Hoy os traemos otra de nuestras reviews. Ya sabéis que siempre buscamos probar los mejores productos gaming del mercado, para ofreceros una opinión fundada y así facilitaros la elección del periférico gaming que más se adecue a vuestras necesidades.  Aunque el teclado mecánico Excalibur que vamos a analizar hoy no es una novedad de la marca Tesoro, no queríamos dejar pasar la oportunidad de probarlo. Para los que no lo sepáis, Tesoro es una marca muy puntera en EEUU (su país de origen) y también en Rusia. Así que ya os podéis hacer una idea de la calidad de sus productos.  Está disponible  con dos switches Kaihl  Brown y  Red.

Tesoro Excalibur

 

 

Como siempre primero vamos a ver los detalles de su packaging. La caja es de color morado y negro, son los dos colores que suele usar Tesoro en todos sus productos.  Lo principal en el frontal es la foto del producto, junto con el nombre Excalibur y la marca, que nos remite a la mítica espada del rey Arturo. En la parte trasera encontramos un texto en varios idiomas, donde podemos leer sus principales características. También arriba tenemos un esquema con sus funciones más destacadas y una pequeña guía de cómo activarlas. Además, incluye un pequeño manual de usuario, como de costumbre.

 

A simple vista se aprecia que Tesoro no ha querido arriesgar mucho en el diseño de este teclado. Es muy sobrio, con líneas muy depuradas y una estética minimalista. ¿La razón de esto? Quieren llegar a un público más adulto, que puedan combinar el uso del teclado con sus dos funciones: como teclado de escritorio habitual para los momentos más serios, pero con funciones gaming para cuando cae la noche y sacáis vuestro lado gamer. Es un teclado compacto, tiene unas medidas de 444x206x44mm y un peso algo más aparatoso, de 1,5kg.Que este dato no os afecte de forma negativa, es señal de que está fabricado con buenos materiales y unos switches internos duraderos. Si fuese un teclado mecánico muy ligero, algo no cuadra.

Tesoro Excalibur

 

Para ajustar la altura del teclado dispone de unas patas retráctiles dedicadas a que su uso sea más cómodo. Y si preferís usarlo sin las patas, Tesoro  lo ha dotado de unas gomas que permitirá que vuestro teclado no se mueva durante su uso.

 

Este teclado está pensado para personas que busquen un teclado que le dure muchos años. Como diría mi abuela “es muy sufrido”. No sólo por sus acabados, pensados para no desgastarse con el tiempo, sino también por los mecanismos de las teclas, que le darán una vida útil que no puede compatir con la de ningún otro teclado gaming. El fabricante le estima un uso de más de 50 millones de pulsaciones.

 

Como ya os adelantábamos, el Excalibur de Tesoro está disponible con switch Kailh Brown o Red. Ambos son ideales para jugar, pero sobre el tacto ya va en cuestión de gustos. El switch Kahil Brown se suele usar más para personas que quieren darle al teclado un uso, mixto entre la escritura rápida y el gaming. El mecanismo red está más extendidos para un uso Gaming. Ambos tienen una fuerza de activación de 45G, pero su principal diferencia es que el marrón es como más “táctil” y tarda un poquito más en volver a su posición tras la pulsación. Si yo tuviera que elegir, me gusta más el tacto del Brown porque me resulta más sensible.

 

En cualquier caso, como teclado mecánico que es, el Excalibur os una mayor eficacia en la pulsación y una durabilidad sin competencia, algo fundamental a la hora de jugar, porque ya sabréis que una pulsación fallida puede significar la derrota

 

Y como buen teclado gaming dispone de 5 teclas dedicadas a los perfiles de usuario, para que podáis personalizarlas con vuestras macros, para que vuestro juego sea más fluido y los ataques más fáciles de efectuar. Y por supuesto gracias a su memoria interna de 512KB podréis almacenar hasta 300 macros o bien, 2000 pulsaciones de teclas en sus 5 perfiles.  Lo más cómodo de tener teclas dedicadas a esto, es que podemos cambiar de un perfil a otro en apenas unos segundos, lo cual agiliza vuestras rutinas en los juegos. Y no sólo eso, cada una de sus teclas es configurable. Aunque juguéis a muchos juegos con estas características tendréis más que suficiente.

 

No sé a vosotros, pero a mí me desquicia cuando en mitad de una partida pulso sin querer la tecla de Windows y me lleva al menú y me saca del juego. Para que esto no os pase el Excalibur incluye una función por la cual podéis activar el modo game (que desactiva la tecla de Windows) para vuestros momentos de juego. Y si volvemos a darle un uso a nivel usuario, con la tecla función combinada con Pause, volveremos al modo PC, quedando la tecla de Windows activa de nuevo.

 

Un teclado gaming debe reconocer todas las pulsaciones simultáneas, porque si no es así puede poner en riesgo nuestra victoria en el juego. Es por esto que el Excalibur incluye la función N-Key Rollover, que podréis activar o desactivar según os convenga. Podréis elegir entre activar 6 pulsaciones simultáneas o bien que todas las teclas presionadas simultáneamente sean reconocidas. Os vendrá genial para vuestras batallas más vertiginosas, donde unos ataques se juntan con otros y las pulsaciones tienen apenas unos milisegundos de diferencia. Además, gracias a sus 1000hz la eficiencia y rapidez de cada pulsación os llevará a otro nivel de competición.

Si, el Excalibur también incorpora teclas multimedia dedicadas. Dispone de 6 con las que silenciar el audio, subirlo, bajarlo o pasar de canción. Ya no tendréis que ir a buscar el volumen al ordenador mientras estáis en mitad de una partida haciéndoos perder tiempo. Tesoro siempre apuesta por dedicarle unas teclas para que nuestros momentos audiovisuales sean más cómodos.

¡Un teclado gaming sin luces no es lo mismo! No hay punto de comparación entre la ambientación que da una buena retroiluminación a nuestra mesa y un teclado que no lo tiene. Por supuesto, el Excalibur viene retroiluminado en un color azul muy intenso. La luz podemos controlarla directamente desde el teclado con la tecla función y el teclado numérico los números 8 y 2. Además podremos variar la intensidad de la misma, en un 20%, 50%, 100%, también disponemos de un modo parpadeante, o iluminación game en la que sólo se ilumina el WASD junto con los perfiles de usuario y otro más completo en el que se ilumina además de esto también los números.

 

Por último recordaros que es in teclado en Español, con lo que no perdemos nuestra querida letra Ñ. Se conecta a través de un cable USB con una longitud de cable de 1,5m.

 

Como punto a mejorar el cable podría haber estado trenzado y el conector chapado en oro Y en el tema de la iluminación, nos hubiese gustado el poder elegir entre varios colores. Aunque lo que no se puede negar es que es un teclado mecánico que os aguantará lo que le echéis.  Y la mala fama que tenemos los gamers de aporrear el teclado, y  de darles mala vida, no tendrá razón de ser, ya que con este teclado de Tesoro, el Excalibur, tendréis un periférico que os siga el ritmo durante muchos años.

 

Esperamos que os haya gustado la review. Os recordamos que también podéis seguirnos en nuestras redes sociales de Twitter, Facebook, Vine y Youtube. Os esperamos allí.

 

Aquí os dejamos el vídeo para que le echéis un ojo.

 

Teclado gaming Tesoro Excalibur
¿Qué te ha parecido el artículo?

1 Comentario

Deja un comentario