Clara Pavía
Artículo escrito por Clara Pavía
Periodismo y Comunicación Audiovisual y Multimedia. Cine, viajar, literatura, poesía, videojuegos, música, fotografía y arte en general.

La nuestra es una época en la que todo es controlado y analizado, en muchas ocasiones, hasta la crueldad más impensable. Este es el escenario sobre el que aterriza Agents of Mayhem, un título cuyo único objetivo es ofrecer una experiencia divertida a través de una fórmula pasada de moda.

Agents of Mayhem es un videojuego de acción y aventura perteneciente al género de mundo abierto. Desarrollado por Volition y distribuido por Deep Silver, se encuentra disponible desde el pasado día 18 de agosto para PC, PlayStation 4 y Xbox One.

“Guilty pleasure” se traduce como “placer culpable” y hace referencia a todo aquello que nos gusta, pero que nos da vergüenza reconocer que sea así. Fue mientras veía Las Brujas de Eastwick (1987), una disparatada adaptación de la novela de John Updike con Jack Nicholson, Michelle Pfeiffer y Susan Sarandon, cuando me vino a la cabeza este término. La película es mala, pero aún así me divertía. Es un “guilty pleasure”. Con Agents of Mayhem pasa un poco lo mismo. Es un título al que podemos sacarle innumerables fallos pero, a pesar de ello, es increíblemente divertido. Volition ha dirigido todos sus esfuerzos para conseguir esa sensación en el jugador y así lo ha logrado.

Fortune-n-Glory_FINAL-web

Bienvenidos a Seoul

La amenaza del Dr. Babylon se cierne sobre lo que simula una versión futurista de Seoul, Korea del Sur. Bajo una estética que mezcla esos dibujos que veíamos los sábados por las mañanas y las películas de superhéroes, los multi-culturales Agents of Mayhem, luchan contra Legion para evitar que lleve a cabo sus planes. Este es el pretexto bajo el que comenzamos el juego. Encarnamos a diferentes agentes, cada uno con sus aspiraciones y motivos propios, para poner fin a una gran amenaza.

La historia principal es narrada a través de cinemáticas con estética cartoon, que sirven para ponernos en situación antes de cada misión principal. Estas funcionan muy bien a la hora de introducir los segmentos clave y diferentes agentes. Y las dispares nacionalidades de cada agente suponen un punto a sumar en esta época en la que comienza a visibilizarse esa igualdad entre culturas y procedencias. Sin embargo, en cuanto al trasfondo de los personajes algunos logran sacarte una sonrisa, mientras que otros parecen una caricatura exagerada, en ocasiones hasta molesta. En las introducciones iniciales se explica coherentemente los motivos por los que han decido unirse a Agents of Mayhem, pero las interacciones y frases sueltas durante las misiones dejan mucho que desear. Los diálogos parecen construidos a partir de una broma o chiste, de forma que las intervenciones den lugar a esa frase subliminal final que no llega a hacer gracia.

Heredero espiritual

Si habéis jugado Saints Row 4, el último gran juego de Volition, ya conocéis las mecánicas básicas de Agents of Mayhem. Acción continua en tercera persona,utilización de diferentes armas y habilidades especiales para derribar a docenas de enemigos (o incluso ciudadanos si se quiere, lo cual es un poco raro pues se supone que encarnamos a héroes).

La diferencia principal reside en que ahora controlamos un escuadrón de 3 agentes. Cada uno de los 12 agentes disponibles tiene sus propias habilidades, armamento y estilo de lucha.  El intercambio entre ellos es inmediato y hacer un buen combo significa obtener ventaja ante ciertas situaciones. Por ejemplo, la composición de Hardtrack (fuerza explosiva a corto alcance), Fortune (pistolas dobles y gran capacidad para aturdir al enemigo) y Scheherazade (teletransportación y golpes letales con espada) es una de mis preferidas.agents-of-mayhem

El combate se resuelve en disparar a todo lo que se venga utilizando por el camino las habilidades especiales de los personajes para causar más daño o infligir efectos de estado a los enemigos. Este es probablemente el elemento más importante del gameplay y, por lo tanto, también en el que se hace más inciso. Son muchas las opciones desbloqueables en cuanto a accesorios y tecnologías. La tecnología Gremlin y Legion permiten incrementar el poder de algunas habilidades y desbloquear otras nuevas, variando las estadísticas de nuestro personaje y ayudando a definir el papel que deseamos que tome en el escuadrón. Algunos agentes tienden a ocupar arquetipos similares, pero las especializaciones ayudan a hacerlos viables en diferentes formas. Son varias las veces en que me he parado a pensar qué tipo de combinación y ajustes funcionarían mejor para la misión que estaba a punto de comenzar.

Un día en la ciudad

Que sea un título de mundo abierto tiene sus pros y sus contras. Las misiones están esparcidas por diferentes puntos de la ciudad. Principales, secundarias, especiales… Todas ellas caóticamente situadas sobre un mapa que peca de no ser lo suficientemente grande. Nos movemos hacia la misión que queramos realizar (andando o en coche), la activamos y comienzan las instrucciones. Es una fórmula habitual en juegos de mundo de abierto. Sin embargo, al tratarse de un mapa pequeño, tras unas cuantas horas de juego, comenzará a resultar repetitivo. Pasaremos una y otra vez por la misma zona.

Si bien no es el caso de las misiones principales, listadas por capítulos y que gozan de enfrentamientos a jefes finales y una narrativa interesante y diferente en cada ocasión, las misiones Agents-of-Mayhem-secundarias son muy similares entre ellas, repitiéndose localizaciones y argumentos muy parecidos. Hordas de enemigos a vencer, hackear el punto, más hordas de enemigos, vuelve a hackear, todavía más hordas de enemigos y listo. Misión completada.

A pesar de ello, la estética del mundo en el que nos encontramos es muy bonita y limpia. Resulta atractiva para los ojos. Se trata de un juego que nace a partir de la última generación tecnológica y que realmente marca una diferencia visual que lo separa de todos los trabajos anteriores de Volition.

Un  auténtico desafío

La relación que  Agents of Mayhem establece con la dificultad resulta enormemente divertida. Las misiones podemos seleccionarlas desde la propia ciudad o a partir del Ark, la base de operaciones de la agencia. Cuando lo hacemos desde el Ark, tenemos la opción de escoger entre diferentes niveles de dificultad. A medida que avanzamos en la historia, el propio juego nos recomienda niveles superiores, pero siempre está abierta la posibilidad de enfrentarnos a un desafío mayor o de disminuir el nivel si nos sentimos abrumados. Lo cierto es que a niveles superiores, las misiones suponen un verdadero desafío. Y esto ayuda a lidiar con alguno de los aspectos repetitivos que mencionaba en el párrafo anterior.

Otro aspecto interesante a comentar es que, debido la posibilidad de cambiar entre personajes, cuando un agente este bajo de salud no recibimos ningún tipo de advertencia. Por esto, es necesario mantener constantemente la vista fija en la barra de salud. Si uno de los personajes cae, deberemos cambiar rápidamente a otro del equipo. Para poder revivirlos es necesario un objeto especial que sueltan muy de vez en cuando los enemigos abatidos, por lo que siempre es recomendable cambiar de agente cuando uno esté bajo de salud. Este detalle mínimo funciona en más de una ocasión como un subidón de adrenalina durante las alocadas batallas.

Agents-of-Mayhem_puregaming_3

Conclusión

Agents of Mayhem es de esos juegos que, a pesar de no ser redondos y tener multitud de pequeño fallos, funcionan. Con lo que parece una constante referencia a G.I. Joe y el toque de humor sello Volition, el título resulta tremendamente divertido. Ofrece el caos de Saints Row, pero el guion es más contenido. Vemos caos y multitud de chistes fallidos, todo con la intención transmitir ese deseado tono cómico. Por momentos el juego resulta repetitivo, es mundo abierto pequeño y las misiones no son demasiado originales. Pero el caso es que la mayor parte del tiempo, Volition consigue que te olvides de todo eso y te sumerjas en un gameplay divertidísimo, fluido y adictivo. Las opciones de personalización de los personajes, las diferentes combinaciones para el escuadrón, todas las mejoras desbloqueables… Todo eso sumado a la preciosa y colorida estética cartoon crean un tono desenfado que permite disfrutar de la experiencia.

La versión analizada es la de PC.

Podéis comprar el juego a través de la web oficial de GamersGate

 

 

Análisis de Agents of Mayhem – Un divertido “guilty pleasure”
5 (100%) 2 votes

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here