¿Qué es una fuente de alimentación?, ¿Cómo elegir la mejor para nuestro PC?

A menudo cuando se habla de PCs potentes, se mencionan partes como la gráfica, refrigeración o el procesador, por ejemplo. Sin embargo, poco se habla de una de las partes más importantes y de la que literalmente dependen el resto de componentes: La fuente de alimentación. Este elemento se encarga de suministrar energía de forma constante al resto de componentes y los periféricos conectados Sobra destacar la gran importancia de elegir una buena fuente de alimentación en el proceso de creación de un PC.

¿Cómo funciona una fuente de alimentación?

La fuente de alimentación es uno de los componentes más importantes de un PC, pues el resto de componentes del PC no podrían funcionar sin él. Es por esto que debemos prestar igual o más atención a la elección y disposición de este elemento para/en nuestro PC. De hecho, si escogemos una fuente de alimentación no adecuada al resto de componentes, estos últimos podrían sufrir y nuestro PC no rendirá igual.

La fuente de alimentación toma la electricidad de la red eléctrica y la reduce al resto de componentes del PC. Este proceso de reducción es un trabajo de administración para que cada componente reciba la energía eléctrica necesaria para funcionar en su justa medida. Este trabajo lo realiza a través de componentes como resistencias, transformadores, bobinas…

  • Proceso de transformación: Reduce la tensión eléctrica y la adapta a lo que necesita cada componente del PC.
  • Proceso de rectificación: Este proceso se ocupa que no se produzcan oscilaciones de voltaje. Esto permite que el voltaje se mantenga en la cifra ideal para no dañar los componentes.

Así funciona, pero… ¿Y la potencia?

Más importante que conocer cada pequeño elemento del funcionamiento de una fuente de alimentación es conocer la potencia en vatios (Watts) que puede administrar, pues de este factor depende que el resto de componentes reciban la carga justa para funcionar de la que hemos hablado. De no ser así, nuestro PC sufrirá recalentamientos y un rendimiento inferior, que a su vez se traducirá en un rápido desgaste de los componentes. A grandes rasgos, la fuente de alimentación podría catalogarse como el corazón del PC.

Por regla general, a mayor potencia (mayor cantidad de vatios) podremos instalar componentes más potentes, que precisan de una potencia superior. Los componentes de los PCs gaming punteros son ejemplos claros. Para PCs con componentes superiores se suele recomendar fuentes de alimentación de 800W o 1000W. 

Por otro lado, si nuestro uso va a ser menos extremo, aunque sea para el diseño gráfico o el gaming, podríamos optar por potencias como 450W y 500W. Os ponemos un ejemplo de un PC medio:

  • Tarjeta gráfica: Desde los 30W hasta los +300W.
  • Placa base: 30-40W
  • Almacenamiento (discos duros, SSD…): Alrededor de 25W/unidad.
  • Ranuras de PCI o PCIe (sin gráfica): Según qué pongamos.
  • USBs, memorias RAM, ventiladores y sucedáneos: Entre 1 y 5W.

¿Cómo elegir mi fuente de alimentación ideal?

Anteriormente hemos señalado que debemos tener en cuenta el resto de componentes que vamos a integrar, porque todos irán conectado mediante cables a una caja metálica con muchos conectores diseñados para estos dispositivos. Existen varios tipos de fuentes de alimentación, pero a día de hoy todas las modernas cumplen con los estándares ATX. Podemos clasificar las fuentes de alimentación por tamaño y eficiencia:

  • Tamaño: Existen una gran variedad de fuentes en esta categoría. Nosotros nos centraremos en las principales y en el último punto especificaremos otros modelos.
    • ATX: Tamaño estándar actual con unas dimensiones de 150 x 150 x 86 mm, aunque actualmente se consideran ATX estándar cualquier longitud, siempre que se respete el alto de 86 mm y el ancho de 150 mm.
    • SFX: El tamaño de este tipo es mucho más reducido y se utiliza en equipos SFF. Tienen unas dimensiones de 100 x 125 x 63,5 mm y necesitan un adaptador para en cajas ATX estándar. Tiene una versión SFX-L que es un poco más grande de 130 x 125 x 63,5 mm, permitiendo acoplar un ventilador
    • Otras: Flex-ATX, TFX, WTX o AMD GES.
  • Eficiencia: En este caso los fabricantes deben certificar que sus fuentes cuentan con el equivalente a 80Plus: Bronze. El organismo 80 Plus clasifica este tipo de fuentes como os mostramos en la siguiente captura que hemos tomado de Wikipedia.

Basándonos en todo lo que os hemos contado, podéis elegir la fuente ideal para vuestro PC. Para cerrar esta publicación os ofrecemos una lista con las mejores fuentes de alimentación del momento.

Media

Alta

Pro

Esta gama está pensada para ordenadores que no tienen los últimos componentes del mercado. No recomendamos usar las fuentes que vamos a exponer en ordenadores de gama altaEstas fuentes de alimentación están pensadas para ordenadores de gama alta y jugadores exigentes. Os presentamos las mejores en relación con su calidad/precioEsta sección es la de los habanos. Hablamos de palabras mayores. En esta sección tenemos marcas que ofrecen fuentes de alimentación para PC superiores y que van a soportar una actividad extrema
Seasonic M12II y S12GCorsair Vengeancebe Quiet! Dark Power Pro
Thermaltake ToughpowerCorsair TX-MCooler Master MasterWatt Maker
EVGA GS, G1 y G3Seasonic SnowSilent SeriesSeasonic PRIME
Cooler Master MWESeasonic X-Series / Platinum SeriesAntec HCP Platinum
Corsair VS y CXCorsair AXi/AX -HX/HXi – RMi/RMx – SFThermaltake Toughpower iRGB PLUS
Seasonic Focus Gold / Plus Gold / Plus PlatinumCorsair AXi

¡Y esto es todo sobre las fuentes de alimentación! Ya sabéis qué son, cómo funcionan y tenéis una gran variedad de ejemplo. Ahora os toca elegir a vosotros/as la fuente que más se adecúe a vuestro PC y cartera. Esperamos que os haya servido de ayuda. Si conocéis alguna otra fuente de alimentación que deba estar en la lista, mencionadla en comentarios.

Dejar un Comentario

Newsletter
Login
Loading...
Sign Up

Nuevo miembro no permitido

Loading...