Mario Arroyo
Artículo escrito por Mario Arroyo
Sin videojuegos, la vida sería un error. Pulsando teclas, botones y joysticks desde que tengo uso de razón. Apasionado y analista de videojuegos en todas sus formas, colores y sabores.

Una vez más volvemos a recibir los mejores títulos del mercado para pasarles nuestro análisis, y hoy tenemos sobre la mesa el nuevo Warhammer 40.000: Dawn of War 3, la tercera entrega de la saga Dawn of War, que salió para PC, (a través de la plataforma Steam, y también en formato físico), el pasado 27 de abril de la mano de Relic Entertainment. Ya teníamos muchas ganas de ver que habían preparado sus creadores, y al fin ha llegado el momento, así que vamos a dejar de esperar, y entremos de lleno a conocer todas sus características… ¿Habrá merecido la pena la espera? Vamos a verlo.

El resurgir de una era

La saga Dawn of War está caracterizada por pertenecer al género de estrategia en tiempo real, específicamente para PC y que siempre ha estado bajo el control y desarrollo de Relic Entertainment. El primer título de esta franquicia llegó el pasado año 2004, el cual recibió tres expansiones en los años sucesivos. 5 años después de su salida, la saga volvería a escena en 2009 con la llegada de Dawn Of War 2, secuela del título original. Ahora, 9 años después de las aventuras de la segunda entrega, llega Dawn of War 3, juego que sin duda alguna ha creado un nivel de expectación bastante considerable entre todos los seguidores de la saga.

Dawn of war 3

Para empezar, vamos a centrarnos en el plato principal de nuestro menú de hoy y como no podía ser de otra manera, vamos a hablar del modo campaña de este Dawn of War 3. La primera característica destacable que presenta la historia, es que tendremos la oportunidad de controlar a los tres ejércitos que tenemos disponibles. Estas facciones, son viejas conocidas de la saga y son los Marines Espaciales, los Orkos y los Eldar. Si os dais cuenta, tenemos una facción menos que en Dawn of War 2, donde los Tiránidos también formaban parte de las batallas, aunque como bien recordaréis, solo podíamos controlar a los Marines. Este detalle no gustó a mucha gente, para que nos vamos a engañar, y los desarrolladores del juego, han aprendido de sus errores del pasado, creando un modo campaña adecuado para que juguemos con las tres razas que éste presenta.

De esta manera, sería conveniente hablar acerca de las características de los diferentes ejércitos, por si alguien no está familiarizado con los clásicos personajes de la saga Dawn of War. En primer lugar encontramos a los míticos Marines Espaciales, que en este caso van a estar comandados por el legendario comandante Gabriel Angelos (líder de los Cuervos Sangrientos, como muchos recordaréis). Los Marines Espaciales son seres humanos que han sido modificados genéticamente, los cuales tienen el objetivo de proteger a la raza humana de cualquier amenaza galáctica. Sus unidades de élite destacan por la sencillez de manejo.

A continuación tenemos que hablar de los Orkos, liderados por Gorguzt. Éstos son muy conocidos debido a su ácido carácter, y a su peculiar forma de hablar ceceando siempre que pueden. Una de las características principales que tienen estos personajes, es que son capaces de sacar beneficio de la recolección de chatarra o restos que hayan quedado de localizaciones en ruinas o de vehículos destrozados. Gracias a esta chatarra, los Orkos son capaces de mejorar sus tropas o incluso invocar a unidades más poderosas válidas para hacer frente a los otros ejércitos.

Vídeoanálisis

Por último, tenemos las tropas de los Eldar, que son concretamente los últimos supervivientes de la civilización que dominaba la galaxia antes de que estallara la guerra. Cabe decir, que sus ejércitos son los más avanzados en cuanto a materiales y recursos se refiere, y son capaces de utilizar la magia en su propio beneficio. Pero evidentemente, no va a ser todo un camino de rosas, y al mismo tiempo, la dificultad de su manejo se incrementa, debido a los diferentes factores que hay que tener en cuenta a lo largo de todo su control.

Cada uno de estos ejércitos, está apoyado por Unidades de Élite, las cuales son más potentes que las unidades estándar. Su forma de despliegue, difiere del de las unidades convencionales, y cada vez que esto ocurre, consumen un número determinado de puntos de élite. Normalmente, estas facciones están disponibles en la parte izquierda de la pantalla, y pueden lanzarse en cualquier parte del mapa para apoyar a los ejércitos, cuando sea necesario.

Cabe destacar, que estos pelotones de élite, tienen una serie de habilidades únicas, que los diferencian del resto de escuadrones. Tanto es así, que las habilidades pasivas están activas continuamente y no sólo ofrecen una mejora a las unidades de élite, sino también, al resto de compañeros. Las habilidades activas hay que activarlas, valga la redundancia, y potencian el ataque y la defensa de las tropas. Por último, debemos destacar que estas tropas de élite, tienen la capacidad de regenerar su salud automáticamente, cada vez que se encuentran cerca de una base aliada.

Dawn of war 3, 1

En la variedad está el gusto

Hechas todas las presentaciones, las tres civilizaciones van a parar al planeta Acheron, donde se ha descubierto un nueva arma muy poderosa y destructiva. De esta manera, las tres razas luchan para dominar su control, cada una con sus fortalezas y debilidades. Como hemos explicado, los Marines Espaciales son la facción más sencilla de controlar y presentan ciertas habilidades como por ejemplo el uso de ciertas armas especiales como por ejemplo granadas o lanzacohetes.

Por otro lado, los Orkos son un ejército muy similar al de los Marines Espaciales, pero éstos son más agresivos y sus armas, aunque potentes, son un tanto inestables. Además, la peculiaridad de utilizar la chatarra espacial a su favor, es una característica muy útil para poder mejorar a sus tropas. Por último los Eldar, son el ejército más vulnerable de los tres, pero se valen de ciertas habilidades y materiales que son clave para su supervivencia. Así podremos disfrutar de escudos de regeneración de salud, así como de su rápida velocidad, al igual que de sus opciones de teletransportarse a diferentes puntos de los escenarios.

El modo campaña de Dawn of War 3 se va desarrollando así, mientras vamos utilizando a sus tres ejércitos hasta llegar a su punto y final, después de unas 15 o 16 horas de juego, hasta completar las 17 misiones que integra. La dinámica y planteamiento del modo campaña, es sencillo a la par que ameno, centrado principalmente en la gestión de recursos y en la toma y defensa de puntos de control. Los objetivos distribuidos a lo largo de las diferentes misiones, invitan al jugador a no perder el interés en el juego, algo que, junto con el argumento un tanto predecible, nos brindarán varias horas de entretenimiento.

Sencillo pero eficaz

No penséis que toda la acción de Dawn of War 3 se queda aquí, pues como cabe esperar, también cuenta con un modo multijugador, y de hecho, es una de las grandes bazas del nuevo juego de Relic, aunque pensamos que, de momento, es ligeramente escaso. Su sistema nervioso es bastante sencillo y resulta familiar para los jugadores asiduos al género estratégico. Así, damos a parar con una modalidad en la que los jugadores se enfrentarán con diferentes opciones de 1vs1, 2vs2 o incluso 3vs3, en unos mapas de tamaño considerable para que la acción pueda desarrollarse de una manera óptima.

De momento, solo hay un modo de juego disponible, en el que las principales misiones serán la defensa de un núcleo de energía, y la destrucción del núcleo enemigo, sin perder de vista nuestros recursos para el fortalecimiento de un ejército sólido. Para conseguir la victoria, la dinámica será siempre la misma. En primer lugar, acabar con un generador de escudos del enemigo para vapulear sus defensas, en segundo lugar destruir una torreta que será la pesadilla de muchos si no sabemos distribuir bien a nuestras tropas por el campo de batalla, y por último, el núcleo de energía.

Dawn of war 3, 2

Si somos jugadores poco habituados a este tipo de juegos, os recomendamos crear partidas y configurarlas para jugar contra la IA, como si de un modo escaramuza se tratase, para practicar esta dinámica y planificar nuestras estrategias de combate. De esta forma, cuando nos enfrentemos a jugadores reales, ya tendremos una cierta experiencia para saber cómo actuar en todo momento. Sinceramente, nos gustaría ver algún modo más, e imaginamos que al igual que los otros dos juegos de la saga, éste Dawn of War 3 recibirá algún tipo de contenido descargable en el futuro, por lo que habrá que esperar, y mientras tanto disfrutar del contenido actual.

Pinta y colorea

Alejándonos de la faceta juzgable, vamos a hablar del apartado de personalización visual del juego, que sin duda alguna, ha mejorado sustancialmente en relación a Dawn of War 2. Así, podremos caracterizar todas y cada una de las unidades disponibles del título, además de sus vehículos. El juego, cuenta con una amplia paleta de colores entre los que podremos elegir para modificar el color principal, el secundario, y hasta incluso el de los detalles más insignificantes de nuestras tropas. La opción de poder cambiar también el aspecto de los vehículos es un detalle que nos ha parecido más acertado y que será del agrado de los jugadores más exigentes en relación al apartado personalizable.

Cabe destacar que conforme vayamos jugando, y subiendo nuestros puntos de experiencia iremos desbloqueando ciertas skins para nuestras tropas de élite, que podremos equiparnos para utilizarlas tanto en el modo campaña, como en el modo multijugador. De esta forma, podremos determinar el nivel de veteranía de los diferentes enemigos a los que nos encontremos.

El universo es maravilloso

Y qué sería de la saga Dawn of War sin su universo tan único y característico, que solo Relic es capaz de crear. La verdad es que, personalmente, el juego goza de una calidad visual más que destacable. Para empezar, debemos hablar de los escenarios. Lo primero que nos llama la atención sin ninguna duda es la naturaleza vertical de los mapas. ¿Qué quiere decir esto? Que los entornos poseen varias alturas en las que podremos desarrollar los combates, y a los que poder llevar a nuestros héroes y tropas. Más de una vez nos hemos quedado paralizados contemplando el vasto tamaño de las alturas que presentan algunas edificaciones y murallas.

Este aspecto, además de aportar mayor profundidad visual al escenario, cosa que pensamos que en un juego de estrategia es importante, aunque sea un factor secundario, proporciona muchas más posibilidades jugables a la hora de posicionar a nuestras tropas, así como elaborar estrategias de ataque y de defensa.

Dawn of War 3

Gráficamente, el juego goza de unos acabados magníficos y pensamos que es uno de los mejores del género de estrategia, reflejando en la pantalla un sinfín de animaciones, recursos y efectos de iluminación que rara vez hemos visto en otros títulos. Sonoramente, Dawn of War 3 es una delicia para los oídos, fundamentándose en unas pistas musicales de lo más adecuadas para cada una de las escenas del juego, así como un gran abanico de efectos sonoros que nos sumergen todavía más en el universo que Relic Entertainment ha creado para nosotros.

Resaltando las líneas generales del juego, pensamos que Dawn of War 3 ha venido para quedarse, y elevar un escalón más a la saga de Relic y como no, al universo de Warhammer 40.000. Si bien es cierto que el modo campaña tiene un aire un tanto genérico y no innova en cuanto a la consecución de objetivos se refiere, tenemos por delante un completo modo en el que conocer e interactuar con las tres facciones disponibles, es una característica que sin duda alguna encantará a los jugadores de la saga. El título, se completa con un modo multijugador un tanto básico, pero que sobra para llenar de entretenimiento las horas de sus jugadores. Aun así, esperamos que en las próximas actualizaciones y expansiones, el juego disfrute de más modos de juego, así como de nuevas horas del modo historia. Gráficamente, Dawn of War 3 sorprende en muchos de sus aspectos, aunque después de nueve años de silencio, sinceramente, esperábamos algo más. De esta manera, si sois jugadores asiduos al género estratégico, este es vuestro juego, y si no lo sois, es una grandísima oportunidad para conocer el universo de Dawn of War.

Análisis de Dawn of War 3 – Tres ejércitos, un destino
¿Qué te ha parecido el artículo?

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here