Análisis de Outward – Un viaje diferente

Un explorador, un amplio mundo y un largo camino por delante. ¿Qué más necesitamos? Con esas características, Outward ya nos promete que el viaje que realicemos cada uno, será nuestro y de nadie más. Una travesía en la que será igual de duro vencer a un enemigo, así como la oscuridad de la noche. ¿Te atreves a acompañarnos? ¡Pues bienvenido a Aurai!

Nine Dots Studio, una pequeña desarrolladora de Quebec, nos propone en Outward una experiencia distinta a lo que estamos acostumbrados a jugar. Se trata de un RPG de mundo abierto que mezcla numerosas mecánicas relacionadas con el rol y la supervivencia, a la vez que añade un toque de fantasía medieval. Sin embargo, no se trata de un RPG al uso. Quizá por ello no atraiga a la gran mayoría de jugadores, pero tiene algunas propuestas interesantes que podrían llamarte la atención, sobre todo si te gustan este tipo de juegos de mundo abierto. ¿Quieres saber por qué? A continuación te contamos lo que nos ha parecido Outward.

Análisis de Outward: Un aventurero ordinario

Comenzamos de cero, en una isla desierta y rodeados de la naturaleza. Nuestro personaje es una persona corriente y no hay nada que le haga especial. No en un sentido negativo, sino que realmente nuestro protagonista es un ciudadano normal. No tiene poderes especiales, ni pertenece a la realeza, ni nada. Eso es lo que le hace diferente.

Poco a poco, descubrimos información sobre nuestro pasado, pagamos nuestras deudas pendientes y, llegados a cierto punto del juego, se nos dará a elegir entre varias facciones. Cualquiera de ellas es entretenida e igualmente válida, con su propia historia y sus misiones. Estas tareas nos harán recorrer de punta a punta el universo de Aurai. Prepárate, porque vas a tener que andar y mucho.

Una vez elijas tu camino y salgas a comerte el mundo, te toparás con multitud de enemigos distintos. El combate cuerpo a cuerpo no llega a ser del todo satisfactorio. Algunos movimientos son imprecisos y nos hacen sentir un poco torpes. Lo mismo ocurre con los ataques de los enemigos, que a veces te alcanzan y a veces no, haciendo sus acciones demasiado difíciles de predecir. En una fase más avanzada del juego aprenderemos hechizos, y los hay muy distintos a lo largo de nuestra aventura, algunos con efectos espectaculares. Son muy útiles, pero no están a nuestro alcance nada más empezar, así que puede que frustre a los más impacientes.

Lo bueno es que las ciudades son ricas en conocimiento, y sus habitantes nos proponen (a cambio de unas monedas, claro está) aprender nuevas habilidades y hechizos para defendernos de los peligros en el exterior.

La supervivencia es clave

Como en todo juego de supervivencia, tendremos que cubrir algunas necesidades básicas. Para comer, podemos hacer uso de un caldero, que nos servirá para preparar alimentos más elaborados en una hoguera, muy al estilo de Breath of the Wild. Si nos hacemos con una cantimplora, podemos llenarla de agua para que no nos quedemos sedientos en mitad de una expedición.

El sueño nos jugará una mala pasada si no descansamos de vez en cuando. Podemos llevar en nuestra mochila un petate improvisado o tienda de campaña para algún apuro. Y algo que me ha parecido muy curioso: no puedes dormir en cualquier sitio y de cualquier manera. Si duermes al sol, probablemente no llegues a contarlo, porque te dará una insolación. Si es de noche y no te haces una hoguera cerca, probablemente mueras de frío. Este tipo de detalles hacen de Outward una propuesta más realista e interesante.

Cuida tus estadísticas

Nuestro personaje puede pasar frío y calor dependiendo de muchos factores: el espacio en el que nos encontremos, de la hora del día, de la ropa que llevemos puesta… ¡No te olvides de coger el abrigo si sabes que te vas a ir a la montaña! Parece una tontería, pero son las típicas cosas que se nos olvidan… En Outward es imprescindible llevar la mochila cargada de provisiones.

La mochila, por cierto, es una herramienta de lo más útil. Aumenta el espacio de objetos que podemos llevar, pero a cambio entorpecerá un poco el movimiento de nuestro personaje a la hora de esquivar o rodar. Nos la podemos quitar en cualquier momento y dejarla en el suelo, que está muy bien para ganar agilidad en combate, pero ten cuidado porque también es fácil que nos la dejemos olvidada en un descuido.

Todas estas mecánicas de supervivencia cambiarán nuestras estadísticas a mejor o a peor de manera temporal, y lo podemos visualizar en la parte inferior izquierda de la pantalla. Si nos quedamos atascados en alguna pelea, podemos considerar ir bien descansados y con buenas provisiones para que las estadísticas sean un punto a favor en el combate.

El vasto mundo de Aurai

La exploración es lo más destacado de Outward. Su universo es enorme, y dentro de sus varios niveles de mundo abierto hay mazmorras, cuevas, y más ubicaciones que amplían su universo. Es bastante habitual que, durante nuestro viaje, veamos a lo lejos algo que nos llame la atención y nos pique la curiosidad de ir a ver qué es. Sin embargo, también es cierto que hay zonas menos densas y más solitarias, que quedan algo vacías sin ningún monstruo. Pero, oye, la soledad también tiene su aquel: nos invita a la reflexión y aporta a la madurez de nuestro viaje. Yo te recomiendo que juegues a Outward sin prisas para disfrutarlo más aún.

Lo malo es que las misiones más interesantes son las principales. Algunos NPCs nos darán misiones secundarias que podemos hacer o no, pero son escasas y más bien repetitivas. Tendrás que buscarlas por ti mismo, ya que no te va a aparecer el típico icono en el mapa que te indica dónde hay misiones disponibles.

La derrota no es el final

¿Qué pasa si nos quedamos sin vida? Digo quedarnos sin vida, porque en Outward no siempre mueres. Algunas veces nos capturarán los monstruos, otras nos raptarán ladrones, en otras nos rescatarán y nos llevarán a la ciudad… pueden pasar muchas cosas, y a veces puede que incluso saques provecho de la situación. Otras veces, te fastidiarán los planes. Recuerdo perfectamente cómo, después de estar media hora caminando, me ha derrotado un enemigo y me han llevado de vuelta al principio. Es frustrante, pero es parte de la experiencia, y en cierto modo ahora miro hacia atrás y lo veo como algo hasta divertido.

Por otro lado, hay veces que me han rescatado y me han otorgado una ventaja adicional permanente, así que morir no siempre implica algo negativo. Además, el juego no nos penalizará quitándonos objetos o dinero. En su lugar, nos penalizará haciéndonos perder tiempo, y por consiguiente perder la posibilidad de realizar con éxito algunas misiones.

Outward te hará pensar

Un aspecto importante que debes tener en cuenta sobre Outward es que no es un juego pensado para todos los jugadores. Es un RPG que te hará pensar, no se te va a dar nada ya hecho. Por ejemplo, los NPCs te van a dar indicaciones y las vas a tener que memorizar, porque el juego no te va a estar recordando a dónde tienes que ir en cada momento. De hecho, ni siquiera aparece nuestra ubicación en el mapa, sino que tendremos que orientarnos nosotros mismos tomando nuestro entorno como referencia.

Esto no considero que sea ni bueno ni malo, sino que depende de cada jugador valorar si esta forma de jugar te gusta o no. Si eres de los que prefiere que haya un indicador guiándote hasta tu objetivo, aquí probablemente te frustrarás; pero si eres de los que no te gusta que te den todo masticado, Outward te gustará. Y te aseguro que la sensación de recompensa es bastante mayor.

Gráficamente, Outward ha sido una verdadera sorpresa. La ambientación recuerda mucho a Skyrim o Dark Souls, y dejando de lado algunas animaciones que parecen un tanto rígidas, por lo demás presenta un apartado visual bastante bueno y agradable. Las ciudades son de lo más espectaculares, nos harán perdernos entre sus gentes, y al salir a campo abierto nos sumergimos en entornos muy dinámicos, llenos de color. Me gustaría destacar la iluminación que, por cierto, juega un papel muy importante en algunos espacios.

Outward

La interfaz, teniendo en cuenta todas las mecánicas que tiene el juego, resulta un poco abrumadora. Los controles tampoco ayudan, son demasiados y un poco liosos. Sin embargo, una vez llevas varias horas, te acostumbras y se hace menos pesado, pero la primera impresión que se lleva uno es un poco insatisfactoria.

Todo es mejor en compañía

Me ha gustado bastante el detalle de poder jugar en cooperativo con un amigo. No hay duda de que Outward es un juego que disfrutas mucho más si compartes la experiencia con alguien. Y, además, podemos jugar con una sola copia del juego a pantalla partida, algo que siempre se agradece. Lo cierto es que el reducido tamaño de la pantalla no me ha molestado mucho, pero recomiendo que, si jugáis con la pantalla partida, lo hagáis en una televisión grande y con la mayor resolución posible para que lo disfrutéis al máximo.

Outward

Cada jugador dispone de su propio inventario, así que nunca está de más pasarse la cantimplora por si uno de los dos tiene sed y al otro le queda un poco de agua. Y, si no te cabe algo en tu mochila, se lo puedes pasar a tu compañero si le queda sitio. Tenemos que cooperar si queremos sobrevivir.

La muerte no es la salida

Es cierto que yo tampoco es que sea muy habilidoso con los videojuegos, pero me ha dado la sensación de que Outward tiene una dificultad demasiado elevada. No se corta en hacer morir una y otra vez. De hecho, es posible que el número de enemigos que he derrotado sea inferior al número de veces que me han derrotado a mí. Lo bueno es que, como ya he comentado, no me he sentido especialmente castigado por perder, pero no deja de ser frustrante que los enemigos sean tan poderosos.

Muchas veces he preferido pasar corriendo para no tener un enfrentamiento con un monstruo por miedo a que me derrote con unos pocos golpes, y eso hace que la curva de dificultad sea todavía superior cuanto más progreses en el juego. También se puede evadir a los enemigos en sigilo, ¡pero no te olvides de apagar el farol! Las mazmorras son oscuras, así que muchas veces tendrás que valorar el sigilo en la oscuridad o el combate con algo más de luz.

Outward

No he experimentado muchos problemas de rendimiento, aunque algunas caídas de fps son notables cuando entras en las ciudades principales, pero no son importantes. Los bugs sí son algo más frecuentes pero, salvo un par de casos en los que mi personaje se ha quedado atascado, no he tenido ningún problema grave.

La música tiene un tono épico que me ha sorprendido bastante. Hay variedad para cada nivel de mundo abierto, lo cual es de agradecer, ya que aporta dinamismo a la experiencia. Outward viene con voces en inglés y textos en español. En un juego así es imprescindible que las indicaciones que nos aportan los NPCs estén bien señalizadas para que no nos perdamos en las misiones, y en ese sentido creo que la localización está bastante cuidada.

Outward

Un viaje interesante, pero no para todos

Outward no es un juego dirigido a todos los jugadores, pero eso no es algo negativo. Es un título que recuerda mucho a los RPG de antaño, y por eso está más enfocado a los que quieren revivir esa nostálgica experiencia más que para jugadores casuales. Los tiempos cambian y, por ello, es posible que algunos jugadores no lleguen a entender Outward del todo.

Hay que valorar que, a pesar de sus fallos, Outward tiene el valor de lanzar una propuesta diferente. No todos disfrutarán de él, pero estoy seguro de que muchos otros sí que encontrarán un universo interesante y enriquecedor, con varias horas de diversión por delante. Así que ¿a qué estás esperando para dar tus primeros pasos en el mundo de Aurai?

Outward

Hemos podido elaborar el análisis de Outward en PC gracias a una copia digital ofrecida por Koch Media.

Reseña
  • Outward
    7.5Valoración Final

    Outward es un RPG de mundo abierto con mecánicas de rol y supervivencia. Una propuesta diferente a lo que estamos acostumbrados pero que puede ser muy enriquecedora. Nuestro protagonista debe elegir su destino en una de las facciones en las que se divide el universo de Aurai. Las aventuras que le esperan no están a la altura de cualquier aventurero...

    • Historia
    • Jugabilidad
    • Gráficos
    • Sonido
CONCLUSIÓN
    • DESTACAMOS
      • Un amplio universo que explorar.
      • El apartado gráfico es destacable.
      • Compartir la experiencia en cooperativo.
    • A MEJORAR
      • El combate no convence del todo.
      • La interfaz es algo abrumadora.
      • Algún que otro bug molesto.
Dejar un Comentario

Newsletter
Login
Loading...
Sign Up

Nuevo miembro no permitido

Loading...