…

Y después de gran parte del análisis dedicado al amplio y largo modo campaña, también tenemos que dedicarle unas palabras a su modo multijugador, que al igual que ocurrió en el último eslabón de la trilogía original (Mass Effect 3), no es ni mucho menos una modalidad característica del juego, pero es suficiente para alargar la vida del mismo, en caso de que lo hayamos exprimido al máximo.

Como ocurrió años atrás, por delante tenemos un modo multijugador de índole cooperativa, en el que podremos jugar hasta cuatro jugadores, en unas sesiones de supervivencia terminando con todos los enemigos que se nos interpongan en forma de oleadas, a lo largo de 10 rondas. Podremos elegir el tipo de dificultad que queramos que tengan nuestros enemigos, y conforme vayamos completando nuestros objetivos, iremos ganando puntos que podremos canjear en los ya clásicos paquetes de suministros. Estas cajas nos proporcionan de manera aleatoria, desde artículos que podremos utilizar en el juego, hasta nuevos personajes o armas que podremos equiparnos en las siguientes partidas.

mass effect andromeda 5

¿Qué tal se ve todo en la galaxia?

Y ya para finalizar, aunque no por ello menos importante, vamos a hablar del apartado técnico de Mass Effect Andromeda. Sin duda, el apartado gráfico de este juego ha sido objeto de polémica desde la salida del juego, destacando especialmente sus bugs y fallos visuales. Aportando nuestra visión más sincera nosotros pensamos que visualmente el juego es una maravilla. El diseño de todos y cada uno de los diferentes escenarios, texturas y detalles ha sido posible gracias al motor gráfico Frostbite (Viejo conocido de la saga Battlefield y ahora también utilizado en Fifa). Da gusto viajar a través de los diferentes planetas y en ocasiones nos hemos quedado literalmente parados contemplando lo que teníamos en nuestras pantallas, que junto con un gran sistema de reflejos e iluminación, aportan al título una calidad más que destacable.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y los peores presagios se han convertido en realidad, ya que lamentablemente tenemos que confirmar ciertos problemas de rendimiento (Al menos en la versión de PlayStation 4) donde nos hemos topado con numerosos bugs (la mayoría de ellos encontrados en las animaciones), así como desagradables bajadas de frames, por no hablar de ciertos rasgos faciales, demasiado pobres, que ensombrecen en alguna ocasión el desarrollo animado del título. Pensamos que este apartado debería de haberse trabajado más, ya que como os hemos comentado, los diálogos forman parte trascendental en Mass Effect Andromeda.

El apartado sonoro está protagonizado por un buen doblaje en inglés (con textos y subtitulos en castellano). La música que acompaña al juego está compuesta por John Paesano, compositor de la banda sonora de la serie de Daredevil o del Corredor del Laberinto entre otras películas. El hilo musical acompaña muy bien al juego y aporta buenas dosis de epicidad en algunas ocasiones.

mass effect andromeda 7

Mass Effect Andromeda es sin duda un viaje espacial, en el que se deberían embarcar todos los seguidores de la saga. Eso sí, ante todo, hay que tener en cuenta que no sigue los pasos de la trilogía que nos trajo las aventuras del comandante Shepard, pero que ofrece un lavado de cara a la franquicia, implementado novedades importantes tanto en su jugabilidad, como en su historia. No os equivoqueis, que tengamos delante un producto fresco, no quiere decir que sea mejor… únicamente lo hace diferente. Pensamos que el lavado de cara le ha venido bien a la franquicia, pero también creemos que hay muchos detalles por pulir, y que BioWare podría haber cuidado más algunas características, sobretodo en el apartado técnico. Aun así, el juego pasa con buena nota nuestro análisis y es un título muy adecuado para todo aquel fanático de la exploración y un contexto espacial futurístico y lejano, donde la ciencia ficción toma la batuta y los límites son insospechados. Esperemos que el universo Mass Effect siga evolucionando, trayendo nuevos planetas, nuevas posibilidades de exploración, y puliendo todos los defectos que hayamos podido encontrar en la gran Andromeda. Esperemos que la cuenta atrás, vuelva a iniciar su recorrido, para volver a despegar.
Hemos podido analizar Mass Effect Andromeda en su versión de PlayStation 4 gracias a una copia que nos ha proporcionado Electronic Arts.

Análisis de Mass Effect Andromeda – Empezar de cero en otra galaxia
5 (100%) 3 votes

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here